miércoles, 19 de noviembre de 2008

El peso de un recuerdo


Me habían hablado de él mucho y bien. Me habían contado que vendría como voluntario al taller ocupacional cada mañana, pero yo aún no lo conocía.
Andaba yo en mis cosas, seguramente con algún contrato, cuando entró y se acercó a mi mesa. Se presentó y yo hice lo mismo. Le comenté que me habían hablado de él, y estuvimos charlando un rato. Me preguntó por mis prácticas, por mi “profesión”, hablamos de muchas cosas. Le ayudé a entenderse con la máquina de café y cuando ya se iba, al torcer la esquina se quedó quieto y me dijo:
- Eres muy simpática, y me has caido muy bien, de verdad – yo le agradecí sus palabras pero el continuó – lo malo es que tal vez mañana no me acuerde bien de ti, así que no te extrañes si vuelvo a preguntarte algo de lo que hemos hablado hoy, o si no recuerdo bien quien eres… -
No pude evitar soltar una carcajada, él también rió. Le dije que no pasaba nada, que no se lo tendría en cuenta y que le recordaría quien era las veces que hiciera falta. No es el primer usuario que conozco con esta afectación pero si es el primero que me hace esta advertencia. Su memoria a corto plazo no está bien, y a no ser que el hecho se repita o sea muy importante, su cerebro no lo retiene.
Día a día, personas como él me enseñan cosas, a nivel profesional y personal. Consiguen que repare en lo insignificante y lo cotidiano, porque a pesar de mi mala cabeza, o de mi memoria selectiva, ahora valoro “el peso de un recuerdo”.

44 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Gata creo que es de lo mejor que te he leído, pero no vayas a borrar el resto que te conozco.

Tienes buen corazón para ayudar a todos los que se van a acercar por ahí y creo que te va a aportar mucho y tu como eres tan generosa nos lo harás llegar tan bien como lo has hecho ahora.

Me has recordado a los peces que por lo visto, como sabrás, tienen memoria de no se cuantos segundos.

Puedes preparar unas hojas donde cuentes lo que hablaste el día anterior porque si no te veo todos los días explicándole lo mismo al muchacho.

Un beso volador.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es muy bonito lo que cuentas linda gatita. Como tú dices, además un detallazo por parte del chico. No todos sabemos aceptar nuestras limitaciones. Esa además es una bonita forma, de no hacerse pesado.

Besicos guapa.

Zoe dijo...

Hace un tiempo vi una película que habla de este tema, de las personas que no consiguen recordar. Se llama Memento. El protagonista tenía que utilizar trucos para poder recordar a las personas y las situaciones que había vivido con respecto a ellas. Hacía fotografías y colocaba en ellas rápidamente el nombre de la persona y la impresión que le causaban. Cuando estaba a solas tenía que “estudiar” cada una de las fotografías para tratar de recordar lo que había sucedido. La película era un constante “flash-back” que transmitía la sensación que deben sentir estas personas.

Un saludo.

NICODEMO dijo...

Qué importante es hacer a alguien sentirse igual que los demás y no hacer distinciones aún cuando las haya. Tratar con naturalidad todo lo que se salga de 'nuestra normalidad' (qué pretencioso sería pensar que somos normales, que nosotros podríamos constituir el modelo o el canon de algo). Hay que intentar ayudar a los demás, pero sobre todo es importante hacerlo evitando hacerlo de forma condescendiente.
Muy bello lo que has escrito. Gracias Gata por hacernos pensar un poco en intentar ser un poco mejores.
Mil besos

Amaya dijo...

Lo importante no es recordar, sino vivir...Si mañana no se acuerda eso no podrá borrar el hecho de que hoy disfrutó de tu sonrisa y tu compañia...Trabajemos para hoy, ¿que digo para hoy? trabajamos para "ahora"..
Besos gata roma

América dijo...

Solo ante la carencia de una determinada facultad valoramos su calibre,estupenda entrada,donde con naturalidad nos muestras una limitacion que con la apropiada actitud de quien la padece y la nuestra,puede ser perfectamente llevadera,con generosidad nos das una lección por que no sabemos cuando podríamos pasar por una situación así,o cuando alguien muy querido podría sufrirla,esa o cualquier otra,la aceptación sin discriminar,la paciencia y comprensión son cualidades de deberíamos ejercitar con frecuencia....Y de alguna manera no los recuerda.

