lunes, 14 de febrero de 2011

Amor cultural


La profesora de Antropología le ha destrozado el día de hoy a más de uno y una. En la primera clase, a quemarropa, ha puesto el ejemplo de los matrimonios de conveniencia en la India. La gente se ha escandalizado. Un día como hoy, en que todo el mundo se quiere y lo manifiesta de la forma más hortera posible, va esta mujer y dice abiertamente a sesenta personas que estos matrimonios son más duraderos que nuestros supuestos matrimonios por amor; todo un descaro… Yo me reía, por supuesto. No sé como ha derivado exactamente la cosa, sé que alguien planteó al aire la pregunta: ¿Nos está diciendo que el amor no existe? A lo que la profesora, con algo de timidez, viendo la que se le iba a venir encima dijo: Si… pero solo dentro de tu cultura…
Por supuesto esto cada uno se lo ha tomado como ha querido, algunos dudando, otros pensando que su cultura es la mejor del mundo mundial, imagino que animadas por esa novedosa pizza en forma de corazón a precio módico. Quizás lo mejor ha sido cuando la profesora matizó que el amor en todas las culturas tiene un denominador común, la conveniencia, el interés… Ella evidentemente no hablaba de cosas mundanas como el dinero o las posesiones materiales, hablaba antropológicamente de algo realmente importante; la supervivencia, la unión para ser más fuertes como persona, como grupo o dentro de este. Ahí se han quedado algunas muy tocadas, quizás con demasiado desconcierto, o con la pizza indigestada antes de poder pedirla. Yo seguía muy divertida y muy de acuerdo con todo lo que esa mujer espetaba desde su tarima, aún algo recelosa de que pudieran saltarle encima con furia por contarles todo ese incomprensible manojo de teorías que les estaban haciendo plantearse demasiados aspectos complicados un 14 de Febrero. La cuestión de que cualquier tipo de relación finalmente es de conveniencia pues todas buscan lo mismo que indiqué antes, la supervivencia, ha sido una afrenta para una gran mayoría, que enfadadas argumentaban que ellas no eran interesadas, desconociendo quizás que todos llevamos dentro un ser primitivo que igual que se siente atraído por personas que aparentemente solo le gustan y que instintivamente a su cerebro primitivo le parecen más idóneas para reproducirse con ellas, todos llevamos en el interior un ser que lucha por sobrevivir, uniéndose a seres y grupos que lo ayuden. Ciertamente si nunca has leído nada sobre esto, imagino que es chocante, ya que se tarda en comprender que una cosa no quita la otra, y pese a que nuestro sentimiento de amor sea un estímulo biológico aderezado por nuestra cultura, no deja de ser bonito. La propia profesora ha tenido que confesar al final que ella evidentemente se ha enamorado en su vida, y que lo está, y que espera seguirlo estando, lo que no quita que conserve una visión antropológica de todo el asunto. Creo que esto último calmó los ánimos, apaciguó los desacuerdos y reajustó las mentes a la pizza de esta noche.
Yo por mi parte me quedé igual que estaba, sin dudar que los matrimonios de conveniencia de la India puedan ser más duraderos que otros. Al fin y al cabo la convivencia imagino que en muchos casos fomentará algunos sentimientos, y puede que incluso la falta de los mismos sea una ventaja; puede que al tener menos sentimientos, más difícil es que estos se confronten… o tal vez no. Sinceramente los matrimonios de conveniencia no me parecen tan lejanos como para escandalizarse por ellos, y habría disfrutado si hubiéramos analizado el comercial día de hoy desde un punto de vista antropológico, aunque se hubiera cabreado gran parte del personal, sospecho…
Pero llegó un pequeño remate en la siguiente clase, más relacionada incluso con el carácter del día de hoy; Introducción a la Economía. El profesor, que goza de un humor muy particular, como si supiera lo que había pasado antes, quería hacer una representación gráfica, y no se le ha ocurrido otro binomio que amor y dinero. A medida que el segundo aumentaba crecía el primero. Muchos han vuelto a mosquearse, pero el profesor ha dicho que es su gráfica y cuantifica los valores que él quiere… Humor económico lo llamarán… Lo dicho, hoy a más de uno y una, le han dado el día…

16 comentarios:

Zapateiro dijo...

