sábado, 16 de julio de 2011

Medianoche en París



El “Síndrome de la edad de oro”, el pensar que tenías que haber nacido antes, mucho antes, años, siglos atrás… Siempre he padecido ese síndrome, de hecho tengo neurosis desbordada con respecto a él, pues hay muchas épocas en las que preferiría haber nacido; y eso que según muchos amigos he tenido suerte, pues consideran que a pesar de que habría sido criada y educada según mi supuesto tiempo, habría sido una mujer carne de hoguera, horca o garrote, según la moda de la época.
Pero tal vez el padecer este síndrome desde casi siempre, ha hecho que la última película de mi adorado Allen me guste tanto. Quienes seguimos al neurótico neoyorkino sabemos que como todos los artistas es capaz de lo mejor y lo peor; y de vez en cuando, al cabo de dos o tres películas buenas y a veces geniales, resulta que te endiña un bodrio, del que te acabas de reponer cuando retorna con una cinta aceptable. Esta vez hubo suerte, miedo me da el bodrio que está por venir… Esta tendencia imagino que se produce porque al ser un director tan prolífico, es pura estadística.

Son curiosas las manías que se llegan a desarrollar sin saber porqué, o las que desarrollo yo, pero extrañamente, no me atrae París. No es que no me guste, no he estado de hecho, pero no es mi prioridad, prefiero conocer otras ciudades antes como Praga o Berlín. No dudo que es posible que algún día la visite, al fin y al cabo, es París, y debería reformular mi manía con conocimiento de causa, aunque no entra en mis planes inmediatos esto. Sin embargo, pese a mi aversión parisina, la ciudad es un estupendo marco para la surreal historia.
Puede que también me cautivara el hecho de que el protagonista consiga departir con artistas y escritores ya fallecidos. Yo he soñado muchas veces esto, no soñar de imaginar, que también, sino cuando duermo, y ver como el típico americano guionista neurótico tan presente en todas las películas de Woody lo consigue, me dio una envidia que hace que adore “Medianoche en París”.

La vi hace más de una semana, e imagino que pronto la retirarán, pero recomiendo que quien tenga un mínimo interés corra a verla. Yo tenía muchas ganas de hacerlo, y si hubiera sabido lo que me iba a encontrar lo habría hecho mucho antes.

19 comentarios:

Antonio dijo...

Hola, Mercedes. Estoy alegre ahora —a las 6 de la mañana, despierto por la caló— al comprobar que sigues activa.

La Edad de Oro por antonomasia, en lo que respecta a la cultura occidental, se sitúa en Grecia, en tiempos de Sócrates. Y después de haber leído tu artículo "El metro mágico" y puesto que los griegos practicaban sexo con jovencitos, redundo en mi apología del Orgullo Gay.
¿Sabías que Castilleja tiene fama de pueblo de homosexuales?

Ánimo con esos estudios, y ojalá puedas visitar todas las ciudades que desees (sin olvidar algún sendero de bosque, algún riachuelo de alta montaña, alguna aldehuela perdida, claro).

Un abrazo, guapísima. Te sigo.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pues también yo he sentido muchas veces el deseo de haber nacido en otra época.
Esta vez no te haré caso, no soporto al amigo Allen, lo siento.
Por cierto: cada día me gusta más la cita de Groucho, que encabeza esta sección de tu blog.
Un beso.

La gata Roma dijo...

Antonio, como soy una floja, ahora ando acabando un cutrevideo de mis vacaciones del año pasado, Cantabria y una pequeñísima parte de Asturias. Miles de aldeítas, senderos, riachuelillos y comida impresionante, que todo hay que decirlo. Siempre he pensado que en los pueblos es donde auténticamente conoces un país, la semana que viene me voy a Bélgica, y además de la capital, está previsto la visita a un montón de pueblos y ciudades pequeñas, que no solo de capitales vive el hombre.
Por si te interesa, te dejo los enlaces de mi viaje, aunque aviso que son entradas muy densas
http://lagataroma.blogspot.com/search?q=cantabria

por cierto, que conozco unos cuantos gays de Castilleja, jejejeje Por mi columna de opinión cualquier día me llevan al cuartelillo, lo veo venir…

Rafael, recuerdo una entrada de la amiga Tortuga en que muchos comentaban que les pasaba lo mismo que a ti, creo que incluso comentaste allí; y es que este hombre, o te gusta o no lo soportas… Yo debo confesar que me atrajo a muy temprana edad y forma parte de mi educación, como Groucho, jejejeje Me ha encantado lo de la frase, sobre todo porque mi madre lleva tiempo intentando que la cambie, pero después de lo tuyo, se va a quedar ahí….

Besos a repartir

Driwrgy dijo...

Me alegra volver a saber de ti! Aunque sólo sea "escuchar el rugir de tus tripas",señal de que estás viva. Bss.

P.D.: Se me pasó tu cumple, no recordaba que eras "cancerígena" tb, jejeje. Yo caigo mñn...

Enrique Henares dijo...

