sábado, 8 de noviembre de 2008

Sin fuerzas para la leche fría


Pedimos dos cafés con leche, y aparece esa pregunta “¿Leche normal?”; respondemos que si. Mentimos piadosamente, con la naturalidad del hábito. A las dos nos gusta con leche fría, pero total, es un gasto de saliva, un esfuerzo inútil la mayoría de las veces, ya que no nos suelen hacer caso, y tomamos los mismos cafés hirviendo que todo el mundo. Enfrentarte a la decepción de que el camarero te ignore no es algo para lo que todos los días se tengan fuerzas. En cambio otros días si que lo pedimos, y a veces hasta nos hacen caso. Pero hoy es miércoles, y estamos en el bar que yo he acuñado “De los tíos torpes”. Me parece que es un nombre bastante descriptivo, pero a pesar de eso, por si aún alguien no lo ha pillado, son eso, tres tíos que llevan un bar, a cada cual más torpe. Pero da igual, lo bueno es que es miércoles, y volvemos a estar juntas en un aula. A veces cuesta acudir a esa cita, justo en el ecuador de la semana, pero todos los miércoles me acabo alegrando. Mi partener de la leche fría sigue buscando su futuro, experta ya en la peor rama de esta profesión, me deja su experiencia, sus aciertos y sus fallos, que no evitarán que yo cometa los míos pero al menos te haces una idea. A la vez, quien me lo iba a decir, yo le dejo mi experiencia a mi conductora; un puñado de errores y algunas formas de salir de ellos, mejores o peores. Dudo que le sirvan pero se siente comprendida. La “chica de naranja” siempre está contenta, con sus niños, con su trabajo, con todos los días del año en que somos felices con nuestra gente; igual de feliz que la que pinta Mafaldas y Sirenitas todo el día, con los niños que más amor necesitan. Y evidentemente no todo es rosa, como esos papeles que hacen firmar exigiendo la confidencialidad extrema porque es triste pero lo afirmé antes, hay quien trabaja en la peor rama de esta profesión. El veterano acaba de firmar uno de esos compromisos, mira mi pantalla, papeles rotos sobre fondo negro “¿Ese es tu blog?”, le contesto que si, que ese es; “¡Pues escribe ahí que un amigo tuyo va a mandar el mundo a la mierda!”; escrito está, veo que va a tener un buen comienzo allá por ese pueblo de los Alcores que tiene un castillo… ¿estaré rompiendo su confidencialidad extrema al decir esto?.
Hemos arreglado hoy otra vez un poco el mundo, mas bien la sociedad. Como tantas veces lo hemos vuelto a hacer en el utópico verde de la pizarra; sabiendo que la tiza se borra, que la utopía está lejos, que la calle es otra cosa. Se echa de menos a quien nos hacía soñar, quien nos dejaba pensar que caerían papeles legales del cielo para todos, quien me contó que los discursos del viejo Comandante eran largos y la vida muy simple en realidad; pero de vez en cuando me manda un mail, y sé que está bien, soñando por otros mundos, con otra gente. Tal vez es como Mary Popins y otros niños le necesitan… (no puedo creerme que acabe de hacer esta comparación…).
Nos despedimos, a mi aún me queda un viajecito con Lu. El jueves cada una volverá a su lugar, yo a mi mesa con forma de L, ella a su ayuntamiento, la de naranja a sus pictogramas, la hippy a su pintura, la nazarena de San Pablo al amor de sus niños… y pasarán los días, hasta que volvamos a llegar a otro miércoles, como el pasado, como el de la semana que viene, y volveremos a estar juntas, aunque no siempre nos queden fuerzas para pedir la leche fría.

37 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Ah, pues yo lo tengo muy claro si me lo ponen caliente les digo que le echen leche fría, ya puede estar todo lo ocupado que esté.

Cuando tengo veinte minutos para desayunar lo digo muy claro un café con leche (lo del manchado pasó a la historia) templado.

Por ahora me va funcionando no me puedo quejar.

¿Y quedais todos los miércoles?
¿Y tu mesa tiene forma de L?