Esta entrada tiene todo el sentido del mundo para aquéllos que sabemos de tu pacto de 'matrimonio de conveniencia'. Entonces no habrá quien nos pare con las cucharillas de plata y los tocinos de cielo :D

La chica que nadie saca a bailar dijo...

Nada que decir, cursé antropología el cuatrimestre pasado. Mala experiencia con los antropologos.
Un saludo!

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pues yo podría estar de acuerdo con tus dos profesores.
Me alegra poderte leerte aunque sea de muy tarde en tarde.
Un beso

eres_mi_cruz dijo...

la palabra familia...
¿le sonará de algo a la antropóloga?...

y el economato ese...
creo que lo llamó amor cuando quiso decir sexo...

oye, y esto dónde ha sido... ¿en la universidad?...
jodeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer...

eres_mi_cruz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rebeca dijo...

Yo tampoco me escandalizo, además no hace falta irse tan lejos como a la India, sólo hay que pensar en la durabilidad de los matrimonios actuales y los de antes, nuestra cultura (la de nuestros abuelos..) hacía que una persona que empezaba a salir con alguien tuviera que establecer fuertes lazos de compromiso y se quedara para toda la vida, no se trataba de amor, si no de una cosa seria que hacía que con las mujeres no se pudiera jugar, había que establecer responsabilidades.
Hoy en día, creemos en el amor, queremos sentirlo, palparlo, pero lo cierto, es que eso es efímero, los sentimientos se atenuan y al final, muchos siguen unidos por conveniencia, y si no queremos creer que es así, es que tenemos un velo muy grande ante los ojos.
No quiero decir que no haya gente que no se quiera toda la vida, sólo que el pricinpio del amor es el egoísmo y la supervivencia, tal y como esta configurada la sociedad, funcionamos mejor en pareja.

La gata Roma dijo...

Claro Zapateiro, soy una persona realista y evolucionada, jajaja mi fin en la vida es acabar ya sabes como así que por el camino tengo que buscar quien me compre mi astracán rancio…
Igualmente pienso que a veces formalizar estas cosas solo es eso, formalismo, mira tú y tu hecho, jejejeje
Seguís siendo de las parejas más guays que conozco, con y sin papeles.

Chica que baila sola, bienvenida. A mí me está tentando la antropología, la verdad, me gusta el análisis del mundo que hacen, más que el de otras ciencias.

Rafael, yo espero dejarme ver y comentar con más frecuencia, jejeje promesas que me incumplo yo sola… Y sí, yo realmente también estoy de acuerdo con ellos.

Si Falserío, pero en la Olavide, los posmodernos somos de la UPO, la US ya se nos quedó rancia, la búsqueda de la europa de “plechiglá” te lleva a la carretera de Utrera, como su equipo… Y realmente, antropológicamente la familia es un sistema de individuos con lazos familiares que egoístamente permanecen juntos para subsistir en la sociedad. Sigue siendo una implícita conveniencia, somos más fuertes juntos que separados, y la familia no es la excepción. Le iba a decir que en la COPE tendrán otras teorías, pero no, mire a los Ruíz-Mateos, un clarísimo ejemplo de lo que digo…
Rebeca, totalmente de acuerdo. No entendí porqué la gente se escandalizaba, cuando además del ejemplo de los abuelos, ellas mismas quieren presumir del coche tuneado del novio y los regalos horteras y caros que se hacen por Navidad y similares, eso también implica cierta conveniencia. Y lo de estar solos también lo comentó la profesora, es mucho más complicado vivir hoy día como soltero, son más gastos, socialmente está aún algo extrañamente contemplado…
También creo que existe el amor y gente que se quiere, pero es estúpido negar lo contrario, igual que es absurdo omitir que nuestro ser primitivo hace por instinto determinadas cosas.

Kisses a todos

eres_mi_cruz dijo...

el posmodernismo murió afortunadamente en los 90...
en Andalucía fue secuestrado y degenerando degenerando, se transformó en la actual Junta de Andalucía... el último y más ultraconservador reducto de la posmodernidad...

a lo mejor la antropología puede explicarme cómo el ser humano llega hasta el extremo de agacharse a coger la mierda de su perro... muy interesante...
sólo espero que no me cuenten que el sufrimiento de la madre de un drogadicto lleva implícito el instinto de supervivencia... la enfermedad de un hijo, la vejez de unos padres... cosas así no se llevan por conveniencia...
la antropología calla... habla la Naturaleza...