Zapateiro dijo...

Yo también valoro, cada vez más, el peso de los recuerdos y reclamo en aumento que mis padres me cuenten sus recuerdos para conocerlos y hacerlos un poco míos.

He visto a varias perosnas mayores, con toda una vida de recuerdos almacenados, perderlos progresivamente por culpa del alzéhimer y es duro. Ahora la madre de una amiga padece esta enfermedad y su familia trata con un amor cada minuto del día con ella que te hace pensar.

Al menos tu conocido la pierde a corto plazo, no la pierde para siempre.

¡Qué duro! ¡Cuánto trabajo e queda a la ciencia! Y aún muchos se oponen a su avance, ¡valientes trogloditas!

Un beso. Por cierto, gracias por estas entradas.

Juanma dijo...

Esta entrada es perfecta para decirte que eres, para mí, sencillamente maravillosa...
Un beso gordo.

Sherezade dijo...

Pues la acitud de él dice "mucho" de vos. Si se dió el tiempo de advertírtelo, es q seguramente sentirá a pérdida q el día de mañana no recuerde lo agradable q fué conocerte.

Hay una peli q me recomendó otro bloguero, se llama 50 primeras citas, y es algo similar a lo q decís por aquí, la memoria a corto plazo de la chica no va bien, y por tanto es un reto "diario" para el chico conseguir enamorarla cada día.

Y si, no tener recuerdos ha de ser durísimo, a veces nos aflige recordar dolores, pero q sería de nosotros sin el "TODO" de aquellos recuerdos???.

Un besote, me ha encantado lo q has contado...

Sergio dijo...

Memoria selectiva, fotográfica, capacidad de retención, recuerdos... Mucho se puede hablar de esto. Curiosa anécdota.

¡Un abrazo gata!

Anónimo dijo...

A mi estas pequeñas sabidurías de la vida, me emocionan... Lo que me hace desear: ojalá no se olvide de reir o sonreir...

Emotivamente precioso...

Un abrazo bien grandote.


Duermevela.

Aïcha dijo...

Me ha encantado gata. Me has dejado sin palabras, porque me ha resultado una escena tan común que es como si no hubiera reparado en ese detalle y me has hecho abrir los ojos. muchas gracias ^^

Juanlu dijo...

Bonita entrada, y una pena la de esa enfermedad , como dice un comentario lo bonito es vivir el día a día y vivir, pero también es triste no recordar el ayer.
Un saludo.

sevillana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sevillana dijo...

Despues de leer tu entrada y los comentarios, hoy gata prefiero no decir nada y tu sabes el por qué.
El día en que de verdad tenga fuerzas y me enfrente cara a cara con ello sin que se me salten las lágrimas, entonces lo escribiré
Besitos

El Jardinero del Kaos dijo...

te felicito, por todo: desde el titulo hasta la conclusion final.

muy emotivo.

besos

Me_llaman_coko dijo...

¡Qué importante es recordar las cosas que te suceden! Y lo digo yo, que me dicen cabeza loca.

Un beso

Doria dijo...

BUCAREST. La memoria perdida
Este es le titulo de la pelicula dedicada a Solé Turá y que el lunes 14 de enero pasado presentó Pascual Maragall en un homenaje al que fué uno de los Padres de nuestra Constitución.
Ahora que tanto se está haciendo por recuperar la MEMORIA, desde aquí quiero rendir mi modesto homenaje a esos dos grandes hombres que la han perdido para siempre: Adolfo Suarez y Jordi Solé Tura , con lo valiosos que serían para la sociedad española, sus recuerdos y vivencias.
Pero sobre todo, me descubro ante el gesto y el valor de Maragall, amenazado tambien de principio de Alzhéimer, y que en un gesto, hasta la fecha único,ha plantado cara a la enfermedad y ha decidido contar paso por paso, los acontecimientos que vaya padeciendo.
Con tu permiso, Gata, abusando de tu hospitalidad.Creo que será de vuestro interés el artículo de EL Periódico que a continuación reproduzco.
Saludos
Doria


La memoria de Jordi Solé Tura

1. • Un documental dirigido por su hijo periodista hace público que el exministro también sufre alzhéimer.
2. • Pasqual Maragall presidirá el estreno del filme en el CCCB.