Lo de los papeles rosas me ha dejado muy intranquilo.

Nunca dejarás de sorprenderme

sevillana dijo...

Yo me uno al comentario de Luz, el café siempre con leche templada, no caliente, aunque ahora me imagino que lo sabrás por mi hermano no ando nada de bien, por lo cual no uedo tomar café y sin él no soy nadie.
Besitos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Que lindo lo que esc ribes de tus compañeras, me alegra que os veais cada miercoles con esas ganicas, es síntoma de que estais agustico!

A mí fíjate, me gusta la leche calentica hasta en verano, será que por aquí hace más frío, ¡no sé!, o cuestión de gustos.

Besicos bonica y buenas noches.

Ego dijo...

Qué hermosura de Miércoles. Ya queda menos.
Leer esto me ha recordado que el Lunes llamaré sin falta a C.M. Para no perder la costumbre de tomar el café. Con leche condensada y dos sobrecicos de azúcar, por favor.
Un (b)eso!

Juanma dijo...

Me parece genial lo de arreglar el mundo sabiendo que la tiza se borra.
Me ha encantado eso y toda la entrada.
Besos.

El callejón de los negros dijo...

Qué bueno...

Y no nos digas donde quedáis porque un desayuno es algo muy tentador, y entre damas más aún.

Estoy seguro que a poco que te saquemos una pista nos tienes que invitar a Luz de Gas a un cafelito... yo lo prefiero calentito porque me lo tomo del tirón después de la tostada...

Y difícil lo tiene tu amigo en mandar 'a la mierda' (que grande eres F.F.G.) al mundo, estando como estamos hasta las cejas...

Buenos días y vamonos que nos vamos al campo..

Varios de esos.

Antonio

Necio Hutopo dijo...

Yo es que soy un poco lactoso deficiente...

Zapateiro dijo...

Las utopías están lejos, pero son necesarias; como la esperanza que se desvanece con la realidad diaria y, a pesar de ello, no dejamos de hacerle un hueco.

La tiza se borra pero las lecciones, a veces, perduran, así que dile a tu compi que mande el mundo a la mierda entre dientes, pero que no lo abandone.

Sin gente así el mundo sería mucho más duro.

La próxima vez pide leche fría;)

Un beso.

Zapateiro dijo...

¡Mira lo que acabo de leer en unos apuntes del curso de ciberdemocracia que estoy haciendo!:

"Los utópicos no pretenden realizar un relato verídico de las realidades, sino que quieren crear una sociedad ideal para cambiar la actitud moral y las acciones".

América dijo...

Bien...Lo del café me gusta un marrón claro tirando a caliente,lo que seria un largo de café y corte de leche,un cortado...Lo del café es casi un arte para quien no los sirve,pero aquello de que lo tomamos al final como no los sirven es cierto....Esto de quedar con tus amigas es fantástico,lo de arreglar el mundo mucho mejor!...Esos miércoles que perduren son de esas cosas que nos hacen la vida mas grata,sabiendo que la amistas esta ahí.

Me_llaman_coko dijo...

Siempre esperarás esos miercoles de leche fría. Contar tus cosas y que te cuenten la de los demás, que rato más agradable.

Un besazo

Miguel dijo...

El post es la leche, tomarla fría una utupopía como muchas de las que soñais y que te la sirvan caliente es el borrador de esa pizarra.

Me gusto mucho la entrada, reflejas muy bien, nuestros ratitos "de arreglar el mundo"

Gracias

Persa dijo...

Es bueno su pragmatismo lácteo. Al fin y al cabo la leche hirviendo tiende a enfriarse.
Sea conformista en eso, pero no en su profesión, que es de las pocas que sí pueden cambiar mundos como por ejemplo el mío.
Adelante, letrados.

La gata Roma dijo...

Con esta forma mía de contar las cosas no sé si se entendió del todo; resulta que aunque ando de prácticas, los miércoles voy a clase, a “revisión de proyecto”, que como no lo tengo empezado, tengo mucho que revisar como dijo el otro día un compañero. Por eso los miércoles me reuno con mis compañeras y los dos piratas.

