miércoles, 6 de febrero de 2008

La Menina



Llegó hace un par de años, de la mano del Rey Melchor, un lienzo, tampoco muy grande, con una versión algo modernista, de un icono que me gusta mucho, de una forma casi obsesiva, una Menina. Podría ser la Infanta Margarita algo mayor ya, o Isabel Velasco, pude ser yo misma en una vida pasada, o quizás cualquier azafata de la Corte del IV Felipe; incluso podría ser Angélica de Alquezar... Puede ser cualquiera porque no tiene rostro, y a la vez los tiene todos.
Aún recuerdo, como si fuera ayer, hace ya casi ocho años, cuando visité El Prado, y me quedé allí, delante de ese cuadro imponente para mí (obviamente hablo de Las Meninas), que había visto pasar los siglos y los Reyes, a los que Velázquez había mirado de aquella manera penetrante. Miré a mi madre, allí estaba, a mi lado, mirándome casi con lágrimas en los ojos, supongo que de la emoción de verme cumplir aquél sueño.
Como lo hago todo de la misma manera, al fin ayer fui al enmarcador a recogerla. Ya es un cuadro, ahora sólo queda colgarla. De momento ocupará un hueco en el salón, llenando el espacio de otra Menina saqueada; hasta que algún día, quizás muy muy lejano, tenga mi propio piso de 30 metros, amueblado de IKEA, pues es el diagnóstico social más probable; y en ese, mi hogar, recordaré siempre la habilidad que tiene Diego para regalarme cosas que me encantan: muchas gracias por pensar en mí, en aquella galería, dónde ibas buscando algo para tí.
Entiendo que esta entrada puede parecer algo extraña o insulsa, pero yo necesito vivir dándole importancia a estas pequeñas cosas.

13 comentarios:

2+2=5 dijo...

Yo, aca de Brasil, tengo el seguiente sentimento: en los numeros, tengo 24 años, pero en la mentalidad estoy llegando a 1oo años (quiçá de solitud). Besitos, saludos =)

La Criticona dijo...

Que chulo el regalo. Un saludo

mariapan dijo...

es de lo que se compone mi mundo...las pequeñas cosas es lo más grande que tengo y, creeme, me siento muy muy orgullosa...
Por cierto, ni el Ikea es un motivo de suicidio ni las estadísticas tienen por qué ser reales (en tu vida)... Yo confío en el destino...
Me ha encantado, tu relato y tu cuadro; yo cuando fui la primera vez al Prado casi desfallezco y si no pregúntaselo a mi marido (el que tu tachas de ser producto de mi imaginación..jejeje), casi tiene que quedarse a dormir en el banco en el que me esperó...jajajaja
Besitos y ponte wena

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Si quieres leer una carta de desamor, pincha: http://misrelatosyotrascosas.blogspot.com/2007/07/despedida.html
No creo que seas fría e insensible, hay momentos para todo en la vida y llegan cuando tienen que llegar.
Mañana te comento tu post, hoy tengo un poco de prisa, vale?
Besitos precios.

Anónimo dijo...

Las pequeñas cosas son las que hacen a las personas grandes.
Por cierto, me gusta el cuadro. Ya te enseñaré uno que yo tengo muy del estilo.

Firmado:
La de los apellidos.

el aguaó dijo...

A veces, en la mayoría de ocasiones, son esas pequeñas cosas, esos detalles, lo que hacen grande una entrada, una historia o una vida.

Me ha gustado mucho tu entrada, y de insulsa nada.

La fijación por las Meninas es algo curioso, pero había alguien por ahí aficionado a los bufones.

Un fuerte beso y ponte buena lo antes posible.

P.D. Me he permitido la licencia de agregarte a mi blog.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Porqué me dijiste que eras fría y bla, bla, bla?
Si este escrito está lleno de pasión y cariño.
Me ha gustado mucho. Seguro que él rostro está pintado de esa forma, par que todos averiguemos el interior de su dueña.
Precioso el relato y elcuadro magnifico.
Como creo que ayer con las prisas no te puse bien el enlace de una cata de desamor, pincha aquí:
http://misrelatosyotrascosas.blogspot.com/2007/07/despedida.html
Besitos y buen finde

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Un detalle de un cuadro con cientos.

Me ha gustado eso del piso de los 30 metro y del Ikea. Puede que ese sea tu futuro.

O puede que te toque la primitiva.