Como supondrás, ya que algo me conoces, lo de haber nacido en otra época, varias décadas atrás, es algo que he deseado muchas veces. Es evidente que hubiera tenido sus ventajas, pero también sus inconvenientes, así que mejor conformarse con lo que tenemos. Me ha hecho mucha gracia eso que te dicen de que hubieras sido carne de hoguera, jajaja!

Respecto a lo que te pasa con París, a mí me ocurre algo parecido con Londres. Sé que hay que ir, como a Roma y París, pero sin tenerle manía ni nada por el estilo nunca tuve el mismo interés desmedido por visitarla que el que tuve con las dos anteriores hasta conocerlas; por eso aún no lo he hecho y creo que tardaré. Te invito a que lo superes. Pese a que nuestros gustos no son los mismos, te aseguro, conociendo las tres ciudades que nombras, que te terminará por gustar mucho más que Berlín y Praga. París es como la Amargura, le gusta a todo el mundo.

Respecto a la peli, como mi habitual compañera de cine (las pocas veces que voy) ya la ha visto sin mí, me da que no la veré hasta que la echen por la tele.

La gata Roma dijo...

Cris, que “brutíhima” eres tía, canceriana queda mucho mejor que canceríjena joe… Y creí que no comentabas en mi blog, jajajaja. Yo en el tuyo entro de vez en cuando, lo que pasa que aporto poco porque soy más de comer que de prepararlo…

Enrique, no sé yo… Sinceramente no creo que Berlín o Praga me vayan a gustar menos que París, es una cuestión de arraigo. No te hago una comparación de una dolorosa con la capital de Francia porque alguno se podría ofender, si acaso en privado. Para mí la Amargura sería Roma, claramente. Sobre Londres, sinceramente, estoy enamorada de Londres, ya he ido dos veces y volvería otras dos o más si pudiera, incluso me gustaría recorrer más ciudades como Bath, Canterbury, etc. Creo que Dickens incrementa mi enamoramiento… De todas formas, la semana que viene parto a Bélgica, y si todo va bien, en otoño iré a Burdeos, no es París pero la voy cercando….
La peli, comprala ilegalmente, con suerte te tocará un tipo que no estornude mucho mientras la filma ilegalmente… La cosa es que creo que te puede gustar bastante.

Kisses

Juanma dijo...

Me dice una buena amiga que es puro Allen esta película.

Compartimos opinión sobre París...que no termina de ponerme mucho, vaya.

Un placer volver a dejar besos por estos tejados, mi querida Gata.

Zapateiro dijo...

Compartimos aficiones varias, entre ellas las películas de Allen aunque no soy incondicional; de hecho, los dos últimos 'bodrios' no tuve el gusto de verlos y he dado el salto directamente a ésta. Me encantó, además de por la originalidad, por el humor que siempre encierran sus películas, y eso que yo nunca he añorado vivir en otra época. Creo que por pura manía higiénica, no lo habría soportado :P

En cuanto a París, no creo que le hiciera ascos, por más manía que les tenga a los gabachos. Pero yo es no recuerdo haber viajado a ninguna parte sin disfrutar. Eso sí, dudo que París, Berlín y Londres (las tres más citadas en la tertulia) sean siquiera comparables entre sí. De todas formas, los viajes que suelen calarme más son los que además de monumentos impresionantes y ciudades bellas me aportan un extra, como me pasó el año pasado en Escocia.

Mientras mi economía no mejore me conformaré con el viejo continente pero de lo que realmente tengo ganas es de cruzar el charco y hartarme de América, sobre todo de Sudamérica. ¡Ains!

Isabel Romana dijo...

A mí me gustaría tener una máquina del tiempo para ir a todos los lugares y épocas que me fascinan del pasado, porque sólo una época y lugar me saben a poco. En su defecto, escribo novelas y las leo.
Hay ciudades que, por una razón u otra, no nos atraen tanto. Sin embargo, creo que París te gustaría, porque responde a un potentísimo imaginario romántico. Sí, creo que te gustaría.
No he visto la película, pero me interesa y seguramente trataré de verla. Saludos cordiales.

David C. dijo...

Quiero verla si o si este año, al igual que "Chico & Rita".

La gata Roma dijo...

Gracias Juanma, veo que eres el único que comparte mi manía parisina, mientras los demás me quieren convencer… ains, si es que yo creo que ese es el problema, está muy prostituida por su publicidad, y esas cosas crean decepción…

Rocío, puede que disienta, aunque depende de lo que llames últimos bodrios. Viky, Cristina Barcelona fue un pedazo de bodrio, no ´se porqué en este blog le hice una crítica tan blanda, cuanto más lo pienso más mierdosa me parece la peli… Pero Si la cosa funciona fue buena, al menos a mí me gustó mucho. Me reí tanto con el Allen prototipo de Anie Hall… Si no la viste dale una oportunidad, a mí me habría gustado verla con una libreta al lado para apuntar frases ingeniosas… Sobre París, imagino que cuando vaya, si llego ha hacerlo, me buscaré alguna motivación, como la compañía o algo, evidentemente no mola viajar de mala gana y creo que nunca lo he hecho, pero ya digo, prioritario no es para mí pisar aquello. Sobre la “incomparabilidad” de París, Londres y Berlín, estoy de acuerdo, de hecho no me gusta comparar porque de ese modo siempre alguien sale mal parado injustamente…
Por cierto, el sueño de mi vida es ir a México, Argentina también me tira mucho, pero lo dicho, el país norteño primero.

