domingo, 24 de julio de 2011

Destino: Bélgica



¡Al fin llegó! En ese terrible comienzo de verano lleno de exámenes y agobios varios, mientras los telediarios vacíos de noticias relevantes mostraban como en las playas del levante no había ni un hueco para poner la toalla, y mandaban al reporterillo de turno a plantarse delante de cualquier termómetro hispalense para alarmar a la población, mi mente volaba hasta este día… Mientras veía en las redes sociales fotos de gente en playas y piscinas, yo soñaba con este día… Incluso cuando me daban las tantas estudiando y me acostaba con la mente enredada sabiendo que iba a dormir tres horas de mala manera, me consolaba pensando en este día… Ahora que lo medito, lo mismo he puesto demasiadas esperanzas en este viaje, aunque no creo que me defraude…
Otro año más, Berlín tendrá que esperar, pero la perspectiva no es mala. Una semana, una casita flamenca en el centro de Bruselas, tantos trenes por coger a tantas ciudades y pueblos interesantes, tantos edificios, tantos museos, la ciudad natal de mi ídolo Carlos V (aquí Carlos I), tantas oportunidades de aprender flamenco (el idioma), y… ¡tanto chocolate por comer y tanta cerveza por beber! Y todo esto… ¡con diez grados menos que en Sevilla! Con un poquito de suerte hasta llueve…
Lo del flamenco no es coña, en Ámsterdan ya le pillé el gusto a esa mezcla de inglés y alemán que no sé porqué, a mí me gusta tanto.
Vamos a un país “desgobernado”, ya que no se pusieron de acuerdo en las últimas elecciones y hasta Septiembre creo que no se pondrán a organizar el asunto… Aunque por lo que he leído, ha sido uno de los mejores años para esta pequeña nación; va a ser cierto que los políticos no hacen tanta falta, y que con un gobierno provisional en funciones se puede ir tirando…

Una vez más, al preparar el equipaje de mano se me han venido a la mente mil formas de matar o secuestrar un avión, y es que no soy especialmente retorcida, pero si me dan cuerda, a mí los líquidos me parecen lo menos peligroso de todo…

En fin, no va a ser un viaje para descansar precisamente, pero conocer sitios nuevos siempre me sienta tan bien…

Y aunque no pegue nada, ahora, en plenas vacaciones de 2011, aquí dejo un pequeño vídeo (o fotovídeo) algo cutrecillo, de mis vacaciones cántabras de 2010. Es que realmente lo acabé hace unos días, así que echando cuentas, en Junio del año que viene, acabaré el vídeo de Bélgica, si es que me decido a hacer tal cosa.

11 comentarios:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Yo hice un viaje de trabajo a Bélgica de una semana, en el que incluía 3 días de visitas guiadas por todo el pais.
El guía que nos atendió era un, profesor de la universidad de Bruselas, argentino con residencia allí de más de treinta años y por lo tanto la visita no fue la convencional.
Me sorprendieron tantas y tantas cosas de ese pais que tan diferente me parecio en su forma de ser y vivir que nosotros.
Guerdo un admirado recuerdo de aquellos días y sstoy seguro que tú sabrás exprimirlo mucho más que yo tuve oportunidad, al fin y al cabo yo iba de ciceron de un grupo de clientes y por eso no me puede emplear todo lo necesario.
Que bebas mucha cerveza, que comas muchas papas fritas y si a las seis de la tarde te ofrecen algo de comer no lo desprecies pues después será tarde; ya te contaré la anecdota que dió lugar a que cuando salíamos del hotel por la mañana ibamos como los viejos del Inserso, todos cargados de bocadillos.
Un beso y que disfrutes todo lo que yo soy capaz de desearte.

Manolo Ruiz dijo...

Pues que lo disfrutes.
A mí me gustó muchísimo tanto por su riqueza cultural como alimenticia pese a que los "patatas fritas" sean algo sosos.
Buen viaje.

trianatrinidad dijo...

Pues nada querida Gata, que disfrutes de un país tan bien DESGOBERNADO".Sin bromas, que pases unas muy buenas vacaciones.Ah¡ te animo a lo de Berlin cuando puedas, mi hijo estás allí desde el día 11 y dice que es fantástico.Muchos Kisses.