O que te cases con un millonario o millonaria y vivas en un palacio, como una reina.

O que escribas una novela, ganes millones y puedas nadar en billetes.

El picante de la vida es el "puede".

La gata Roma dijo...

Bueno, para empezar es curioso ver la evolución del latín, en portugués menina es niña pequeña… Y algo de relación tiene eso por la vinculación, y en tiempo unión, de las cortes de España y Portugal, por eso este blogero brasileño creyó que yo me refería a que me siento una niña o algo parecido…
Por otro lado, a la madre le diré que leí la carta, y me ha gustado mucho, pero no consigo llorar. Llevo un par de semanas intentándolo, pero aún no puedo, jejejeje A María sólo le digo que he decidido dejar de tomar esa agua de mar artificial, mi nariz no puede más y espero verte el lunes.
Gracias a La Criticona, la verdad es que es un gran regalo.
Al velazquiano Aguador le agradezco su comentario y el enlace. De hecho iba a pedirte licencia yo a ti, pero te me adelantaste. A ver si me repongo y acabo todo lo que tengo por aquí, y adecento el caos un poquito en estos días. Y la afición a los bufones, eso puede que sea un tema más de Freud que el mío.
Al Cabezota y los puede… Puede que el millonario sea torpe y nos arruinemos, puede que yo no sea capáz de juntar más de cinco letras en condiciones y mi libro sea un fracaso, puede que me quede encerrada en el Museo Británico yque me quede viviendo allí ¿te imaginas? Puede que gane un concurso absurdo tipo Money Money o puede que mi diagnóstico social sea cierto, y tampoco habría problema. Lo de IKEA no está tan mal, tienen cosas monas si sabes convinar.
A la señora C.S. de P. conservo tu anonimato, privando a los demás de lo maravilloso que es tu nombre. Podrías crearte un blog o un perfil para contestar, que te quede más lucido que el anónimo, jejeje Tengo un amigo, listillo que lo vé y oye todo, tal vez él te pueda ayudar.
Kisses para todos y gracias, que ya me voy reponiendo.

El vecino del 4º dijo...

siempre he soñado o he sabido, de alguna manera, que en las cosas pequeñas habitan las cosas que importan (las grandes cosas o causas)...ese dice mucho de tí...quién no tiene una fijación???...jejejejjeje...

besos,
pd: la próxima vez que vengas a casa a por sal, llévatela...la dejastes olvidad en la mesita en la entrada.
tu vecino del 4º

te he agregado a mis enlaces. Si necesito autorización y póliza...ya me cuentas horarios de oficinas y precios...

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Acabo de leer en el Aguaó lo de tus males. Ya sabes mucho paracetamol y mucha agua. No jugaré a médico y no te recomendaré el cocktail de pastillas que me suelo tomar para el resfriado y que me hacen sentir la mar de bien.

Por cierto, en tu respuesta a todos los comentarios has escrito combinar con v.

Yo también ando liado con un trabajo. Espero no me mates por lo de las faltas. Pero yo es que cometo muchas y me gusta que me las corrijan.

La gata Roma dijo...

Jajajaja, Cabezota, ya no puedo más conmigo… El brasileño tiene razón, soy una niña, tengo un síndrome ortográfico o algo… Combinar… antes de b y p m, y eso es proporcional al hecho de que la v y la m nunca van juntas. ¡Maldito señor Qwerty, puso las letras como si las tragase y las escupiese una cabra! En fin, por lo pronto me voy a poner a repasar lo que hice ayer que no me fío. Lo de mi resfriado ya va casi aniquilado, pero es que fue peor el remedio que la enfermedad; esas pastillas que dan sueño, esas gotas por la nariz, ese agua de mar, por la nariz también… Dios mío, si eso no ha visto el mar en su vida… La verdad es que eso merecería una absurda entrada…
Gracias vecino, ya firmé lo que me pasaste por debajo de la puerta. A ver si me organizo y te enlazo yo. Ya subiré por la sal, que claro, me puse a lamentarme y se me olvidó.
Kisses

aiNOha dijo...

Me encantaría un regalo como ese, te lo aseguro ^^
Me pasa esactamente igual que a ti, no sé por qué desde pequeña tengo una fijación especial por las meninas, mi sueño es el que tu ya cumpliste, por desgracia aún no he podido ir al Prado a verlas..
Asignatura pendiente ^^

Besitos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...