viernes, 19 de septiembre de 2008

24 motivos, y alguno más


Porque huele de una forma indescriptible.
Porque me recibió en Venecia.
Porque si no tengo la obligación de sacar el paraguas, la disfruto doblemente.
Porque parece que limpia todo el mal del mundo, arrastrando todo lo malo a su paso.
Porque recuerdo tantas lluvias por Sevilla corriendo con él, y con él, y ya no están en mi vida.
Porque dar vueltas bajo ella con el coche es más barato que ir al autolavado (Homer Simpson)
Porque no faltó ni a mi Primera Comunión.
Porque es la poesía de la naturaleza.
Por la canción de Serrat.
Porque cada trueno suena como una liberación.
Porque sería aún mejor en forma de café en el campo.
Porque es la expresión exterior de mi nostalgia interior.
Porque me acompañó en Roma.
Porque de pequeña me gustaba llevar botas de agua.
Porque me gusta ver el cielo rojo.
Porque suelen aparecer amigos ofreciéndome algo para secarme la cara.
Porque me da sensación de libertad.
Por la Puerta de Rashomón.
Porque corrí como una loca bajo ella en el Real de la Jara.
Porque toda la luz del mundo se concentra en el segundo que dura un rayo.
Porque me despidió en Florencia.
Porque espero encontrármela en muchos otros rincones del mundo.
Porque sería genial cantar bajo ella.
Porque me gusta pasear bajo ella con mi gabardina negra.
Por mil cosas más que no soy capaz de recordar…




Ya ni recuerdo en que entrada fue, pero Híspalis comentó que le costaba entender mi amor por los días de lluvia, y añadió que esperaba que yo se lo explicase algún día en alguna entrada. En aquél momento pensé que nunca podría, y realmente no sé si ahora lo he logrado. Tal vez no sea la respuesta que él esperaba, pero no puedo dar otra, porque es indescriptible como se puede amar la lluvia; exceptuando la Semana que todos sabéis.



42 comentarios:

Orleans dijo...

Si tienes que explicarle a alguien qué se siente con la lluvia,es que no tiene ese feeling innato que sólo los lluviadictos poseemos.Creo que es algo que se lleva en el adn de cada cual,y si no hay química,no hay química.La reacción corporal de alguien que se estremece bajo sus truenos,su humedad,su majestuosidad,su aroma,no es descriptible por la mayoría de los humanos de este planeta...aunque tu versión está muy pero que muy lograda.Amo la lluvia porque es como llorar a lo grande.Ahora entenderás entonces por qué aparece sin parar en tu Semana.
Kissazos.

Me_llaman_coko dijo...

No me gusta la lluvia, aunque es cierto que algunos momentos puede resultar íntima y acogedora una tarde de domingo de invierno. Ahh, lo q sí me gusta es mojarme bajo la lluvia, cuando no tienes paraguas o ves que te mojas igual con él que sin él.

Weno, puede que me guste de vez en cuando pero esq el año pasado la odié tanto...cada vez que llovía mi coche me dejaba tirado en medio de la carretera...puedes entender xq en el fondo no me puede gustar??

Un besoo

Luz de Gas dijo...

A mi también me encanta la lluvia, estaba deseando verla caer sobre esta nueva tierra que piso, que lo limpie todo, que llene los pantanos, que humedezca la tierra y que pueda verla trás de los cristales en este nuevo hogar.

Besos

Necio Hutopo dijo...

Añadamos:

Porque ella salta, camina y chapotea en los charcos y yop, a vecwes y raramente, salto, camino y chapoteo a su lado.
Y por el cuento de Cortázar don las gotas hacen PAF¡ contra la ventana.

Canónigo Alberico dijo...

Salvo cuando deja pasos dentro. Me encanta sentir la lluvia. Bonita entrada. Me ha gustado mucho.

Un beso Gata

H. dijo...

Buena forma de describir la pasión por la lluvia, un bien escaso aquí. También la adoro por tantas y tantas cosas. Besitos y hasta pronto.

