domingo, 4 de enero de 2015

Esto no es...



La pipa de Magritte no era una pipa. El paroxismo de la pintura surrealista tenía una lógica aplastante, cartesiana, sencilla, certera. Aquello no era una pipa, jamás lo sería. Era la representación icónica de una pipa, la captura de un objeto, el recuerdo de un elemento, pero no una pipa en sí. Repitió la fórmula con más objetos... un no trozo de queso, una no manzana... Todo lo mismo, no eran lo que eran, sólo era pintura.

   Nos empeñamos en que las cosas, al igual que la mujer del César, no sólo sean algo, sino que lo parezcan. Es importante que ambas dimensiones coincidan y es un completo desastre cuando no lo hacen. No es tanto el hecho de conservar una apariencia rigurosa o conveniente; lo peor es que el parecer te indicara algo que no coincide luego con el ser. En ese momento ni un maestro de la pintura surrealista podría acudir en tu auxilio.

   Dormir con antifaz te deja ver qué cantidad de lágrimas derramas por la noche. Ya he dejado de plantearme el porqué, ya no me importa saber si es un hecho biológico o si lloro en sueños; cualquiera de las dos respuestas me parecería bien, en ambos casos mi cuerpo o mi alma se ve que necesitan que lo haga. Tampoco me importan ya los laberintos que hace meses me agobiaban. He dejado de esperar determinadas palabras por determinados canales. Incluso ha dejado de preocuparme que la letra "e" en el teclado del ordenador no funcione bien. Empiezo a pensar que sentirse sola o acompañada no responde al esquema que nos habían enseñado. Disfruto inconscientemente de cosas que desconocía. Mis obsesiones compulsivas están disparadas y no veo necesidad de frenarlas. Algunos a mi alrededor parecen embarcados en una carrera sin freno por conseguir cosas que parecen tal o cual, a saber lo que son en realidad... pero no me importa, no es mi objetivo, no voy a correr por ello.

   Ha dejado de inquietarme tener el blog abandonado. Esto no es la celebración de su aniversario, es la entrada que coincide con el día en que decidí abrir esta ventanita al mundo, pero solo eso; si parece una conmemoración, pues nada...

   Todo no es lo que parece; bendito maldito Magritte, que razón ha tenido siempre.  

4 comentarios:

Antonio Aranda Colubi dijo...

El caos siempre es bienvenido...

Un abrazo
Antonio

La gata Roma dijo...

Sin el caos puede que hubiera sido más difícil que nos cruzáramos en esta vida... A este rincón siempre le deberé estas cosas...

Kisses

Rebeca dijo...

Me ha gustado mucho esa metáfora sobre las manzanas que no son reales por mucho que nos empeñemos, y el hecho de que dormir con un antifaz captura todas las lagrimas que derramamos.
El caos es bueno y hay momentos que no importan, que no son lo que parecen, que es preferible abandonarnos, pero eso sí, que no sea del todo.

La gata Roma dijo...

Jajajaja pues lo del antifaz es literal, vamos, tengo tres que se van lavando según corresponda, si no imagina que guarrada... jejejejeje
Kisses

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...