Si Luz de gas, nos vemos todos los miércoles, y si, mi mesa hace una L, además esta en un lugar estratégico entre la fotocopiadora y la máquina de café. Lo de los compromisos de confidencialidad, es así, si quieres trabajar con ellos se hace con sus reglas.
Si, tu misma me lo dijiste el día del encuentro sabio; pero bueno, el café siempre estará ahí Sevillana, para cuando puedas volver.
Nani, tu sabes, con algunas mas agustico que con otras, jejeje, pero no es un mal grupo al final…
Ego, que dulzón tomas el café… pero bueno, hay que endulzar los miércoles y algunos días más…
Gracias Juanma. Si, se borra, pero algo queda escrito…
Ya sabes Callejonero, en el de los tíos torpes, jajaja. Solemos ir a otro que aquel día estaba cerrado, uno que te ponen café con espuma, pan de Marchena y tiene sillones acolchados, es mi bar favorito claro. Me encantaba FFG, y el compañero que manda todo de igual forma es un artista, ese cambiaría el sistema si lo dejaran.
A mi tampoco me gusta mucho Mario, sólo un poco al café y poco más…
Zapateiro, este compañero es un crack, una mezcla rara de utopía y realidad. Lo de tu curso me ha encantado, y el trozo que me dejas también, jajaja me he sentido taaaan identificada.
América, pues si, al final como te lo ponen te lo tomas y fin… no me suelen quedar fuerzas para pedir un cambio.
Pues si Coko, es un reencuentro que cada semana me gusta más.
Miguel, no me des las gracias, en todo caso yo a ti por leer mis desvaríos. A veces pienso que si nos empeñamos en arreglar el mundo es porque aún tiene arreglo…
Persa, lamento decepcionarlo, no soy letrada. No niego que quise serlo en mi mas tierna infancia, y que siempre he querido llevar toga, pero no, tiré por otro camino; espero que pueda reponerse.

Kisses de domingo por la tarde, que no es poco haber llegado a él.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Personas tan distintas con algo en común, un nexo casi mágico, unas clases, un café con leche, un contar historias que nunca serían escuchadas...

Tu historia tiene algo mágico que envuelve..

Me gustó mucho.

Pd: por cierte yo, leche caliente¡¡

Moe de Triana dijo...

Yo el otro día me tomé un cafelasso jirviendo y no veas miarma, cuando lo fui a probá se me enrolló la lengua patrá lo mismo que los toldos...

¡Un saludasso miarma!

Juan Antonio dijo...

No hay duda que un miércoles puede ser un gran día como dijo Serrat. No te conozco, pero está claro que con un cafe tratas de apresar el presente que huye feroz.

Muy sencilla y emocionante tu entrada.

Un saludo de otro bloggero.

Sergio dijo...

A mi tampoco me gusta demasiado la leche caliente, pero debo reconocer, que ahora, con este tiempo, le hago menos ascos...

Pasadlo bien este miércoles y los que quedan donde los tíos torpes :)

¡Un abrazo!

el aguaó dijo...

Hay encuentros rutinarios que no se deben abandonar nunca. Esos momentos son los que, a veces, hacen que el mundo se pare un instante y se descanse.

Luego queda el sorbo de leche caliente que te devuelve a la realidad...

Buena entrada, caótica como tu teoría.

Una cántara de besos.

El vecino del 4º dijo...

Haya dónde haya un amigo/a habrá un café, y por extensión el café siempre será diferente...no veas lo que jode eso, tres cafés en lamismamesaytrescafésesdiferentes...sí va tó junto, pa que veas lo dificí que es lee to junto, iguá que personalizá los cafés...

No me hagas caso, pero no pierdas esa vidilla de los miércoles...jejejjejeje...(me salió el ramalazo de cuando ponía cafés...sorry)

tu vecino del 4º

posdata: ahora soy de los que se los toma, tengo por costumbre no tomarlo nunca igual, así nadie me etiqueta con eso del "el del café cortito,o el del café templadillo..."

Amaya dijo...