NATURAL DE SEVILLA dijo...

te he sentido, como esa gata bajo la lluvia, mahullando por todos los nostalgicos. Kinder bueno para tí, de la puerta de CArmona.

sevillana dijo...

Pues yo tengo que ser la oveja negra, aunque se que es muy necesria, a mi no me gustan para nada los dias de lluvia, me hacen caer en estado de tristeza, de recuerdos, algunos no muy buenos. Prefiero una primavera soleada.
Besitos

el aguaó dijo...

Yo añadiría otro porqué. Porque antes que llegue, el silencio que la envuelve es sobrecogedor. No se escucha nada. Es sólo un momento. Un segundo en el que el mundo parece pararse. Pararse por completo. Quieto y enmudecido. Nada suena. Y luego todo explota en una combinación de sonido, olores y caricias.

Me quedo también con los otros "porqués".

Grandísima entrada que me ha gustado mucho.

Un cántaro de besos. Fuertes claro está...

Ludwig Constantine dijo...

A mí lo que me gusta es el frío. La lluvia está bien para los domingos de invierno por la tarde, en el sofá y con una manta por encima, pero para lo demás es un coñazo.

El Rincón de Sevilla dijo...

ayer senti otra vez esa felicidad de ver caer la lluvia, asi que a partir de ahora solo queda disfrutar de estos dias de lluvia que nos ofreceran el otoño y el invierno. En primavera que no llueva y si llueve que sea en marzo y ya esta, jeje.

Saludos.

América dijo...

Quizás es un sentimiento atavíco y casi ancestral,la lluvia es vida,es supervivencia,(es como el fuego) como todo tiene su excepción pero no es el caso hablar de eso,la lluvia nos lava hasta los recuerdos,buenas razones para amar la lluvia,aquí en el trópico tenemos un fenómeno muy especial,puede llover torrencialmente y luego haber un sol fuerte y brillante como si nada hubiese ocurrido.

La gata Roma dijo...

Bueno, hoy esta demasiado soleado para mi gusto, aunque el fin de semana se presenta metido en agua… Espero que de tregua para el conciertazo y el derbi.

Orleáns, pienso igual que tú, es un feeling casi innato en la persona, pero ayer dándole vueltas me acordé de que Híspalis quería entender la lluviadicción, aunque es parecido a hacer un dibujo del aire. Generalmente, cuando esa Semana llueve, es la única explicación que le doy, aunque eso no me consuele…
Coko, al leerte sólo he podido pensar eso de: “que lástima”, jajaja perdona pero es que por estas cosas te ganaste el título. Espero que este invierno tu coche se porte mejor, porque la verdad es que no era humano aquello…
Luz de gas, ¿qué tal tu primera tormenta? Espero que bien aunque tengo entendido que te ibas a Málaga en estos días, pero bueno, la lluvia no es sólo maravilla en Sevilla (esa mala traducción es muy socorrida)
Gracias Mario; me encantó lo que añadiste. Lo de las botas de agua de pequeña era precisamente para eso, saltar en los charcos, ponerte perdido el uniforme y bueno… merecía la pena.
Muchas gracias Canónigo, compartimos esa excepción, o aún peor, cuando el paso está fuera y se te cae el alma al suelo viéndolo mojarse… mejor ni pensarlo…
Gracias H, no sé si era una buena manera, pero tal vez no soy capáz de encontrar otra…
Mil gracias Natural de Sevilla, imagino que será comprado en Carmelita. Los nostálgicos recargamos las pilas con la lluvia, y algunas cosas más.
Bueno Sevillana, ya lo han comentado, eso es un feeling que si no se tiene, no se tiene. Y ya sabes, hay semanas en primavera que no la echo yo de menos..
Gracias Aguaó por ese otro porqué, que también comparto. Como sabía que me faltaban cosas lo dejé un poco abierto en el último motivo y el título por lo mismo. Imagino que el cántaro de besos será de agua de lluvia en esta ocasión.
El frío también me encanta Ludwig, aunque a veces lo paso mal. La lluvia de sofá es otra modalidad que me encanta, pero no es la única.
Me pasó igual que a ti Rincón de Sevilla, empezó la temporada. Y totalmente de acuerdo, en primavera que no se prodigue mucho.
Es cierto América, tal vez forme parte de mi cerebro primitivo… No es comparable a vuestro fenómeno, pero la verdad es que hoy está muy soleado en comparación con la tarde de ayer. Imagino que eso te hará disfrutar de muchos arcoiris.