CRISTINA SAVALL
BARCELONA

Mirar al pasado desde la mirada de un niño nacido en el exilio. Bucarest. La memòria perduda es el documental que abrirá el sentido homenaje a Jordi Solé Tura, que se celebrará el 14 de enero en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB). Su autor es Albert Solé, periodista e hijo del comprometido político de izquierdas encarcelado en la época franquista, voz de Radio Pirenaica, catedrático de Derecho, brillante intelectual, padre de la Constitución y, desde hace siete años, enfermo de alzhéimer.

Albert Solé recuerda que hay 800.000 familias que viven la misma situación en España. "Son dramas anónimos en los que el paisaje que se dibuja cada día es más complicado". La decisión de emprender el rodaje de Bucarest no fue fácil por la implicación emocional y el desgaste de la privacidad que conllevaba. "Rodaba un documental sobre la cotidianidad en una cárcel, y tras una conversación con dos trabajadoras sociales sobre cómo transcurrió nuestra infancia, me di cuenta de que desconocían lo que fue la clandestinidad".

Cuando tuvo la certeza de que su padre tenía vacíos sobre el pasado decidió que era el momento de recuperar la memoria. Pero lo que le motivó de verdad fue su hija Noa, que, a sus 5 años, no entiende cómo su abuelo se comporta como un niño pequeño. Albert quiere explicarle que ese hombre al que le cuesta abrocharse los zapatos ha tenido una vida intensa y rica. "Fue una persona que se la jugó. Se entregó a unos ideales que, acertados o no, fueron coherentes".

Mientras rodaba, Anny Bruset, su madre --"el guardián de los recuerdos de mi infancia", dice Solé--, testimonio clave del exilio en Francia y en Rumanía, sufrió una triple embolia, de la que tras cinco operaciones se ha recuperado admirablemente. "Paré el rodaje, pero al final decidí grabar una intervención por el valor simbólico que tenía: se está perdiendo la memoria". De sus recuerdos destaca lo que su exmarido le susurró cuando se le declaró en Dives-sur-Mer: "Haremos juntos la revolución y pequeños revolucionarios".

Para Albert Solé es vital que detrás de cada enfermo de alzhéimer se busque a la persona. "Por la reivindicación de la memoria, de la dignidad y del propio orgullo". Mantienen los registros que caracterizaban su personalidad antes de la pérdida de memoria. "El que es sociable, lo seguirá siendo; quien tenga sentido del humor, lo mantendrá, y el que es irritable, lo será más".

El alzhéimer saltó a primera página en octubre cuando Pasqual Maragall desveló que, a sus 66 años, lo padece. El político anunció su voluntad de luchar contra la enfermedad y colaborar para eliminar los tabús que la envuelven. "En ningún sitio está escrito que sea invencible", manifestó ese día. Él dedica estas fiestas a escribir uno de los discursos más difíciles que le ha reservado la vida. "Reivindicará el término alzhéimer, que se lleva con cierta vergüenza. Es lo que le pasaba al cáncer hace 20 años, que se guardaba dentro de casa", dice Solé.

Valora el mensaje de optimismo que transmite Maragall. "Pero no olvidemos la realidad: aún hay pocos mecanismos para afrontar esta enfermedad". El discurso del expresidente de la Generalitat será, según su opinión, duro, emotivo, pero necesario. "Se lo agradezco mucho. Maragall siempre ha sido una persona sensible y solidaria. Lo que va a hacer tiene un valor tremendo".

Solé Tura fue senador hasta la anterior legislatura. En diciembre del 2003, recibió la medalla de oro de la ciudad de Barcelona. Ese día improvisó un discurso emotivo en el que recordó a los presos políticos de la dictadura. Nadie percibió los síntomas de la enfermedad, quizá, opina su hijo, porque le acababan de detectar pérdida de audición en un oído. "Cuando desconectaba, esas extrañas ausencias que nunca había tenido, lo atribuíamos a la sordera".

El problema se hizo evidente en otra solemne intervención pública. La Universitat de Barcelona convocó pocos meses después un homenaje por su aportación a la Constitución. Asistió Felipe González. Ese día, al profesor que tantas lúcidas clases había impartido en esas aulas no le salían las palabras. Sus referencias sobre el sufragio universal y sobre el juego democrático apenas se entendían. "No le salía una palabra que había pronunciado millones de veces: constitución. Fue un sufrimiento. Ese día, por primera vez me vino a la cabeza el alzhéimer".