El Naranjito dijo...

Que te lo pases un taco de bien y que disfrutes. !Ah! si aprendes flamenco despues me enseña un poquito que yo soy un taco de saborío pa esto del baile.
Ahora en serio: a disfrutar sin descanso.
Un abrazo.

Rebeca dijo...

Te copio, yo también me voy en busca de fresquito este año ¡Al Báltico! paso de playas abarrotadas.
Felices vacaciones, por cierto me has traido recuerdos de la infancia, conmigo estudiaba una Belga que hablaba siempre flamenco y traía huevos duros a la hora del patio.

La gata Roma dijo...

Jops, tengo internet y ordenador, pero no tengo mucho tiempo o fuerzas, los he invertido en las redes sociales, jejejeje que pena, en vez de responder aquí…

Mañana ya vuelvo a casa, pero no sé cuando publicaré una entradilla o varias comentando todos estos días…


Rafael, lo bueno es que hemos alquilado una casita, al no estar en un hotel no hemos sufrido los horarios raros, aunque al final, por ciencia infusa, hemos llevado una vida muy belga, en la cama tempranito, almorzando a la una y cenando a las siete… Entre los madrugones para coger trenes de acá para allá y que la vida de la ciudad te empuja a ello… era inevitable.



Manolo Ruíz, yo la verdad es que estoy encantada. Lo de las patatas ya lo ví en Holanda y aquí es igual, patatas fritas por todos lados, pero la verdad es que puede que sintonice mejor con este país que con el vecino, que también me gustó mucho a pesar de todo.

Muchas gracias Tri-Tri. Lo de Berlín estoy deseando, pero los vuelos no eran directos, me descompensaban el tiempo y el Money, pero tarde o temprano iré. Sé que es una ciudad que me va a encantar, aunque Bélgica me ha gustado mucho más de lo que pensaba, ha sido un gran segundo plato.

Naranjito, vuelvo muerta de cansancio, vamos, que he disfrutado a full… El flamenco no veas, aquí tienen muchas reminiscencias de cuando eran españolas y los flamencos se despiden en castellano, cosa que al principio creí que era un quedo y que ahora me encanta.

¡Que envidia Rebeca! Yo estoy deseando conocer esa parte. Hace tiempo ya que paso de destinos sol y playa, con mi costa andaluza para hacer escapadillas voy sobrada, aunque Baleares me tienta. Si es cierto que ando cabreada porque no he pisado la playa este año aún, y yo que soy de natural morenita me he quedado como una dama inglesa según mi madre, más aún comparada con mi hermano que vive en Valencia y está negro…
Huevos duros no he visto, pero sopa de pollo comen a todas horas, lo cual llega a ser desagradable cuando a las ocho de la mañana te pega el tufo…

Kisses

impresiones de una tortuga dijo...

Mercedes, después de un año un poco...¡chungo! lo menos que te mereces es irte de vacaciones. Espero impaciente tus crónicas.

El baile de mi hija (la que estudia 1º de periodismo) fué en Isla Mágica y la segunda gala será en diciembre, ya te lo diré con exactitud, por si puedes ir.
Fué genial.

Pásalo estupendamente, un abrazo.

Dama dijo...

fantástico. Recuerdos a Felipe...de Bégica y preséntale mis respetos al chocolate.

Un besazo grande.

La gata Roma dijo...

Tortuga, la verdad es que yo misma lo pensaba paseando por aquellas calles y me parecía mentira después de todo estar por allí tranquilamente, sin agobios de la facultad ni de otro tipo…
¿En qué academia está tu hija? Yo conozco a algunas chicas que han ido a la de la Alameda, ya me contarás.

Dama, no te digo nada del chocolate… ains, que cosa más rica…

Ando preparando la entrada… Me temo que va a ser un poco bastante larga… Pensé en ponerla en dos partes, pero me he puesto cabezona y no sé que haré al final…

Evanir dijo...

Que sua semana seja de muita paz,
que você seja abençoada (o)a cada minuto.
nunca esqueça que você mora no meu coração.
Que nossa amizade seja para sempre.
Bjs no seu coração,Evanir.

La gata Roma dijo...

Gracias Evanir

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...