martes, 23 de noviembre de 2010

Acabar con todo


Puede que el título prestado del poema de Octavio Paz sea demasiado radical, pero yo, entre tantos defectos, a veces soy un poco así, radical.
Nunca he tenido paciencia, jamás en mi vida. Mis esperas no son calladas o silenciosas, son ruidosas, agitadas, molestas para quien tiene la desgracia de quedarse a mi lado y me escucha quejarme, relatar, darle vueltas a lo mismo una y mil veces. Pensaba que esto serían cinco días, y ya voy camino de los dos meses. Dicen que debo estar contenta, que podía ir más lento, pero claro, no saben con la clase de impaciente que están tratando… Y mientras, reposo relativo, aguantar el dolor. Espero que algo ocurra, parece que no puede hacerse más, espero, y como todo aquel que lo hace, me desespero.
A veces, desde este mundo pausado que ahora me toca vivir, en la mezcla del sueño con la realidad y la proyección imaginativa, mezcla de las dos, acabo conteniendo una especie de rara ira o furia. No se dirige a nadie, no puedo culpar a nadie o a nada en especial, salvo a la suerte, mi destino… cosas que no tienen cara a la que gritar, teléfonos a los que llamar indignada…
Y espero, desespero, y deseo la destrucción del mundo ¿por qué no? Soy una impaciente que se considera con todo el derecho del mundo al pataleo; ¿lo tengo? Seguramente no, podría ser peor, hay gente con situaciones mucho peores, y eso no me da derecho a quejarme, pero que quieren que les diga, a veces yo, que tanto lucho por ser racional, soy el más irracional de los animales, como Octavio cuando escribió esto, clamando por una espada que le ayudara a lo que necesitaba, acabar con todo.




ACABAR CON TODO


Dame, llama invisible, espada fría,

tu persistente cólera,

para acabar con todo,

oh mundo seco,

oh mundo desangrado,

para acabar con todo.



Arde, sombrío, arde sin llamas,

apagado y ardiente,

ceniza y piedra viva,

desierto sin orillas.



Arde en el vasto cielo, laja y nube,

bajo la ciega luz que se desploma

entre estériles peñas.



Arde en la soledad que nos deshace,

tierra de piedra ardiente,

de raíces heladas y sedientas.



Arde, furor oculto,

ceniza que enloquece,

arde invisible, arde

como el mar impotente engendra nubes,

olas como el rencor y espumas pétreas.




Entre mis huesos delirantes, arde;

arde dentro del aire hueco,

horno invisible y puro;

arde como arde el tiempo,

como camina el tiempo entre la muerte,

con sus mismas pisadas y su aliento;

arde como la soledad que te devora,

arde en ti mismo, ardor sin llama,

soledad sin imagen, sed sin labios.




Para acabar con todo,

oh mundo seco,

para acabar con todo.




Octavio Paz

20 comentarios:

Du Guesclin dijo...

He tenido tantas veces la misma sensación, las mismas ganas. Quizás no de acabar con todo, soy tan tonto que no quiero molestar a los demás, pero el ansia de "recetear" muchas veces me puede.
En fin...

Un beso!

El Caliz de la Canina dijo...

Paciencia mi querida Gata, paciencia.

Todo llegará, no desesperes ...

Un abraza canino.

La Canina seguirá cavilando .....

Necio Hutopo dijo...

Y bueno, mujer, paciencia...
Por cierto, una cosa es que la academia se haya puesto patas para arriba y otra, muy distinta, es comerse tanta tilde como has hecho...

Juanma dijo...

Pues es uno de mis secretos mejor guardados, tanto que nadie se lo cree cuando lo digo ni lo ha llegado a pensar: soy terriblemente impaciente. Pero lo lleva uno más o menos bien.

Y todos tenemos el derecho al pataleo.

Besos.

Dama dijo...

Si buscas en el diccionario la palabra "impaciencia" sale mi cara. Además, para más inri, pertenezco a la rama "Zamora en una hora", con lo cual, poco puedo decirte, sólo mandarte un beso y si me apuras, me encajo en tu casa con una buena tableta de chocolate.

La verdad esta ahi fuera dijo...

Un poco radical ¿no?

Juan Antonio ( Amaneceres mios) dijo...

Cuantos deseariamos acabar con todo para empezar de nuevo...Paciencia que es la madre de las ciencias.Miralo por el lado bueno y aprovecha para hacer lo que normalmente no puedes hacer.

La gata Roma dijo...