Los médicos confirmaron el temor. "A diferencia de Pasqual, que ha tenido un diagnóstico precoz, cuando mi padre lo supo ya no tenía consciencia sobre el cambio de vida que suponía afrontar la enfermedad". Hoy, reconoce a poca gente. Solo a personas muy cercanas, como Teresa Eulàlia Calzada, su actual esposa, exdiputada del PSUC y compañera de militancia, y Albert, su único hijo. A veces confunde sus nombres. Siempre le ha gustado el contacto con la gente. "Cuando alguien lo saluda por la calle responde abiertamente, con mucho cariño, aunque no identifique quién es el interlocutor. Eso lleva a engaños, porque responde con la misma efusión a un conocido que a quien se aproxima por primera vez".

Despersonalización

Nolasc Acarín, amigo de la familia, afamado neurólogo y compañero de muchas batallas, explica en uno de los momentos más emotivos del documental el futuro que les espera: "Se irá produciendo la despersonalización, una situación muy dramática, muy triste, muy dura, especialmente para los familiares. Evolucionará hasta no saber quién es, ni cuál es su historia. Perderá la memoria de su vida". En la misma toma, el médico pregunta a su paciente, señalando a Albert: "¿Quién es este joven?". "Mi hijo, que es espléndido", responde con orgullo Solé Tura. "¿Cómo se llama?". Duda y contesta: "Jordi". Acarín interviene: "¿Albert?". A lo que enseguida reacciona con un "sí". La conversación sigue con Teresa Eulàlia. "¿Cómo se llama tu mujer?" La observa con ternura y dice: "Uy, vete tú a saber, pero es mi mujer".

Bucarest. La memòria perduda revisita la época más ignorada y más comprometida de quien fuera el ministro de Cultura que logró la permanencia de la colección Thyssen en España. Para empezar Albert Solé tiene tres partidas de nacimiento --España, Hungría y Francia-- y ninguna es la verdadera. Nació en Bucarest, donde estaba la sede secreta de Radio Pirenaica, emisora antifranquista de la que su padre era locutor, y ahí empieza un gran filme.

El callejón de los negros dijo...

Breve pero intensa la entrada que para nada desordena el bello caos que le rodea.

Creo que tu protagonista, aún siendo un problema, goza de la suerte de reencontrarse cada mañana con alguien nuevo.

Gracias por tu esfuerzo para con los demás.

saludos,
Antonio

El callejón de los negros dijo...

donde dije 'siendo' quise decir 'teniendo', perdón, pero lo maravilloso de este idioma es que hay que hilar fino ....

un puñao..
Antonio

el aguaó dijo...

No nos damos cuenta de lo afortunado que somos al tener nuestra cabeza llena de recuerdos, como aquel desván lleno de cajas en el que se amacenan los momentos vividos.

Como dice nuestro amigo Antonio, es digno de agradecer que haya personas como tú, capaces de hacer este mundo más fácil a todos aquellos que lo tienen más difícil.

Un buen puñado de besos.

Dama dijo...

Un detalle muy emotivo el que nos cuentas. Es una pena, yo tengo tres cajas de recuerdos, volumen 1, 2 y 3, donde guardo de todo, sólo por el hecho de que me recuerde algo, y aparte, lo que tengo en mi memoria. Si algún día tuviera pequeñas ausencias como las que nos traes, sería horrible. Creo que recurriría a mis cajas y a mis fotos.
Un besazo, miau.

eres_mi_cruz dijo...

un amigo perdió a su mujer de una manera muy mala, diría que terrorífica...
jugaban nuestras hijas en el parque
y sin que viniera al caso me dijo:
lo peor es que es igualita que su madre...
me quedé en blanco.

Nebulina dijo...

Hay cosas que son increíbles..como la mente decide por si sola olvidar, la verdad, me apasionan los mecanismos cerebrales que producen estas cosas!
Un besazo!

La gata Roma dijo...

