miércoles, 5 de marzo de 2008

Miedo




No sé porqué hoy lo digo. Iba a utilizar la palabra “confieso” pero no me parece adecuada, al fin y al cabo no lo hago, puesto que nunca lo he ocultado. A veces, otras muchas veces, y en días malos, yo tengo miedo. Y no hablo del miedo a estar por la noche en tu casa sola y pensar que va a entrar una banda de Europa del Este a robarte lo que no tienes, esas cosas de hecho no me asustan. Pero la incertidumbre de los días, del futuro, el no saber si me estoy equivocando… Y que nadie me entienda mal, hoy no estoy de bajón ni nada parecido. De hecho diría que estoy bastante tranquila. Tal vez eso es lo que me hace mirarlo todo con calma, con algo de perspectiva, y pensar que aunque ahora me encuentre en una serenidad extraña, mañana, pasado o dentro de una hora, voy a leer algo, me llamarán, me vas a decir algo, recordaré aquello… y volverá ese miedo, que es totalmente compatible con la vida, en ocasiones casi necesario. Esto último lo digo porque considero importante esa capacidad que se desarrolla de mirar las cosas, morirte de miedo por dentro, tragar saliva y seguir adelante; yo a veces incluso me río, con una sonrisa algo helada, o con ese humor negro que me sale casi sólo, pero me río. Obviamente nadie te enseña a eso, pero si no lo aprendes, estás perdido.
Tal vez esto aunque no es bajón, si es una reflexión que tengo en mente desde hace tiempo, causada por todos esos que a diario me preguntan mil cosas, pensando (no sé porqué) que lo sé todo; esa gente que me mira, pensando que yo siempre camino sin dificultades, que todo me sale bien siempre, que nunca dudo, que tengo siempre las palabras perfectas… y aunque muchos me conocen algo mejor, sé que hay gente que piensa así. No sé como han llegado a creer eso, no sé como he dado esa imagen; quizás todo eso cambiaría si supieran cuanto miedo tengo.

15 comentarios:

Pedro dijo...

El miedo no es malo cuando es justificado, el problema de la sociedad en la que vivimos es que la mayoría de las veces, este miedo que padecemos y nos atenaza es completamente injustificado. Si no llegamos a controlarlo puede llegar a bloquearnos y es entonces cuando aparecen las depresiones, ansiedades, etc. De ahí la importancia de entrenar la mente para que esto no ocurra; se puede y se debe hacer.
Me gustó tu sincera reflexión; es un buen ejercicio de entrenamiento; por ahí se empieza.
Besos.

El callejón de los negros dijo...

¿tienes miedo? eso es que estás viva.
Y eso es lo importante, y si los que te rodean te ven como alguien segura es que lo eres. No lo dudes. Y ten miedo, se consciente de ello, eso te hará más fuerte.

Un abrazo
Antonio

elenaberenice dijo...

La eterna incertidumbre de no saber si vamos dando los pasitos adecuados cuando nos deslizamos a oscuras...

Dama de sevillano nombre dijo...

Haz siempre lo que tu corazón te dicte, hay veces que el miedo nos engaña.

H. dijo...

Tener miedo es normal y enfrentarte a él lo que nos hace crecer, diría yo. Mañana por la tarde me toca café en el Rayuela, ahora que por fin puedo salir de mi casa. Hasta luego.

Sergion dijo...

La incertidumbre de los días... Me encanta esta palabra, porqué será :)

Pienso que todos los días nos surgen dudas sobre nuestro día a día, pero a veces tenemos la capacidad de hacer oídos sordos. Es cuando no lo es, cuando nos acongoja lo que vendrá.

¡Un abrazo!

La gata Roma dijo...

Bueno Pedro, quizás sea un poco todo esto cuestión de inteligencia emocional, o higiene mental…
Pues sí Antonio, forma parte de vivir, y hay que tenerlo, hay que llorar y hay que reirse… Lo de cómo me ven, bueno, la gente también se equivoca, pero las percepciones son algo muy subjetivo.
Pués si Elena, es el escalofrío de ir a tientas.
Muy cierto Dama, hay que pararse a tomar aire para decidir.
Yo también pienso así H, y me alegro mucho de que estés mejor ya.
Sergion, tal vez te guste porque la incertidumbre lo rodea todo, o casi todo, y si está ahí seguro que es por algo.


