martes, 14 de abril de 2009

Como un sueño…



Como un sueño de domingo y sol, de esparto y cera en adoquines… Como un sueño de plata y sangre, de vino y paraguas guardados… Fue sueño de tabernas y papel, de ojiva y cera rizada; sueño de sonrisas de niños, de raso y “pulso aliviao”… Era sueño de caramelos y hermanos, de golpes de llamador, torrijas y medallas… Sueño de abrazos, capas y tambores… de radio, oro y tiritas, de canastos y canastillas, de luz, noches eternas, terciopelo y Margot… Sueño de anís, lágrimas, varales, zambranas, rosas, cardos y guantes… Era como un sueño de azahar y piedra, de alma y faroles; era tan fugaz como el incienso en el aire, era tan eterno como el eco de “Madrugá” en una calle, era simple como un capirote, complejo como repujado de orfebrería, bello como el indescriptible momento que te guardaste en el recuerdo, amargo como la sensación del final, triste como trasera de palio, ardiente como todas esas llamas… Era un sueño que se dibujaba en el final, que acababa cuándo apenas había comenzado; fue un sueño por las calles de Sevilla y el cielo despejado; fue un sueño, mi sueño y el de muchos. Fueron un puñado de días que soñamos, que nos dejan huérfanos de algo indescriptible, que nunca se acaba de ir, porque nunca abandona nuestro pensamiento, y tal vez, cuando nos queramos dar cuenta, estaremos soñando nuevamente.

14 comentarios:

Du Guesclin dijo...

Eso es lo mejor de todo, que para cuando volvamos a darnos cuenta estaremos otra vez soñando...

Besos.

América dijo...

El tiempo transcurre tan rápido,!,ya esperaba esta entrada esencia de esa Semana maravillosa.

Ludwig Constantine dijo...

Para mí, en cambio, es un alivio que se haya acabado. Nunca llueve a gusto de todos, está claro.

Aïcha dijo...

Se acabo, pero a los que la viviis de esa manera tan intensa esta semana santa sin lluvia, al menos en sevilla, os ha tenido que saber a gloria. ^^

dama dijo...

Fue un sueño que cada año se hace realidad.
Yo también disfruté de Margot y del piropo a una mantilla, como el mejor de los sueños.

Pepe Luis dijo...

Ya no queda nada de aquello que soñamos, porque realmente quiero pensar que no fue realidad, fue un sueño colectivo del que cuando hemos despertado, por tan perfecto, bello y efimero, sólo quiero pensar que voy a volver vivirlo en cuanquier momento.
Quizás es que sinceramente, ya lo estoy soñando.

Sibelius dijo...

Gata me has dejado peor de lo que estaba... ¡no hay derecho!. El sábado me voy a San Juan de la Palma a soñar de nuevo. ¡¡Maravillosa entrada!!

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Muy bonita entrada que narra además el sueño colectivo de los que adoramos la Semana Santa.
Personalmente creo que en lo efímero de esa Semana está la grandeza de la misma por lo tanto sigamos con el sueño de lo por venir y el recuerdo de lo ido.
Saludos.

El callejón de los negros dijo...

Esto de que el catorce de abril esté en esta semana donde andamos como zombis... pero bueno... quizás algun loco ande suelto poniendo banderitas al puente... que bien hubiera estado ver a la Esperanza flanqeada por la tricolor...

Antonio

Morís dijo...

Y también fue el sueño de un fraile, el de un vestidor, el de una mujer que se viste por primera vez de mantilla, el de unos acólitos con dalmáticas nuevas, ...... QUIERO SOÑAR DE NUEVO

el aguaó dijo...

Nunca dejamos de soñar... y de esperar. Es así, y así debe ser.

Para mí, ha sido de las mejores Semana Santa de mi vida.

Esperaremos...

Un beso muy grande.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Veo que has disfrutado, ¡me alegro por tí!
Feliz finde guapa.

Ludwig Constantine dijo...

A más de uno le hubiera dado un yuyu, Antonio.

La gata Roma dijo...

En fin, como es mala costumbre últimamente, me demoro al responder, pero todo volverá, lo mismo el buen ritmo y mis visitas algún día también.


Si mi General, dentro de muy poco… o eso quiero pensar.
América, siento que la entrada sea breve y algo ambigua, pero a veces no se puede dar más…
Ludwig, sobre todo porque incluso a los amantes de la lluvia como yo, no nos gusta que llueva esa semana.
Aicha, la verdad que por muchos motivos esta semana ha sido muy grande.
Dama, lo esperaremos el año que viene.
Quien sabe Pepe Luís, lo mismo cerramos los ojos y estamos otra vez camino de la misa de Palmas.
Sibelius, no es mala terapia la tuya, espero que te fuera bien.
No cogé ventaja, imagino que tienes razón… Quince días no tendría gracia; hay que tener medida de las cosas.
Callejonero, eso habría sido para llorar de bonito, Dios sabe que nada me gustaría más…
Morís, es que vaya Jueves Santo bonito que hemos tenido… ¡y que guapos estabáis con los trapos nuevos! Volveremos a soñar, tarde o temprano.
Pues si Aguaó, con más o menos paciencia, esperaremos… Lo dicho, la medida de las cosas es la que es.
Nani, si y mucho, fue una gran semana que se fue…
Ludwig, si más de uno en vez de cerrarse en su arcaicismo mental se dedicara a leer a Isidoro Moreno, no le daría tanto yuyu, que a “La Valiente” no la llaman así por lo que a muchos les gusta contar.

Kisses a todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...