Ayer actualicé rápido, ando atropellada de cosas y muerta de sueño, pero me voy a enfrentar al reto de contestar, espero hacerlo con cierta… “calidad” por llamarlo de alguna manera.
Antes de nada, me gustaría aclarar algo que tal vez se pierde de la historia, puesto que me dejé llevar por la esencia y no aclaré cosas que tal vez ayuden a entender bien lo que trato de decir. Si alguno recuerda, hago mis prácticas en una fundación que ayudda a personas con daño cerebral adquirido, la mayoría por accidentes de tráfico. Ese es el caso de este chico; y al igual que muchos otros a sus treinta años anda conociéndose a si mismo. También conozco el caso del alzeimer, mucho y de muy cerca, casi desde dónde alcanza mi propia memoria; por eso puedo decir que son dos patologías muy duras y muy diferentes.

Bueno Juan, iba a borrarlo, pero es que no tengo tiempo… jejejeje. Lo de los papeles puede ser complejo; le hice en estos días la nemotecnia de que tengo nombre de coche y al fin hoy, cuando se iba ya se despidió llamándome por mi nombre. Por cierto, según creo, la de los peces son sólo tres segundos, además de un discazo del Serrano que se llama así, La memoria de los peces.
Nani, el chico es un encanto. Colabora en el taller ocupacional con usuarios que están mucho peor que él; comparte con ellos su afición por la pintura y algunas cosas más.
Zoe, bienvenido, estás en tu tejado. La peli la ví hace muchísimo, paradójicamente no la recuerdo bien, pero siempre me encantó esa palabra latina, memento, aunque en derecho sea una cosa menos poética. Por mi cumpleaños del año pasado un amigo me regaló una peli que también trataba del tema de los recuerdos, “Olvídate de mi”, muy recomendable.
Nicodemo, vuelves a tocar uno de mis temas favoritos; lo normal, que aún no sé lo que es. Conozco lo corriente, lo generalizado o situaciones normalizadas, pero así en rotundo, no sé lo que es normal y a veces juraría que no lo quiero saber. La condescendencia al final no ayuda; esto se relaciona con mi último comentario en su blog y no voy a volver a dejar el tocho ese aquí, así que le agradezco sus palabras.
Amaya, totalmente de acuerdo. Este chico tiene un carácter maravilloso, creo que viene dado por esto, porque vive ahora, y lo disfruta como si fuera algo único.
América, ciertamente es así, estas cosas pasan desapercibidas hasta que te las encuentras de cara. Muchas gracias por tus palabras.
Zapateiro, los recuerdos de los demás también conforman los nuestros. Ya comenté, es bastante diferente al alzeimer, este chico dice que a los treinta años se está conociendo a si mismo, investigando en su vida, lo que no es cosa baladí. lo de la investigación científica, si por algunos fuera aún estaríamos con sanguijuelas para las infecciones.
Juanma muchas gracias pero no es para tanto, una persona con sus cosas buenas y malas, como todos.
Sherezade, él ha aprendido a decir lo que siente, por si mas tarde no lo recuerda, lo hace muy a menudo según he podido ver.
Sergio, la verdad es que son cuestiones tan asombrosas que darían para muchos posts.
Duermevela, a mi me pasa igual; a veces salgo de allí con un subidón que nadie podría creerse.
Muchas gracias Aicha, de verdad; me alegro de que te gustara.
Juanlu, desde luego él vive al día, cada momento puede que no se vuelva a repetir, y lo sabe.
Sevillana, no era mi intención entristecerte. Sé que te recordó otras cosas, pero ya lo dije, es una cuestión diferente.
Muchas gracias jardinero, te juro que me acuerdo del enano.. ains… a ver si me pongo a la búsqueda de uno apropiado.
Coko, es que tú eres un pelín lástima, jajaja pero vamos, nada comparable.
Muchas gracias Doria, y desde luego tienes merecido lo de la Doriapedia, jajaja Ya lo comenté, también conozco esta enfermedad; de hecho, hablando de todo un poco, tengo una compañera de prácticas en un centro de día para enfermos de alzeimer, en el mismo complejo dónde estoy yo.
Muchas gracias Callejonero, aunque ya se va acordando de quien soy, cuando los recuerdos adquieren peso es otra cosa. De todas formas no hago nada extraordinario, al fin y al cabo es una profesión como ser abogado, fontanero o informático, no es de agradecer. El castellano tiene una riqueza que como tú dices, nos obliga a hilar fino, jejeje.
Aguaó, pues ya se lo dije al Callejonero, no es de agradecer. En cambio si tenemos que estar contentos por las cajas físicas y mentales que conservamos con claveles de la Feria, programas de conciertos y muchas cosas más…
Dama yo tengo una sólo de cartas y otra de recuerdos, que está llenísima y pide a gritos el volumen dos, jejeje. Pero vamos, mis bolsillos, mis cajones.. te puedes encontrar en todas partes mil cosas con las que intento atrapar el tiempo.
Eres_mi_cruz, la mente juega malas pasadas, a quien las padece y a quien lo escucha.
Nebulina, dentro de lo duro a mi también me impresiona y me parece apasionante; estudiando lo que estudias, imagino que será increíble la de procesos que llegarás a conocer.