Kisses

Luz de Gas dijo...

Cuando llegué se acabó, justo entrando en casa que le vamos a hacer, donde más me llovió fue en el almuerzo del rodaje, en El Palo, escuchando las olas y la lluvia sobre el ramajo que teníamos para comer.

Besos

América dijo...

Sin duda ,un fenómeno que aun registra nuestro cerebro primitivo,me gusta la lluvia al igual que tu,y cuando llueve como te comento se ven preciosos arcoiris que de alguna manera asocio con la esperanza y los tesoros perdidos.

Señor Oscuro dijo...

A mí me gusta según el momento... Desde luego cuando hay que salir para trabajar o ir a clase es un incordio, al menos para mi.

Besotes

Gema L. dijo...

A mi tambien me encanta la lluvia...

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Mercedes, y porque ella y por ella tenemos alimentos. Y porque escucharla caer mientras estás metidita en la cama es una delicia. Y porque sin ella la vida sería imposible y las enfermedades florecerían como los piojos en la cabezas de los escolares en estos días. Y porque el ambiente se purifica. Y porque am´también me gusta, siempre que no haya que trabajar debajo de ella.
Muy bonta entrada, ¡me ha encantado!
Besicos guapa.

El callejón de los negros dijo...

Es muy de hispalita esto que voy a decir... de la lluvia lo mejor es la víspera.... el olor a humedad que avisa que llega.

Empaparme de tus motivos me han dejado ganas de esperar las nuevas nubes con más gustito...

Original como siempre,

Antonio

Aintzane dijo...

Lluvia.
http://incertidumbreenbilbao.blogspot.com/2007/11/llueve-en-bilbao.html

La gata Roma dijo...

Después de una noche de museos con mas calor que otra cosa, parece que no llueve sobre mojado; me da pena pero con todo lo que habrá en este finde, casi mejor… aunque un chaparroncita pequeño…

Juan, vendrán mas tormentas que podrás ver tras tus nuevos cristales. La lluvia en la playa es algo que me encanta por cierto.
América, los arcoiris siempre han sido mágicos; desde la mitología al de los Osos Amorosos…
Ojcu, cuando me levanto y veo que llueve, se me alegra el día.
Gema, otra lluviadicta.
Gracias Nani por mas motivos; por supuesto, de acuerdo con todos. Escuchar llover desde la cama desde luego es un placer para mí.
Antonio, coincides con el del cántaro, pero ¿eso es de hispalita? Si tú lo dices; es que claro, somos costumbristas desacostumbrados… La originalidad es un valor escaso en tiempos de globalización; si he conseguido arañar un poco, me alegro…
Aintzane, leida tu entrada, estoy totalmente de acuerdo; la lluvia parece volverlo todo mas bello; y la perspectiva cambia según el lado del cristal…

Kisses

Sergio dijo...

A mi me has convencido... A mi también me encanta cuando llueve.

¡Besos y abrazos!

Lalaith dijo...

A mí también me gusta la lluvia, sobre todo las tormentas, no sé por qué. Este verano estuve en un sitio donde llovió casi todos los días y los lugareños no podían entender que ese clima me gustase más que el mío... será que a nadie le gusta lo que tiene. No sé.

Saludos!

El Caliz de la Canina dijo...

Triduo en San Gregorio.No faltes


Un abrazo canino.

Antonio dijo...

He oído que en El Cairo cierran las universidades cuando llueve, y salen todos a ver caer el agua.

Con toda certeza tienes en tí reminiscencias genéticas de aquellos árabes amantes de las nubes ubérrimas.

Yo, las nubes no las cambio por El Cabrero cantando un soneto de Borges: "La lluvia", que se puede encontrar en YouTube.

