sábado, 19 de noviembre de 2011

Mary Poppins – Vota la mujer



Es curioso cómo sin saberlo, las películas nos enseñan tanto, aunque seamos muy pequeños, aunque sean comedias musicales infantiles.
Llevo varios días sin parar de canturrear esto. Con tres o cuatro años, cuando veía Mary Poppins casi a diario, me encantaba cantar y bailar esta canción, con una gran coreografía en que me subía por el sofá y las sillas, cosa que se propiciaba al estar mis progenitores durmiendo la siesta o en cualquier menester que me dejaba disfrutar a solas de mi preciado vídeo VHS.
Evidentemente no entendía mucho nada de lo que decía, pero tenía algo… Ese arranque, y el conseguir que sus gruñonas sirvientas se unieran a ella en la canción… Pero lo dicho, no entendía nada, yo era de una generación muy diferente, no se me ocurría pensar que reclamara el derecho a votar, ya que en mi casa votaban todos menos yo, e incluso, cursi como era, no podía entender del todo que quisiera llevar pantalones, teniendo unos vestidos tan bonitos.
Pero aquello sin saberlo me influyó, de hecho, tengo una postal de las primeras sufragistas inglesas en la cabecera de mi cama, en su marco y todo, como si fuera una foto de mi abuela.
Para redondear la casualidad, o lo inevitable, hoy, jornada de reflexión, 19 de Noviembre, se cumplen 78 años de las primeras elecciones en que las españolas pudieron votar. Antes había habido amagos, derecho a votar para mujeres no sujetas a otra potestad, como padre o marido por ejemplo, o absurdas incoherencias en que las mujeres podían ser elegibles pero no electoras…
Seguramente tal día como hoy, muchas mujeres se sintieron plenas en derechos, aunque también hay que reconocer que muchas mujeres tenían problemas más importantes y su derecho al voto era algo secundario. Sea como fuere, siempre que llegan elecciones me posee el mismo sentimiento, la alegría de saber que puedo elegir en cierto modo, que puedo ejercer un derecho que mucha gente murió sin disfrutar. Luego vendrán las quejas, los políticos parásitos y la “democracia secuestrada” que dicen algunos. Pero hoy, mientras llueve a cántaros yo sigo canturreando esta canción: “…y nuestras dignas sucesoras, cantarán al ser mayores, ¡por ti vota la mujer!”

13 comentarios:

eres_mi_cruz dijo...

cuando mis padres me llevaron a ver Mary Poppins en el cine... recuerdo que aunque me suscitó curiosidad el tema sufragista y los valores fiduciarios... qué gran crítica al mercado financiero... me gustó muchísimo más lo de volar con paraguas... yo es que fui un niño muy rarito...

La gata Roma dijo...

Es que la peli es un rojerío… feminismo, niños anticapitalistas… ¡y meriendas en el techo!

A mí también me molaba lo del paraguas, pero creo que lo mejor es que cada vez que me montaba en un carrusel buscaba la ventanita del tipo que haría que los caballitos salieran corriendo por ahí…

Kisses

eres_mi_cruz dijo...

un rojerío tremendo... de hecho me tragué los creditos enteros para ver si aparecía alguna subvención de la Junta de Andalucía... aunque luego caí en que, si hubiera sido así, Mary Poppins no montaría sidesaddle... como buena juntera y hembrista de pelotas, montaría a horcajadas y completamente a pelo... nunca mejor dicho porque entonces no existía la brazilian wax... por supuesto, el carajote de Dick Van Dyke no se pasaría toda la película cediéndole el paso y dejándole ganar en todo... Mary Poppins ganaría sólo por su valía, su tesón y la aplicación directa de la cuota de género...

Rebeca dijo...

¡qué fuerte! ¡ni me acordaba de esta escena de Mari Poppins! ¡madre mía, cuánta verdad encerrada! ¡y nosotras pensando que se trataba de una peli infantil!
Tú una postal de las primeras sufragistas y yo tenía un póster enorme, que mi madre se encargó de colgar, con una niña dirigiendo en la escuela donde el lema rezaba que las mujeres, con la igualdad, podíamos llegar a todo. Entonces yo tampoco entendía el sentido, pero le doy las gracias a nuestras antecesoras porque gracias a ellas, en algunas cosas lo hemos tenido más fácil, para otras, luchamos el doble.