Kisses miles a todos, gracias por estar siempre; es importante eso, al igual que el ser, aunque sea diferente, y es que la riqueza lingüística de los dos verbos es para mi mas amplia que el polivalente “to be”… y ya se me está desvariando el sentido a mi, jejeje pero como dice el Callejonero, nuestra lengua obliga a ello.

Du Guesclin dijo...

Lo que me fascina es la tranquilidad y la, no se como expresarlo, ¿entereza? con la que asume su problema y te lo advierte; tanta naturalidad asusta y además de admirable, es sintomática de una persona que conoce sus limitaciones. Ahora, que para llegar a eso.... Tremendo, no quiero ni pensarlo.

Saludos.

verdial dijo...

Que lección de humanidad por ambas partes. No todos somos capaces de reconocer nuestros "defectos", y no todos somos capaces de mostrar tanta comprensión con los que los tienen.

Un abrazo

El vecino del 4º dijo...

el texto tan real y duro con la vida misma...pero deja un sabor dulce tras leerlo...arsaaaaaaaa...pero qué duende tienes con las palabrasssssss... y esooooo que no me duermessssss... con tantas cosas en la cabezaaaaa...jejejjejeje...
besotes...va a tenéeee que dejá el caféeeee...

muassssss...

tu vecino del 4º

posdata: sube, pasa al pisín, acomódate, te prepararé un brebaje pal relax, si me das tiempo te toco algo de E. Satie al piano, aunque hace tiempo que no le doy... pero te vendrá bien....

misántropo dijo...

Al igual que otros tantos tu post me ha traido a la memoria películas, una era la de "Memento" y otra la española "Sé quien eres" (que trataba del sindrome de Korsakoff en una interesante intriga). He descubierto que era adicto al cine pues recuerdo haber visto todos los titulos que se han mencionado.
Aunque sufra problemas de memoria ha tenido el placer (que otros no gozamos) de conocerte.... y me niego a creer que pueda borrar ese recuerdo.

Beso (pelín envidioso)

Maria Muffin dijo...

Debe ser difícil vivir olvidando momentos divertidos como ese, más que difícil triste, la vida esta llena de momentos, y a veces, por desgracia esos no se repiten.

Da mucho que pensar...

Un beso

Necio Hutopo dijo...

Y bueno, el comentario de mal gusto que se impone es uno un poco ciinéfilo... Supongo habras visto (o, por lo menos, oido hablar de) "Memento", no?

Ego dijo...

Quizás la amnesia sea la única forma posible de felicidad.
La canción 'Recuerda', de El Chivi, explica algo parecido.
Un (beso)

La gata Roma dijo...

La verdad mi General es que es un tío muy coherente con todo, y es envidiable como se toma las cosas.
Gracias Verdial, aunque en realidad yo estoy ahí para eso, y sabía lo que me podía encontrar, tomarlo con naturalidad es lo más lógico y fácil.
Como te tome la palabra Vecino ni tú ni el piano os libráis de mi. No quiero echarle la culpa al café de no dormir. Yo no duermo, el me ayuda a estar despierta.
Misántropo, gracias pero que esajerado; conocerme no se podría equiparar a un placer, aunque él ya, tras unos días, se acuerda de mi.
Bueno Muffin, desde mi mesa en forma de L veo muchas cosas, y la mayoría tienen un trasfondo triste, pero lo que los rodea es bello.
La ví Mario, pero la he borrado casi íntegramente de mi recuerdo… no sé, memoria selectiva.
Bueno Ego, tal vez no tan rotundo pero si es cierto que él parece feliz disfrutando cada momento.

Kisses miles a todos

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Tal vez ese sea el secreto de quedarse solo con lo importante, con lo bueno, rechazando todo lo superfluo, lo innecesario.

Pero es tan triste comenzar una y otra vez de cero..