Un abrazo.

Ego dijo...

Yo la espero desde hace dos semanas. Con paraguas y chanclas, pero la espero. A pesar de que me ha hecho rabiar alguna que otra noche. A pesar de todo, porque sale en las mejores canciones.
Un (b)eso!

La verdad esta ahi fuera dijo...

Yo lo siento por la gente de la calle Amparo, pero hace un dia maravilloso.

La gata Roma dijo...

Hoy si amaneció lloviendo, esperemos que dé una tregua al derbi, pero la verdad es que me alegro de cómo está el día.

Sergio, me alegro de que volvieras, ahora me paso por tu blog. No esperaba convencer a nadie, jejeje, gracias.
Lalaith, bienvenida, y como dices, tal vez no nos gusta lo que tenemos. La gente adora el sol de Sevilla, en cierto modo yo también, pero muchas veces escapo de él.

Canina, ahora me paso a ver que has montado por allí.
Antonio, he buscado el soneto y a primer golpe no lo he encontrado, pero ahora me pondré a ello, que a estas horas aún no coordino del todo. Por cierto, siempre me he creido mas judía que árabe, pero todo puede ser, ya sabes que en esta tierra nuestra la limpieza de sangre no.. jajaja
Cierto Ego, grandes canciones, yo sólo he puesto una pero podrían haber sido muchas mas.
Pues si Amarguro, si yo te contara… el prioste de la Pastora tiene que estar bueno, ya te contaré la historia, jajaja


Kisses

Maria Muffin dijo...

Hoy y ayer ha estado lloviendo en las fiestas asuncionistas, creo que a ellos no les gusta tanto, jajaja.

Un beso

Juanma dijo...

Nadie debería haber inventado los paraguas...es bonito mojarse, es buena amiga la lluvia.
A veces, de vez en cuando, a poco que haya oportunidad, no siempre, en algún momento que otro, ora sí, ora no, no sé, a lo mejor sólo una vez...pero hay que hacer el amor bajo una lluvia torrencial.
Un abrazo.

Paços de Audiência dijo...

Como ya he dicho muchas veces, yo me examiné 6 veces de un examen oral en la oposición. En 3 ocasiones estaba lloviendo y en esas 3 ocasiones aprobé. Es más, cuando el 23 de mayo amaneció lloviendo en Madrid, supe que iba a aprobar. La lluvia nunca falla.

Y que conste que llueva un 19 de noviembre en Madrid tiene cierta lógica. Pero que llueva un 27 de marzo y un 23 de mayo, no tanto. En fin, que viva la lluvia, menos en Semana Santa.

Herblay dijo...

No sabes cómo me ha emocionado esta entrada... Adoro la lluvia, y si la sumamos al café, un libro o una gran conversación de la ecuación te sale unos de mis mayores vicios. A ver si, con lluvia o sin ella, hacemos esa quedada que tenemos pendientes con María. Y gracias por dejarte entrevistar, guapetona!!!
Besos

El vecino del 4º dijo...

...yo tb la amo...porque cuando cae sobre sus labios el mundo me parece tan perfecto, tanto que por unos instantes olvido tantas guerras y desolación... en fin querida Gata...besos-besos... por cierto leí los posts pasados genial el del caso M. Luz...enternecedora tu ambivalencia por la Semana Santa y sus cosas siendo republicana hasta la médula...jejejejjeje...hermoso...en tus manos las palabras se amontonan en un equilibrio tierno, dulce, bello y contundente...

ofú...no te kiero asé más la roscaaaa...jejejjejeje...
besos killaaaaa...

tu vesino del 4º

Jesus Dominguez dijo...

Me encantó esta entrada. Es maravillosa. A mí también me gusta la lluvia.

Un saludo

Jesús Domínguez

misántropo dijo...

"Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados
sobre los campos, llueve.

Te podría contar
que esta quemándose mi último leño en el hogar,
que soy muy pobre hoy,
que por una sonrisa doy
todo lo que soy,
porque estoy solo
y tengo miedo."


Beso lluvioso

Du Guesclin dijo...