La gata Roma dijo...

Jajajajaja, la perpetuación de nuestra saga, nuestra estirpe, y el deterioro de ella,, debilitando así nuestro grupo, es la que nos destroza el alma…
Ahora en serio, a mí la Antropología me divierte mucho, evidentemente soy muy sentimental para tenerla en mente todo el tiempo, pero explica porqué las mujeres somalíes me odiaban….

Lo de la mierda del perro es interesante. En parte creo que nace del sistema ciudadano que nuestro grupo creó, con determinadas normas para mantener “la paz social”. Por otro lado, hemos desarrollado en nuestra civilización un cierto desprecio por la mierda. La mierda en otras culturas es adorada, sirve para el fuego, para hacer adobe y construir lindas chozas. Nosotros no, odiamos la mierda, queremos hacer como que no existe, como José Coronado en su célebre anuncio. Por eso, el perro, que no va vestido de blanco como José Coronado, no necesita yogures y no “Tiene problemas para… ir…” necesita la ayuda de su dueño, un interesado que a cambio de cierta autosatisfacción de lametazos al llegar a casa, le recoge la mierda, por esto, y por la paz social, cosa con la que estoy de acuerdo. En pos de la paz social debemos atizar con un palo sucio a todo el cabronazo que no recoja la mierda del perro. Como consejo, dos variables:

Busquen una civilización donde la mierda esté bien valorada y exíliense

Un gato, viene enseñado, caja de arena y punto, Mercadona ha creado arena de gato perfumada por lo que me han contado, así que la mierda queda bien oculta y aromatizada.

En fin, creo que estoy ya postulándome para una camisa de fuerza…

eres_mi_cruz dijo...

a la antropología le pasa como a la historia, que siempre llega con medio siglo de retraso...

el problema es que ya vivimos en una sociedad donde la mierda está bien valorada... sólo tienes que ver la parrilla de televisión y sus índices de audiencia... puntúa lo zafio, lo morboso, lo violento, las princesas de barrio...
si te mandan a la mierda, enciende la televisión...

en fin, que de tanto estudiarnos cual manada nos están convirtiendo en la mayor de todas... de la sociedad a la manada... la antropología es un negocio muy rentable... a bote pronto me vienen a la cabeza las gomitas esas de colores que los niños se ponen de pulsera... las silly bandz (el nombre no puede ser más concluyente)... ¡ahí un tío sacándole partido a la manada, connñio ya!...

Zapateiro dijo...

Jooooooooo, me has emocionado.

Gracias.

impresiones de una tortuga dijo...

Pués a mí, esa teoria me parece interesante, no entraré en polémicas, pero la veo muy válida. UN abrazo y bienvenida.
P.D.Supongo que te encuentras mejor ¿no?.

Lunática (R.) dijo...

¡Que guay!
¿Qué estudias?
¡Qué divertido!
Por cierto, muy buenas tardes :D

La gata Roma dijo...

Eres mi cruz, a mí me sigue molando la Antropología, más que la Sociología, la Psicología del desarrollo y resto de asignaturas, aunque no más que Derecho… Nuestra sociedad acepta la mierda si viene en papel rosa brillante, con gritos y peleas, claro.

Zapat, por un momento creí que te había emocionado la conversación de mierda con el arquitecto, luego caí que era por el comentario, jejejeje

Tortuga, yo creo que no es incompatible con querer a tu familia. Bueno, no estoy bien, ando en temas legales y aún sin rehabilitación, aunque sí estoy mejor que en tiempos…

Lunática, bienvenida. Estudio Trabajo Social y tengo un compendio de asignaturas variadas y algo curiosas….

Kisses a todos

impresiones de una tortuga dijo...

Sigue luchando por tus derechos y procura hacer pronto la rehabilitación, es importante.
Me alegro que estés mejor.
Un beso enorme.

La gata Roma dijo...

Muchas gracias por visitarme siempre y por tus ánimos Tortuga.
Sigo adelante aunque a veces cueste.
Un abrazo enorme

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...