Pues a mi en lo del café ya me tienen cogido el paso.., claro que soy muy pesá.., muy, muy pesá!!.., y habitualmente me lo tomo en el mismo sitio..y eso que no es fácil:
"Un café con leche desnatada, mitad fría, mitad caliente, con dos sobrecitos de sacarina y un vaso de agua.."..tanto es así que me ven entrar y cuando llego ya está en la barra..,alguna vez cuando ha pasado eso me han dado ganas de pedir un té..
PD: que no sé para qué quiero la leche desnatada y con sacarina, si luego me pongo "tibia" de chocolate..
Besos mil gata roma, hermana en "casi todo"

Du Guesclin dijo...

Lo del café es algo que me tiene desconcertado. No entiendo la mania de ponerlo ardiendo, imposible de tomar la mayoría de las veces.

Como siempre voy con la hora pegada a sálvese la parte, muchas veces se me achicharra el paladar con las dichosas prisas. Vamos, un poema.

Saludos.

Nebulina dijo...

Yo siempre me acabo quemando la lengua :(
Y la verdad..hoy no tendría ganas ni para pedir que me pusieran un poco de leche fria :S
Un besazo!!

El Jardinero del Kaos dijo...

por eso el cafe lo tomo sin leche,

cambiar el mundo, por mas que me esfuerzo, veo qu emis intentos por hacerloson en vano, ya me canse de tratar de ser heroe...

besos...

Doria dijo...

Tu entrada, Gata no es "La teoria del Caos", es el caos mísmo hecho profundas reflexiones que darían para más de un café, con leche fría o caliente, da igual, siempre con buena leche.
Saludos
Doria

aiNOha dijo...

Me ha gustao tu entrada amore.

Muchas veces me he sentido asi como tú, para qué malgastar saliva si sabes que no te van a hacer ni caso... aainss!

Pero vamos, que dejalo claro, leche fria, coño! jajaja :P

Eso de todos los miercoles tomar cafelito juntas esta muy bien, vamos, como personas normales, no yo que las veo to los jueves pa salir de copas :S seremos borrachuzas!!! jajaja

Paro ya tia que el catarro me tiene medio loca y ya no se ni lo que hablo.

Un besito cariño!

La gata Roma dijo...

Jo, tengo esto muy descuidado; lo peor es que no es lo único… Y sin darme cuenta, ¡mañana es miércoles!

El sueño de Genji, desde luego no sé si nos habríamos conocido en otro lugar, pero ha sido una suerte que nos encontremos.
Moe, es que la máquina que tú tienes en la tasca lo pone calentito de verdad… cualquier día tenemos desgracia…
Juan Antonio, seas bienvenido. Bueno, yo intento atrapar el tiempo en casi todo, como los niños que intentan cazar mariposas y cosas así…
Sergio, yo mas que nada pongo las manos alrededor del vaso, que como suelo tenerlas heladas… Y espero que el otro esté abierto y no tener que ir a los tíos torpes.
Pues si Aguaó, hay rutinas que son sanas, tal vez porque no parecen rutinas.
Vecino, yo entiendo que a veces puede ser un lío que cada uno lo pida de una manera; pero joooo, si yo no pido mucho, sólo leche fría o natural.
Amaya, lo suyo sería eso, que te pillen el punto; en fin, a ver si algún bar me adopta.
Mi General, realmente la explicación de la leche fría según un amigo es esa, que como vamos tarde… Y más de una vez y más de dos me he quemado la lengua… Cuando me pasa eso ya se me jode el día entero…
Nebulina, yo tengo que ir a tomar café ahora y de verdad que me parece que una vez más me quedaré con lo que me pongan…
Jardinero, muerto el perro… Yo algunas veces lo he tomado pero le echo canela y cosillas. Y como dice Ismael Serrano, “quizás no seamos héroes, pero aún seguimos vivos”, mas de una vez lo digo.
Muchas gracias Doria; la verdad es que mala leche también tengo pero otro día la sacamos, jajaja
Bueno Ainoha, quedamos porque hay clase… Para lo otro también quedo, pero aún me queda una pizca de imagen que mantener, jajaja, que gran mentira esta última.

