domingo, 20 de enero de 2008

Clases, cursos, nervios y nada de vocación



Puedes preguntar a miles de niñas que qué quieren ser de mayor, y muchas te dirán que maestra o profesora. Yo nunca he respondido eso. Con seis o siete años quería ser abogada, en otro tiempo escritora, más tarde periodista y hoy en día de mayor me gustaría ser feliz… El caso es que desde que mi madre tiró mi pizarrita con tizas de colores, no volví a tener contacto con eso que hoy en día muchos llaman “la docencia”. Pero resulta que entre el viernes y el sábado he tenido dos días en los que he tenido que dar una “clase” y un “curso” por llamarlos de alguna manera. He pasado nervios, en ocasiones porque no todos me dieron las mismas facilidades, y no sólo a nivel material. En ocasiones ha sido más reconfortante la confianza que algunos han tenido en mí, que ninguna ayuda técnica. Lo de la confianza en mí es algo que tampoco entiendo bien, ya que no tengo vocación de enseñante, más que nada porque no creo que tenga cualidades para ello, y tampoco tengo una titulación acorde con esto. Tal vez lo único que tengo son ganas de trasmitir o comunicar a los demás algo que yo sé. De todas formas no habría podido hacer nada sin el interés de mis compañeros, sobre todo el viernes, cuando todo salió mucho mejor de lo que yo pensaba. Tener interés no es sólo estar en silencio cuando otro habla, es seguir lo que dice, preguntar, dudar y cuestionar cosas en su justa medida. Yo por mi parte pongo todo lo que puedo, tanto a nivel humano como material, y ando sacando cosas de un lado y de otro. Al final sólo me queda el estar bien conmigo misma, aunque a veces me metan goles políticos por la escuadra… De todas formas no debo de darle mucha importancia a esto último, y quedarme sólo con las impresiones de la gente.
Sea como fuere, espero que esta buena racha continúe, y que la clase del viernes, que es la última, salga igual o mejor.

3 comentarios:

mariapan dijo...

"Tal vez lo único que tengo son ganas de trasmitir o comunicar a los demás algo que yo sé"
¡¡pero te parece poco esto!! No creas que hace falta un título para llegar hasta este planteamiento, si la mitad de los "enseñantes" tubieran presente esta prima; en nuestra clase habría menos dudas absurdas y la gente no resoplaría por copiar más de un folio de apuntes...
Mercedes eres una gran comunicadora y envidio tus tablas y tu capacidad de enseñar y , reitero, para eso no hacen falta títulos ni méritos; contigo tienes y, como diría mi mami, "vas que chutas y metes goles"jejeje
Besitos linda

M. Andréu dijo...

Hola Mercedes:
No sabes la alegría que me ha dado no sólo verte en mi página, sino verte aquí en la red. Bienvenida a la blogosfera. Ya verás, esto engancha.
Te añado a los enlaces recomendados de mi blog, para que te conozca mucha más gente.
Te espero por mi ventana de vez en cuando. También yo te visitaré a menudo.
Un beso,

Miguel

PD.: ya falta poco para que nos veamos a diario...

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Esperemos que así sea. Te deseo todo lo mejor. Yo tampoco te conozco, pero si tengo referencias tuyas por María, sí, soy su mami y estoy encantada de leeerte y de que te hayas presentado por estas páginas mias.
De nuevo te deseo todo el éxito y por supuesto, que te encuentres agustito y calentita, en esta tu casa.
nani

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...