Llego tan tarde que se han ido casi todas las nubes que han oscurecido el día...

Bueno, personalmente no me gusta la lluvia nada; me encanta estar en la calle, pasear, vivir al aire libre, y co lluvia eso es muy difícil.

Me gusta mucho mas el frío, es mas "cómodo" para mi.

Saludos.

La gata Roma dijo...

Hace un rato escuchaba los truenos, me he esperanzado, aunque ahora no suenan, no llueve; una pena…



Muffin, que pueblo, que de fiestas, jajajaja En fin, el refrán lo dice, nunca llueve a gusto de todos…
De acuerdo Juanma, no deberían existir. Cuando me compro un paraguas intento llevarme bien con él, quiero que sea bonito, que me guste.. Al final me llevo el mas pequeño, el que menos ocupa… el menos paraguas de todos los paraguas.
Señoría, gracias por su microrrelato de la vida de opositor y la lluvia como talismán; mas que nada porque con lo poco que se prodiga usted por aquí…
Herblay, pues compartimos muchas cosas además de la lluvia, como el café, los libros… De verdad que no lo digo más, de esta semana no pasa. Por cierto, el viernes me crucé con L.B. que fue quien me entrevistó, pero no iba con María en ese momento y como solo nos conocemos por teléfono no le dije nada. Un placer ser entrevistada.
Lo dicho Vecino, algún día me tendrás que contar de donde te viene ese ramalazo andaluz cuando entras aquí. Gracias por tus palabras, sobre este comentario y los anteriores, de verdad; me captas, a veces creo que me exageras, pero mil gracias.
Muchas gracias por tus palabras Jesús, y bienvenido, estás en tu casa.
Pues si Misántropo, además, con mi estado anímico y demás, esa canción ahora mismo no es casual, soy pobre y… en fin, a ver si la lluvia se lleva cosas o me trae otras…
Mi General, hasta hace un rato tronaba… aún me queda esperanza; le deseo felices fríos a usted.


Kisses miles

Zapateiro dijo...

Yo llego tan tarde que ya nos muestras otra entrada, pero no quería pasar por alto ésta que tanto me ha gustado, sobre todo porque me has recordado a alguien y me has dibujado una sonrisa.

Yo soy muy caprichosa con la lluvia. Me encanta cuando me interesa y la aborrezco cuando no me conviene. Me encanta cuando estoy pasando un fin de semana con amigos en laguna casa en el campo, cuando tengo que estudiar, cuando quiero pensar, cuando hace un bochorno inspoportable como el de este fin de semana, cuando te pilla una tormenta en pleno verano en la playa o en una piscina...
En cambio, la odio cuando tengo que llevarme mucho tiempo fuera de casa y sé que tendré que cargar con el paraguas o ponerme chorreando, cuando voy a salir por ahí a disfrutar del paseo, cuando llegan las fiestas, cuando planeas algo al aire libre y la lluvia lo impide, cuando hay algún acontecimiento especial...

(Vaya chapa te acabo de soltar, jajajajaja).

En definitiva, que con la lluvia soy una "convenía"

Un beso.

eres_mi_cruz dijo...

¡qué pasada!...
por agua...

La gata Roma dijo...

Zapateiro, yo lo he dicho muchas veces, aquí los posts no caducan, jejeje Jo, pero no me cuentes esas cosas que ahora me pongo a pensar a quien te habré recordado y… jajaja La lluvia seguro que te perdona el amor-odio que le tienes.
Eres_mi_cruz, de verdad, que me encanta que siempre se saque gatos de la manga…

Kisses a los dos, artistas.

PEDRO DELGADO dijo...

Gracias por expresar lo que a mi me gustaría haber dicho. Me encanta la lluvia, sobre todo si tengo donde resguardarme. Es muy bonita la entrada

"La noche del aguacero
dime donde te metiste
que no te mojaste el pelo"

Saludos flamencos

La gata Roma dijo...

Gracias a ti siempre Pedro. Me alegro de que estos trozos de semilocura sin pensar, te gusten.
Kisses

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...