Kisses cafeteros

Mary.M.. (mi foto) dijo...

Me alegro que te haya gustado la foto del gato en el tejado, si alguien te pregunta te pongo la dirección de mi blog,(por hacer un poco de plublicidad).

http://mifotosegundaparte.blogspot.com/

El vecino del 4º dijo...

...lo he pensado mejor, vamos a tené que montá un bar-café...vale???...

Maria Muffin dijo...

Supongo que lo bueno de reflexionar con esas otras personas , además de compartir experiencias , es que, al final, el café se termina enfriando y así puedes disfrutar el doble del momento.

Un beso

mariapahn dijo...

...pero lo mejor es que hoy ha vuelto a pedir LECHE FRÍA...jajaja ¿y qué ha pasado? si, que estaba ardiendo, pero.....la recompensa ha sidooooo: una bandeja llena de vasos de agua, de agua del grifo pero fría (como debía estar la leche) y , para mas inri, los vasos tenían el nombre del sitio escrito y....no era "bar de los inútiles"jajajajaja ¡hasta Naranjita se ha hecho una foto con el vaso! y, la señora, nos hizo una foto en la que soy mas Doraemon que nunca...jajajajajaa
Muchos besitos guapa mia...

Juanlu dijo...

jajaja que arte jajaja cuanta razón tienes en lo de la leche del café jajaja nunca te lo echan ocmo quieres jajaja menos mal que yo me libro, porque sea invierno o verano , pido el café solo con hielo jajaja.
Después de una temporadasin bloguear, aquí estoy de nuevo jejee un saludo.

La gata Roma dijo...

Sigo viva si… vamos, me manifiesto y esas cosas, pero a ver si me pongo un poquito las pilas…
Bueno, ayer fue miércoles y solo puedo decir algo: los tíos torpes me leen… Estoy segura, de una semana acá el bar ya no es autoservicio, el café me lo pusieron hirviendo y eso que me arriesgué a perder pidiendo leche fría, pero sin pedirlo ¡trajeron vasos de agua! No sé, todo fue muy confuso…

Mary, la verdad es que me encantaron tus fotos, y la que he puesto abajo me venía muy bien. En cuanto pueda te pongo un enlace en condiciones en la columna de la derecha.
Vecino, un amigo siempre me dice: Tú al otro lado de la barra… Es que yo no sirvo para camarera, a pesar de que últimamente sea un tema recurrente en el blog.
Muffin, la verdad es que al final se enfría, pero ya sabes, acabo la última.
María, tenía que intentarlo, y ya has visto que las foticos están en ese ilustre portal que empieza por t y que no acaba de convencerme del todo…
Juanlu, me has dejado helada con lo del hielo, pleonasmo incluido. Yo en verano si lo tomo pero… ¿ahora? de pensarlo estoy estornudando…



Kisses

Dama dijo...

¡Cuantos mundos hay tras un café!, ¡Cuantas historias!, ¡Cuantas maneras de tomarlo!
Me encanta como, de una rutina, haces un gran acontecimiento.
Un besazo.

Juanlu dijo...

Es que amiga, el sabor del café caliente no me gusta jejeje

Moe de Triana dijo...

¡¡Mu buenas miarma!!

Hay que ver que entrada más cafetera miarma, propia del blog del mismísimo Juan Valdés e inspirada a buen seguro en el Catunambú de la calle Sierpes...

Y como se me ha antojao me voy a preparar un cafelito antes de cerrar, pero con leche templaita y no mu cargao que luego duermo menos que un guarda de obra.

Un saludasso miarma.

La gata Roma dijo...

Tal vez esta entrada está conectada con la nueva; y tal vez… pero no, no le echaré la culpa al café de nada…

Bueno Dama, es raro, a pesar de que soy algo pesimista… me emociono con pequeñas cosas de la rutina; con esto vamos tirando.
Jo Juanlu, te admiro vaya..
Ese balcón Moe… ese tiene dueño, jajaja. Este es un blog claramente cafetero, tal vez esa es mi categorización, jejeje Además no te quejes, que aquí los cafelazos nos los tomamos en la tasca.

Kisses

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...