lunes, 8 de junio de 2009

Quise ser


No sé si era una niña macabra, pero cierto es que rondando los siete u ocho años quise ser criminóloga, investigar pruebas, sangre, arañazos y balas… Si, quería. Luego, con nueve o diez quise ser abogada penalista. Después de haber visto todas las películas de crímenes y asesinatos que mis padres me habían permitido, comencé con el género que en mi casa se denominó “de juicios”. Imagino que a base de ver tantas, creció mi extraña pasión por las salas, las togas, y quizás en esas películas los abogados penalistas no siempre salían bien parados, o tenían vidas personales patéticas… O simplemente mi ambición cada vez menos infantil se disparó, y pensé que un fiscal mandaba más que un penalista y se pringaba menos que un juez. Finalmente, a los doce años, acabó mi carrera letrada, y decidí que sería periodista.
Hoy en día me encamino a algo bien distinto, la profesión que yo no elegí, fue la que me eligió a mí, y quizás eso sea lo que más me impresione. Ha sido lo que más me ha llenado hacer y estudiar en mucho tiempo, ha sido donde más útil me he sentido, donde más llena he estado, y tiene un exponente que la potencia; he probado sinsabores, he encontrado gente totalmente opuesta a lo que se supone a estos profesionales, e incluso he comprobado lo duro que es encontrar zancadillas, y a pesar de ello y de ellos, no se me han quitado las ganas; sigo pensando que es lo mío.
Hace unas semanas, un amigo se debatía dura y opuestamente en su futuro profesional tirado en el césped a la orilla del Guadalquivir. Otro tirado le dijo que recordara su profesión primera, la que quería ser de niño, y esa sería la correcta. Yo comencé a contar mi pasión por la criminología y todos se reían. Entonces, hice un enorme esfuerzo de memoria, y recordé que antes de eso quise ser otra cosa: quise ser escritora. Me parece que tardé poco en abandonar esa idea, me dijeron que aquello no era una profesión, y sin embargo, desde entonces y hasta la fecha, nunca he dejado de escribir.

28 comentarios:

La verdad esta ahi fuera dijo...

Lo que son las cosas, yo de pequeño queria emular a mi padre y ser medico. A medida que iba creciendo fui desechando la idea. No era un estudiante muy brillante que digamos.

De siempre me fascinaron los equipos electronicos y eso que termino llamandose con el paso del tiempo las nuevas tecnologias.
Que cosas, la mayoria de mis trabajos han tenido mucho que ver con esto.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

No dejes de hacerlo que ya lo eres, una gran escritora.

Besos

Sibelius dijo...

Prueba empírica del caos:
Mis padres soñaban con que fuera médico, estudié los 5 años de FP de Electricidad, hice el COU nocturno en Letras mixtas sacando maravillosas notas en literatura, arte, historia y filosofía, siempre fui un negado en ciencias, mi deseo iba por la literatura, la historia... y desde hace veinte años me gano la vida como administrativo y haciendo más números que Einstein. Cést la vie

Ana Asuero dijo...

Estoy con Juan. No dejes de hacerlo!

Necio Hutopo dijo...

"e incluso he comprobado lo duro que es encontrar zancadillas, y a pesar de ello y de ellos, no se me han quitado las ganas; sigo pensando que es lo mío".

vale, lo tuyo es viajar en metro... No lo comprendo ni lo comparto, pero es respetable

La gata Roma dijo...

Buenas tardes, aunque la tarde pinta lluvia, que eso es lo que la haría buena del todo…

Vaya Amarguro, a muchos niños les encanta lo de querer ser médico, o seguir el trabajo de sus padres.. A mí ni lo uno ni lo otro…
Hombre Luz, no creas, ni escritora ni grande, pero no voy a dejar de escribir, total, no podría…
Bueno Sibelius, yo aún me asombro de mi pequeña trayectoria, y miedo me dá donde acabaré… Quien sabe, lo mismo acabo llevando toga por otros medios…
Muchas gracias Ana, total, lo mismo a fuerza de escribir algún día me gusta totalmente algo de lo que sale…
Que va Mario, no es por destrozarte el chiste, pero la única línea de metro que hay en mi ciudad me pilla lejos, casi dos buses de distancia…

Kisses a todos

Amaya dijo...

Ser escritora no es una profesión, gata, es un modo de vida
Aunque supongo que ya te diste cuenta de ello , tú, que llevas toda la vida escribiendo..
Con todo, lo ideal es, si se puede, hacer del modo de vida una profesión, es la mejor manera de hacer lo que te gusta y que encima te paguen.

Mil besos Gata roma, hermana en el desorden

sevillana dijo...

Yo de pequeña quise ser tantas y tantas cosas que ya ni me acuerdo y ahora de mayor me estoy preparando para algo que me gusta y si todo con el tiempo sale bien colgaría por fin los auriculares del teléfono.
Besitos

M. Andréu dijo...

Como me has cogido en brazos de Morfeo no me he dado cuenta de felicitarte por lo de esta tarde. Enhorabuena. Sabes que nos tendrás que ayudar cuando llegue el día.
Miles de kisses.

dijo...