Isabel, con tus novelas realmente ya viajas en el tiempo, ya te lo dije, esas descripciones geniales….

David, no he visto Chico y Rita pero realmente me tienta…


Kisses

El callejón de los negros dijo...

tus referencias sobre la película la han colocado en la parte alta de la lista de espera cosa que es fácil porque con W. Allen me basto solo...

Por cierto, si llego a nacer en épocas pasadas que alguna vez he pensado me irían mejor no hubiese llgado a la edad que tengo ahora. Seguro.

Kisses
Antonio

Rebeca dijo...

Chica ya sé que me repito, pero vuelvo a estar de acuerdo contigo. Woody va de bodrio en bodrio y de vez en cuando ¡toma! después de Viky, Cristina, Barcelona pensé que no volvería a ver ninguno de sus films.
A mí esta me gustó por entretenida, aunque yo no tengo ese punto nostalgico, me gusta nuestra epoca, las mujeres podemos gozar de una libertad sorprendente, no quiero ni pensar lo que hubiera sido de mí en otros tiempos.
Me quedo con Picasso y Dalí, me encantaron esos dos locos.
Ah! y Paris, bueno yo tenía el mismo concepto, nada atrayente de la ciudad, hasta que fui y entendí porqué la gente se enamora de sus calles.

La gata Roma dijo...

Antonio, la peli parece una laaaarga entrada tuya, fijo que te mola.

Rebeca, estamos de acuerdo aunque yo pienso que Woody hace pelis buenas salpicadas de bodrios… Y la verdad es que nunca pienso que voy a dejar de verlas… Cuando me cuela una bazofia pienso: “Mierda, me tocó… pero la siguiente…” Con 12 años ví “Sueños de un seductor” y me pareció tan absolutamente genial esa forma de concebir la vida y el cine, que no pude desengancharme de él ya nunca…
Y París… no sé, hay tantas recomendaciones en los comentarios… pero lo dicho, los dos próximos viajes por Europa ya están decididos y de momento París no anda en el futuro…

Kisses

Romani dijo...

Ya le he dicho yo a Enrique que la peli,aunque solo sea porque sale Belmonte, le tiene que gustar ;)

La verdad es que a mí me encantó. Imagínate poder irte de parranda con tus ídolos. Es como si yo viajara en el tiempo a una cárcel sevillana y me encontrara a Cervantes escribiendo en unos papeles una idea sobre un tal don Quijote...

Si pudiera viajar a una época pasada siempre he pensado que sería el Renacimiento en Italia... pero siendo hombre, claro, que pudiera estudiar, crear o estar al lado de los que crean.

Actualmente, me muero de ganas de ir a París... y después de la peli más... aunque como den las doce de la noche y no aparezca un coche de época me voy a sentir muy defraudada, jaja.

Besos! Y sigue escribiendo entradas, please!

El vecino del 4º dijo...

en fin Gata, todoos quieren/queremos vivir en otro momento...creo...bravo por lo de Allen...a mí tb me encanta...pero teniendo como tienes parte de Gata...Paris te encantará...no busques el Paris del cartel y la postal...hay otro París que te atrapará...estoy seguro...en fin...
tiempo ha que no pasaba por tu rincón que sigue teniendo las tejas en su sitio...te felicito....
buen verano...
el vecino del 4º

El Naranjito dijo...

Querida Gatilla, yo soy de los que no les gusta el Allen, será porque me quedé en "El dormilón".
Lo de vivir en otra época, no sé, esta que nos ha tocado, a pesar de todo, no está nada mal.
Pero bueno, uniendo épocas y ciudades: ¿que te parece Paris en los años de los Mosqueteros? ¿y visitar Londres acompañdo por Sherlock Holmes? Pues anda que la Roma de Adriano.
Un saludo.

La gata Roma dijo...

Romani, la verdad es que lo de ser hombre es importante, de no ser así, o vives amargada como tantas mujeres vivieron, o acabas quemada como me predicen a mí… Yo creo que en casi todas las épocas encuentro alicientes… Y sí, a Enrique la peli le encantaría, y eso que no caí en lo del torero, jejeje, que bueno… Sinceramente, con esto de que Paríss no me emociona especialmente, como no aparezca el coche de época… reclamo o algo.
Desde luego Vecino, si llego a ir a París necesitaré buscar una ciudad que no salga en las postales y los tópicos, porque de no ser así, mi concepto empeorará…
Claro Naranjito, lo dicho, encuentro alicientes en todas las épocas…


Kisses

Gmo Saenz dijo...

No me conoces. Vivo en México y me tope con tu blog de forma fortuita. Yo he estado en Berlín y en Praga, mas no en París. Y curiosamente yo también escribí sobre este tema allá cuando salió la película de Woody Allen. Dejo ésto por aqui…
http://gaudio-privatum.blogspot.mx/2011/10/midnight-in-paris.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...