Rebeca dijo...

No sé que estaría pensando, era una niña dirigiendo una orquesta!

La gata Roma dijo...

claro Eres_mi_cruz dije rojerío, no paridad… La verdad es que a mí me da miedo montar a la amazona… ninguna mujer lo prefiere, peeeero si quieres ganar el concurso de Caballistas de la Feria de Abríl… tiene que ser como hacía Mary. Personalmente, silla inglesa, eso sí, la silla española me gusta menos… joe, parece que me he criado en Pineda, nada más lejos… Dick Van Dyke hacía también del viejo banquero, así que con la bipolaridad de los cambios de personaje andaba el hombre que demasiado bien lo hacía…

Rebeca, lo dicho, la peli tiene de todo, enseñanzas morales a repartir… Y sí, las antecesoras como dices, tenían sus dificultades, nosotras lidiamos con otras… La verdad es que la postal me la he puesto yo hace unos años, mi comienzo sufragista fue esta canción, jajajaja, imagina que pinta con tres o cuatro años diciendo: Fiero soldado con falda soy…

Kisses

La Tendera dijo...

Gran verdad, tampoco me acordaba de esta escena que tantas y tantas veces he visto. Y que razon tienes.

Me encanta la entrada y en general tu blog.

Un saludito

Isabel Barceló Chico dijo...

Cierto, querida amiga, el haber alcanzado el derecho al voto es algo que exige nuestro reconocimiento hacia aquellas mujeres que tanto lucharon para conseguirlo. La conquista de derechos por parte de las mujeres es una lucha sin fin... Un abrazo.

El Naranjito dijo...

Querida Gatilla, le sacas partido a casi todo. Al final será verdad que las películas del Disney tienen mensajes ocultos. Bueno, po yo me quedo con el mentor Baloo y la paciente Bagheera en su "lucha contra la tiranía" del Rey Lui. ¿que quieres hija? si cuando te comento en tu espacio hace días que sabemos los resultados de las elecciones y solo tengo ganas de decir eso de hakuna matata.
Por cierto: me quedo con el Van Dyke metiendose en los dibujos del suelo.
Un saludo y recuerdos de parte del Quillo.

La gata Roma dijo...

Hola con retraso, tardo en responder y lo que debería hacer es actualizar, que como dice El Naranjito hace ya mucho que sabemos lo que pasó en las elecciones… pero bueno, todo se andará…

Bienvenida Tendera, estás en tu tejado. Todos hemos visto esta escena alguna vez, pero a ciertas edades pasa desapercibida. Tal vez habría que revisar películas y dibujos, puede ser sorprendente. En esta otra entrada me pasó lo mismo al revisar una de mis series de dibujos animados favorita, ví más cosas que antes; http://lagataroma.blogspot.com/2009/02/de-la-edad-de-piedra.html

Iisabel, el otro día escuché a una mujer decir que si nos conformamos con los derechos que tenemos, empezaremos a perderlos…

Pues sí Naranjito, ahora que ya sabemos el desenlace… aunque pretendía ser una entrada que simplemente realzara la importancia de VOTAR, no a quien, jejejejeje

Kisses a todos y gracias por no dejar este rincón que a veces yo sí dejo un poco de la mano…

Zapateiro dijo...

Es que por algo nos caló como una de nuestras pelis preferidas hasta que la pubertad llamó a la puerta. Ya llevábamos en el subconsciente grabados a fuego unos principios inquebrantables.

Es una película magnífica.

La gata Roma dijo...

Pues sí Zapateiro, hablaba con mi hermano de que la peli es anticapitalista, y él me dijo que así siguen los ingleses, los radicales de Europa con sus libras y sus cojones…

Kisses

tortuga dijo...

Pues yo tengo la sensación de que Walt Disney es un reaccionario, y que critica a las mujeres que quieren ejercer su libertad, ridiculizando a la madre... Siempre lo he pensado así. Pero volveré a ver la película, a lo mejor estoy equivocada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...