Yo recuerdo que hubo una época en la que quise ser astronauta. Después bajé de las nubes y pensé en dedicarme a la música, hasta que decidí empezar periodismo. Como a ti, siempre me gustó escribir. Hoy no me arrepiento y creo que lo importante, tú lo has dicho, es sentirte parte de algo con lo que te identificas y que en cierta forma te hace feliz. Esperemos que siga siendo así por mucho tiempo. Suerte y besos.

Aïcha dijo...

Yo de pequeña quería ser cirugana o forense, quizás motivada por las series policiacas, pero luego la rama sanitaria fue cambiandose hasta la rama de investigacion y desde los 8 años tenía muy claro a lo que me quería dedicar en la vida. Aunque tambien quisé ser escritora, sueño aniquilado durante un largo periodo de tiempo que retomé, más pausadamente y con los pies en la tierra, al crear mi blog.
Sin duda escribir es de las mejores cosas que se peuden ahcer.

Moe de Triana dijo...

Yo de chico quise ser astronauta miarma, pero me subía en un taburete y me entraba la fatiguita de la muerte, así que no pudo ser...

Y aquí me tienes despachando servessa y friendo pimientos mientras cuento mil pamplinas desde un rincón de Triana...

Aunque ahora que lo pienso, no está tan malamente la cosa, peor es estar montao en un cohete con cara de sieso.


Te dediques a lo que te dediques, nuuuuunca dejes de escribir, que aunque a veces no te llegue a entender, cuando te entiendo me lo paso de arte leyéndote.

¡Saludasso al canto!

Ludwig Constantine dijo...

Lo mío con el periodismo es que fue una vocación temprana. La pena es que se me acabó en algún punto entre 2º y 3º de carrera. Tendría que haber estudiado magisterio, que son menos años y hay (aún) más mujeres.

La gata Roma dijo...

Como siempre, algo de demora pero… aquí ando; han sido días algo ocupados y…

Amaya, que lleve mucho tiempo no quiere decir que sepa mucho del tema, aunque es cierto lo de que es como un modo de vida.
Sevillana, espero que todo vaya muy bien y puedas colgarlos al fin.
M. Andréu, tranquilo, tampoco era un acto muy solemne o importante… era la excusa para un cachondeo… En realidad espero que ni tarde ni temprano necesites de mi ayuda, señal de que todo va bien…
T, lo has expresado muy bien con eso de sentirse parte de algo; el ser humano y su sentimiento, o necesidad de pertenencia…
Ciertamente Aicha, con el blog nos quitamos el mono de escribir muchos a los que nos gusta esto.
Moe, yo te imagino con la escafandra y me da la risa… Pero vamos, mejor en la tasca, no te digo yo que no…
Ludwig, pues si fue en esa época… Lo mismo te quitó las ganas esa asignatura indescriptible Teoría de la información, que quita las ganas de muchas cosas… y quien sabe, lo mismo la vocación vuelve…


Kisses

Du Guesclin dijo...

Pues yo no me acuerdo qué quería ser de pequeño. Es triste, pero cierto... Eso si, lo que nunca he querido estudiar es nada relacionado con la medicina... que miedo...

Como dice Moe, haz lo que quieras pero por favot, nunca dejes de escribir.

Saludos.

Ego dijo...

Yo sigo queriendo ser criminóloga. Cada Septiembre, cuando se abre el plazo en la Universidad... se me vuelve a pasar por la cabeza.
Escritora soy desde que medio tengo uso de razón. Cuasi inédita, pero soy.

Mi madre, en cambio, sostiene que yo siempre quise ser pintora y maestra.

Tú eres artista.

Un (b)eso

RELATO DEL PRESENTE dijo...

Si usted supiera que me acaba de hacer leer un breve resumen de mi vida profesional...(sólo que verídico, en mi caso)

El asunto es que yo no terminé siendo escritor.

Si me hubiera quedado con lo que quería ser de chiquito, en este momento estaría dando misa...ríanse si quieren, pero sí, quería ser cura. Gracias a Dios, no seguí ese camino.

Es que las hormonas en la adolescencia me avivaron de qué significaba celibato...

Xiada María dijo...

Yo quise ser bombera y nada de nada. Quede en pesrsona del montón.

Besos

Letizia dijo...

Yo siempre quise ser princesita y lo conseguí gracias a que mi Felipín se enamoró de mí.

Besos de Princesa

mariapahn dijo...

Realmente has conseguido ser lo que querías, eres escritora; que no ganes dinero como para mantenerte (por ahora) será cuestión de muchos y subjetivos valores, a veces demasiado ajenos a ti misma...
¡Qué puedo decirte yo que quise ser química o arqueóloga como primera profesión!pues que al final me decanté por la segunda, que era maestra y hoy, con treintaytantos, no sé bien qué quiero ser...
Ser artista me tienta y aunque ya lo soy, tal vez algún día me paguen por ello.