Con casos como estos, creo que nos damos cuenta de que nuestros sufrimientos muchas veces son poco serios. A veces superfluos, a veces sobredimensionados como globos que hinchamos, elevamos y luego pinchamos...

Gata muy bueno¡¡

_angela_ dijo...

Te pasan cosas asombrosas nieta, y muchas más que te quedan por vivir...
Un beso.

Me_llaman_coko dijo...

Esta tarde me he vuelto a acordar de este muchacho viendo una peli de Ricardo Darín, creo que era el hijo de la novia o algo así. Ya la había visto pero volví a ver un fragmento. Pensé realmente la forma de vivir de este muchacho es bonita aunque dura. Es una persona que realmente valora lo importante. Lo que le ha provocado algún estímulo en su cerebro a lo largo del día, lo recoge y lo que le ha sido indiferente, lo tira a un espacio desconocido. Lo realmente importante no se le olvida nunca y eso es emocionante.

Un besoooo, nos vemos esta nocheee

El Rincón de Sevilla dijo...

Hola. Por lo menos aunque no recuerde muchas cosaas, es una buena persona y es feliz. Buen ejemplo.
Besos.

mariapahn dijo...

¿Hasta qué punto es un limitación el tema de la memoria en este caso particular? tal vez, este usuario tuyo tenga mil y una inquietudes más a diario que tú y que yo... la relatividad cuando tratas con personas de este tipo se acrecenta...todo es ...según con la óptica que se mire...No creo en que la felicidad se mayor al poseer recuerdos...no tiene por qué...aaaayyyy hoy estoy fatal...jajajaja besos guapa

Híspalis dijo...

Comparto lo que dice Luz de Gas, es de lo mejor que te he leído. Preciosa entrada. Un beso.

La gata Roma dijo...

Bueno Genji, es que llegados a este punto hay que tomárselo con filosofía, entendiendo el aspecto positivo que puede tener algo tan duro.
Abuela adoptiva, mucha gente me dice que lo que no me pasa a mi no le pasa a nadie, y yo siempre pienso como tú, que aún me quedan mas cosas aún.
Claro Coko, al final quedarse con esto es lo que nos queda, con lo positivo que puede tener el peso de un recuerdo. Al final nos vimos pero como tú eres multidisciplinar y yo ando de cabeza, no sé si ha sido la última vez antes de que me vaya. Lo que pasa es que vuelvo tan pronto…
Si Rincón, quizás al final eso sea lo mas importante.
Hombre, María, es lo que tu dices, el relativismo cambia mucho. Te encantaría conocerlo sobre todo porque pinta al oleo, y está trasmitiendo esta afición a otros usuarios.
Gracias Híspalis, lo que pasa que cuando decís esto me da por pensar que será lo peor que he escrito… y de ahí las ganas de borrar entradas, jajaja.

Kisses

Persa dijo...

Catwoman, por mucho que quieran adornarse, no se fíe de quienes se vanaglorian de no tener memoria. En realidad lo que tienen es memoria selectiva. El advertirle de que usted no va a entrar en ella a mí no me parece demasiado valorable.
Me quedo con quienes, como usted y alguno más que frecuenta su gatera, recuerdan y dejan huella escrita, no para descartar recuerdos, sino para que los demás participemos de ellos.
Una entrada preciosa. Su visitante no le merece.

La gata Roma dijo...

Querido Persa, me parece que se perdió algo, ya que el protagonista de mi entrada no se está “haciendo el longui” ni nada parecido. Tras un accidente de tráfico del que milagrosamente salió vivo, tiene diversas secuelas; cerebrales y de la memoria entre otras. De todas formas ya si se acuerda de mi, ya he tomado fuerza para ser un recuerdo de peso.
Kisses

Orleans dijo...

El niño pez,sin duda.Es escurridizo como su memoria,pero a la vez suave,como su alegría y amabilidad.Cuídalo,y no olvides echarle de vez en cuando un poquito de comida en su pecera.Se lo merece por completo.Y fijo que se acuerda incluso de hacerte alguna monería.Hay cosas que son de cajón nunca fallan.
Kiss.

La gata Roma dijo...

Ya se acuerda de mi, y tenemos un aprecio mutuo, es un encanto de persona.
Kisses


P.S. Le he traido algunos caramelillos de Harrods, es tipo “comidita”, jejeje

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...