Kisses

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Mercedes todos tenemos miedo, pero algunas personas reflejan hacía los demás "SEGURIDAD" y es la que buscan en tí, la que les falta a ellos, sin esos ellos pensar que tú también necesitas que te den seguridad, ánimo y un hombro donde apoyarte. Poquito a poco te irán conociendo.
Espero que todo haya ido bien en clase. ¡Menudo compromiso en el que me habéis metido, pero a la vez un honor!
Besitos preciosa.

el aguaó dijo...

Como dice el amigo Pedro, el miedo no es malo cuando es justificado.

Sin embargo, yo te voy a proponer algo. Cambia ese miedo. Esa incertidumbre de la que hablas no es más que el devenir del mañana. No le des importancia. Hay que tener previsión de futuro, pero también ejercer ese Carpe Diem que promovían los romanos. No pienses si estás dando los mejores pasos. No pienses si te estás equivocando. Nuestra amiga Dama tiene razón, hazle caso a tu corazón. Y no te preocupes si te equivocas, todos nos equivocamos, pues es de humanos errar. Y de sabios rectificar.

Aún así, cuando aprendes a dominar el miedo, todo va mejor.

Un fortísimo beso amiga.

P.D. Todos tenemos miedo a algo. Tu entrada es una sabia reflexión.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Carezco de una reflexión vital sobre mí mismo y mi existencia. Me daría demasiado dolor de cabeza.

Creo que hay que limitarse a vivir. Y a intentar ser feliz de vez en cuando. Lo poco que nos dejen.

Hace tiempo mi hermano me dijo una gran verdad sobre mí mismo. Le comenté que andaba algo deprimido.

Me dijo que yo era de las pocas personas a las que nunca le darían la baja por depresión. Que no podría engañas a ningún médico. Es la verdad. Yo me lo tomo todo a broma, soy conformista por naturaleza o yo que sé.

Pero la verdad es que me centro en vivir, que no es poco. Será que mi mente no da para más. O será que me he cansado de pensar en los demás.

mariapan dijo...

...creo que el miedo es lo más humano que queda en mi (a parte del amor...jejeje me gustan los espectros y los iluminados...¡tú sabes!)asi que puedo empatizar contigo y te diría que te entiendo a la perfección.
Mientras ese rasgo nos quede dentro nos será útil para seguir luchando, amiga, yo también ando de resaca (pero reciente), no puedo seguir, de echo me voy a la cama...el lunes comentamos...esto de celebrar los exámenes acabará conmigo...¿y contigo?jejeje
kiss

*LaDy SiSiaK* dijo...

puedo decirte miles de cosas querida, pero dejemoslo simplemente en que el miedo, llama al miedo reina, cosillas del incalculable poder de la mente, así q cambia cuanto el chip, ya sé que no se trata de lo concreto, si no de lo abstracto, recuerda que ocurra lo q ocurra todo sigue siendo vida y... ¿Quién dijo que era facil amore?

La gata Roma dijo...

Muchas gracias Nani, puede que tengas razón… En cuanto a tu relato, falta de tiempo útil ha hecho que quede emplazado pero de momento le ha gustado a quien le tenía que gustar, ya sabes…
Aguaó, muy de acuerdo. Tengo muy presente vivir el momento, pero ya sabes, hay cosas que obligan a ser un poquito más cerebral muchas veces.
Cabezota, muy en tu línea, jejej Yo también me lo tomo a broma casi todo, si no apaga y vámonos…
María, es totalmente cierto eso de que el miedo es muy humano, de hecho, si alguien me dice que nunca ha tenido o tiene miedo creeré que es idiota, un mentiroso o que su sangre es leche condensada… Mañana hablaremos de lo divino y de lo humano y sobre todo, mañana, hablaremos del gobierno, jejeje
Lady, tu comentario está ligado a tu última entrada, y los dos son muy buenos.

Un abrazo a todos.

Híspalis dijo...

No tengas miedo... no tengas miedo.

El séptimo Ángel caído dijo...

El miedo es necesario, ya que nos ayuda a meditar y pensar las acciones que estas llevando a cabo, es como un stop, para que te detengas y examines ambos lados por si puedes pasar con seguridad. El merito reside en aprender a convivir con el miedo, y no amedrentarte ante él.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...