Poco a poco retomo mi vida, pero no es mi vida, es prestada, pensando siempre en si puedo o no, y eso es complicado también… la falta de paciencia…

Du, ese impulso yo creo que es natural, innato…

Canina, la paciencia es que no se compra en ningún lado… que rollo…


Mario, por favor ¿me puedes señalar concretamente la cantidad ingente de tildes que me he comido? Porque tengo faltas de otro tipo, pero no esa, de hecho a veces pongo más de la cuenta.

Juanma, tienes un tiempo de espera por delante aún, suerte

Dama, y la mía junto a la tuya, jajaja Este domingo nos vemos.

Amarguro, lo avisé al principio.

Juan Antonio, eso he hecho, escribir, ver muchas películas… diversificar un poco…

Kisses a todos

Moe de Triana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moe de Triana dijo...

Tu texto me ha recordado tremendamente esta imagen...

Menos mal que yo se que esto no es así y que hablamos de un estado pasajero al que incluso le encontrarás la gracia en un futuro. Mientras tanto a maldecir y a blasfemar que aunque no cambie nada siempre nos hace sentir mejó.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Tranquila prima, de que de todo se sale.
Eso sí, con paciencia.
No le hagas caso a tu jefe, que mala sangre lo que te dice.
Un beso

Rebeca dijo...

Pareces Nerón! Qué te ha dado a ti con hacer arder Roma! vale, sé que la paciencia es lo primero que se pierde, pero tomátelo como algo que tiene cierto sentido, una pausa necesaria, un tiempo para la reflexión ¿te sirve? no, probablemente no.

Al final lo de siempre: El que espera realmente desespera.

eres_mi_cruz dijo...

William Foster, D-Fens para los amigos... ya no va a desayunar... ahora quiere su hamburgesa...
tienes tu día de furia y la quieres grande, jugosa y de tres centímetros de grosor como la de la foto...
¡joder, qué mierda!...

La gata Roma dijo...

Queridísimo Moe, senkiu… a ver si te metes la fotico por donde yo te diga… ejem…. Que gracia tiene la gente de Cai joe…

Si hombre, yo de esto también salgo Rafaé… El jefe es que es… muy tremendo…

Rebeca, si me sirve, o sea, yo me lo tomé así, y a veces le veo las partes buenas a esto. Pero… a veces pues eso, que el que espera desespera…


Eres mi cruz… ¡quiero esa pistola! Joder… con eso me hacen la resonancia mañana seguro… y el médico me ve pasado mañana…
Jujujujujujujuju

Abrazos a repartir…

impresiones de una tortuga dijo...

Y lo peor es cuando te dicen cosas como:"ten paciencia, mujer", "podía ser peor", "a todos nos pasa alguna vez", etc.,etc.
Estás en tu derecho al pataleo, por supuesto, pero....mírale el lado bueno (que todas las situaciones lo tienen),seguro que puedes hacer muchas cosas, que antes, con las prisas, no podías.
Espero que pase pronto de tí "éste caliz".
Le comentaré a mi hija lo de tu redacción, toda experiencia es poca, gracias y BESOS.

Zapateiro dijo...

Yo blasfemo todos los días y me siento mejor; de hecho hay cosas que digo que sin blasfemar pierden todo el sentido, serían inútiles. Así por mandar todo al carajo de vez en cuando no se es radical sino humana.

En estos casos siempre me acuerdo de mi adorado Fernando.

Rebeca dijo...

Ya he leído tu opinión, me he reido mucho, nunca hubiera podido escribir ese post de los 50 euros si hubiera habido en mi ordenador un detector de alcoholemia. Tienes toda la razón estoy en contra de perder nuestro derecho a meter la mata, de arrepentirnos o no.
¡Ánimo con esa resonancia!

Ampersand dijo...

Resignación, hija mía, que todo pasa. Y si no, también puedes leer a Juan Rico y Amat.

La gata Roma dijo...

Tortuga, ya sabes. Al menos tiene cosas que poner en el CV que tal y como está la vida no viene mal, así que cuando ella quiera fijo que se le hace un hueco.
Poco a poco me voy ocupando con cosas y vuelvo a mi vida… eso lo hace más llevadero…

Zapateiro, me vienes recordando una de mis escenitas favoritas. Esa y Pepe Sancho con el “a mamarla… ¡iros a molestar al Alcalde de Marbella!” son de mis prefes. Y es que uno se queda de bien…

Rebeca, es lo que yo defendía, ser nosotros mismos y meter la pata como nosotros mismos… Y mi resonancia, pues nada, después de liarla parda, el 17 de diciembre y regalándome la vida por ello… la vida…

& que clerical te ha quedado,,, jejejeje
Voy remontando.

Kisses a todos

Anónimo dijo...

You will be disappointed if that is what you are expecting.
Count on to place some time into looking at your chiropractor to heal properly.


Check out my web page flex mini coupon

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...