Besos bambina!!!!

mariapahn dijo...

p.d: se me olvidaba...también quise ser "jipi" y , tú sabes, trasnochada...pero algo tengo...jajaja

Doritos Ad Challenge dijo...

AHI QUE SER LO QUERAMOS SER, PORQUE ES MEJOR SER UN LIMPIA BOTA, PERO SER EL MEJOR DE TODO Y QUE AMES TU OCUPACION, QUE SER UN EJECUTIVO MEDIOGRE

El callejón de los negros dijo...

¡Quise ser! ¡¡no!!! ¡FUÍSTE! ERES....


Y como la tarde o lo que sea va de confidencias.... yo quise ser en una primitiva instancia... geógrafo.... y quería irme a estudiar a París porque allí me dijo alguien que era donde sin ser militar se podía estudiar... y durante un tiempo me lo creí... especialmente lo que algun día iría a París....

Saludos
Antonio

dama dijo...

A mi me ocurrió mas o menos lo mismo, siempre escribía, diarios, cuentos, historias, pensamientos... y hacía casitas con cajas de zapatos. Si alguien me dejaba por unos días una caja de un frigorífico en la terraza de mis padres, no había niña más feliz, me metía dentro y me construía una especie de casita, con su ventana y todo, y allí pasaba horas en completa soledad oyendo el cachondeito de mi hermana. Quizás ya estaba formándome, solitaria y arquitecta frustrada. Al menos durante muchos años solucioné en mi trabajo los problemas y el espacio de las casas de muchos y ahora, cosas de la vida, que ya no tengo ese trabajo, me encuentro escribiendo lo que todavía me cuesta pensar que llegará a llamarse novela.

Esto es toda una entrada, querida gata, y yo creo que en tí hay una escritora, lo creo firmemente.

La gata Roma dijo...

Bueno, ahora que al fin me pongo a responder lo mismo incluso un día de estos me da por actualizar…

Du Guesclin, lo mismo de pequeño usted quería ser General o algo que implicara caballos ¿no? Y tranquilos tasqueros y militares, no creo que pueda dejar de juntar letras; gracias por lo que dices.
Ego, mil gracias por lo de artista, de verdad, no sabes como me ha llenado… Lo mismo acabas siendo criminóloga, lo mismo yo acabo siendo asesina y nos volvemos a encontrar… quien sabe…
Relato, me ha recordado lo que también quise ser, y es aún peor. Yo no quería ser monja, eso era poco para mí… ¡yo quería ser Santa! Creo que alguna vez lo conté. Se me fue la cosa cuando me regalaron Vidas de Santos y cada noche leía la que correspondía a ese día… Todas torturadas, mártires.. terrible, pasaba miedo y perdí mis aspiraciones de santidad…
Xiada María, es interesante lo de bombera, aunque creo que hay cierto mito alrededor…
Letizia, las hay con suerte si señor, no por participar en ese estamento obsoleto y opresor que a mi modesto entender es la monarquía, no, no, no… lo digo por hacer el sueño realidad…
María, ciertamente serás lo que quieras ser, incluso alumna a tus treinta y tantos… Lo de artista, hippy y trasnochada iba bien… Y yo que pensé que comentabas porque te unías a la IS Celebration… ains.. a ver si hacemos otra…
Doritos, te doy toda la razón.
Antonio, a mí que todo eso me suena a un tocayo tuyo que acabó siendo piloto y un día que se le estropeó la avioneta encontró a un niño raro y… no digo más porque el que quiera saber que compre un libro… El Principito concretamente…

Dama, una coincidencia más, la pasión por las cajas. Ppocas veces habré sido tan feliz como cuando cambiamos la tele… Tubimos la caja de la tele más de cinco meses en casa… que grandes recuerdos, sola o con mi hermano. Y casualmente hoy me quedé mirando el frigorífico, porque mi madre quiere cambiarlo, y pensé en la caja del nuevo… Lo malo es que como te retiran el antiguo suelen llevárselo en la caja y eso acaba con la diversión para mí… Muchas gracias por tus palabras, de verdad, sabes que viniendo de ti…

Kisses

Ladrón_De_Versos dijo...

Yo quise ser futbolista... a los 19años comencé a sentir ganas de escribir, a los 20 quería ser ajedrecista, a los 21 filósofo y ahora que tengo 28 ser humano.

Saludos!

Ladrón_De_Versos dijo...

El caso es que practico ajedrez, escribo de vez en cuando y filosofo siempre que puedo... quizás estas cosas me hagan más humano.

Me acuerdo de Parménides y la problemática metafísica del ser... ¿Ser algo? ¿trabajo o vocación? Más bien es hacer que ser.

Anónimo dijo...

Pues yo, que tuve la suerte de tenerte como alumna unos meses, creo que puedes ser lo que quieras, que debes ser lo que quieras. Un fuerte abrazo,
Salud.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...