sábado, 17 de septiembre de 2016

Te echo de menos


Te echo de menos, aunque no lo parezca.
Te extraño cuando divago sola, porque hubo un tiempo en que disfrutaba divagando contigo.
Te echo de menos cuando paseo por las aceras de siempre, o por las del Pópulo gaditano, o por las del Distrito XVII de París, y no lo comparto contigo.
Extraño tus comentarios, los lugares a los que llevabas, las voces que me traías, la ventana al mundo que supusiste para mí.
 Echo de menos a la que empezó este blog, aunque me siento inmensamente orgullosa de lo que he cambiado.
Busco la excusa de mi abandono, culpo a las otras letras que debo esparcir por las webs y la academia, me lamento por haber renunciado a la parte de mí más mía…
La vida sigue, y a veces siento que me faltas. Te necesito en viajes, en decepciones diarias, en el camino doctoral, en las lágrimas de rabia y la risa insulsa…
Y es por eso que no prometo nada, pero que me arrepiento a cada paso que doy sin el tecleo que mereces.  

2 comentarios:

Naranjito dijo...

Tranquila, regresa cuando quieras, nos tendrás aquí.
Un abrazo.

La gata Roma dijo...

A ver si con esto de no proponérmelo… lo logo

Kisses

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...