viernes, 13 de marzo de 2009

“Fantasmas” de mediodía


Empecé a sentir complicidad cuando me di cuenta de que ella intentaba disimular el miedo tanto como yo. Caminábamos entre escombros y techos ruinosos como si nada… Mientras nuestra improvisada guía hacía ruido con sus llaves y charlaba sin parar, yo no paraba de pensar que si nos pasaba algo iba a ser complicado explicárselo a los del seguro…
Abrió una de tantas puertas, y como si tal cosa dijo: “Y bueno, aquí los encerraban cuando esto era…” La Ley de Reforma Psiquiátrica anuló la palabra que a esa mujer le rondaba la mente, “manicomio”. No estoy segura si llegó a decirla. Me quedé absorta… Una especie de somier de obra, una cortina destartalada, restos de enganches en la pared, algo que en su día era un sanitario, un lavabo… Miré a mi compañera, la complicidad aumentó diez puntos. Era un ataque a la sensibilidad de cualquiera, más en esta profesión. Se escapaba de lo comprensible, desbocando la imaginación a miles de malos pensamientos. El escalofrío me recorrió entera dejándome sin nada que decir. A mi mente venían reportajes sobre campos de concentración hasta que cerró la puerta…
Lo peor vino cuando estando en ese pequeño despacho empezamos a escuchar sillas arrastrarse, pasos… En teoría estábamos solas en el edificio… Vió la inquietud en nuestra cara, pero torpemente le quería quitar hierro. Decía que eran las puertas que crujían… Mi compañera y yo nos mirábamos, a punto de reír del propio miedo. Salvada por el teléfono salí al pasillo a hablar, y a comprobar que estaba desierto… Volví a escuchar pasos, más cerca esta vez, y seguía sin haber nadie mas que nosotras…
Al fin fuera de allí ella me dijo que su escepticismo le impedía creer en un fantasma o espíritu… Pensaba que había alguien allí, alguien que no quería ser visto Yo no sé si sería de carne y hueso, o de moléculas espectrales… No sé si ese lugar tiene tanta energía acumulada que la negatividad se manifiesta así… sólo sé que a plena luz del día pasé más miedo que en toda mi vida.
Foto: Juan Duque pero con mi cámara.

20 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Me has transportado a situaciones en las que pasé auténtico miedo, aunque no tan paranormales como la que tu revives aquí.

Suena muy real, seguro que ha sido cierto. En esos lugares se ha desvivido tanto que imaginarlo pone los pelos de punta.

La foto es de una serie en la que hay auténtica maravillas según creo recordar, las hay todavía más difuminadas y espectrales, claro que por la situación en que me encontraba en ese momento puedo imaginar más de la cuenta.

¿Crees que mi vestuario era el adecuado? Todavía sigo dándole vueltas, era quizás más para una noche de saturday night fever, bueno y el tuyo para ir a ver el musical Cats.

No me volverán a llamar más para un encuentro de este tipo, se creerán que voy aparecer con los cueros y mira que pensaba ponerme algo más bohemian fhasion, pero los prontos del momento me hacen estas cosas.

Besos

Juanma dijo...

Qué miedillo dan estas cosas, ¿verdad? Y eso que uno es escéptico con todo esto.

Un beso, mi querida Gata.

Necio Hutopo dijo...

herm... La mayoría de esas cosas no son siquiera puertas que crujen... Son imaginaciones de un mente exhacervada de estímulos...

Venga, que te lo digo yo, que en mis tiempos de funcionario público trabajé en un exhospital psiquiátrico transformado en parque y ofuicinas de gobierno...

Dama dijo...

Habría dado lo que fuese por estar allí, me encantan esas historias y vivencias.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Uy, cuando te lea tu amiga María, lo va a pasar mal.
Besicos muchos guapa.

Me_llaman_coko dijo...

Ijemmm, q susto!!!

Mi profesor de narrativa nos dijo el otro día: "Hay que conseguir que todo lo que escribamos se traduzca en imágenes". Lo consigues al 100%, tanto que todos nosotros somos capaces de revivir lo que tú viviste ese día.

Un abrazo mi querida Mercedes.

La gata Roma dijo...

Juan, revivir, revivir… me pasó esa misma mañana, la del viernes. Y sobre las fotos, algunas perecieron por estar impracticables del todo, jejeje. Sobre tu loock, siempre vas genial, aunque si es cierto que yo lo de bohemian fashion lo adoro… o rollo “Cats” claro… jejeje
Juanma, yo tampoco es que crea mucho… Incluso pienso que no tenía tanto miedo como… otra sensación, no sé… intriga…
No sé Mario, no soy muy propensa a fantasear con estas cosas, y mi compañera, más escéptica que yo, también lo oyó… pero bueno… Prefiero pensar que no es nada. Por cierto, este sitio es parecido al tuyo.
¿Si Reyes? No sabía de esta afición tuya, si lo llego a saber te llevo un día.
¿Si Nani? Bueno… habrá que ver que dice..
Hombre Coko gracias, lo peor es que cuándo escribo no pienso en quien me lee…



KISSES

Ego dijo...

Si un día te cruzas con alguno de mis fantasmas, trátalo mal.
Un (b)eso sin hijos

Ana Asuero dijo...

Si yo hubiera estado allí, te aseguro que no habría salido al pasillo a comprobar si estábamos solas ni de coña. Al menos tienes valor :-) Yo soy de esas que, cuando escuchan algún ruido en la noche, se tapa la cabeza con la sábana!

dijo...

Espeluznante. Yo también pretendo mantenerme escéptica con estas cosas, pero qué le vamos a hacer, lo desconocido siempre asusta un poco, o al menos, como tú dices, despierta cierta curiosidad. Besos

Zapateiro dijo...

Yo soy una cobarde y, como haría Ana, me habría mantenido quieta porque también soy de las que si escucho un ruido y estoy en la cama, me arropo hasta taparme la cabeza, cierro los ojos y que sea lo que Dios quiera, jajajaja.

Ojú mare mía...

Du Guesclin dijo...

Pues con el estado de nervios en el que llevo estas semanas me llevas allí y espanto al fantasma en 5 minutos...

También soy bastante escéptico pero, ¿por qué no? Tienen derecho a existir las criaturas... como las polillas (jeje)

Saludos.

El callejón de los negros dijo...

Estos seres magníficos... ¿tienen estrés...? o como se dice...¿exceso de nervios? ¿la mancha de tila se quita en la sábana de fantasma?

¡Vaya semanitas que llevo!

Menos mal que en unas semanas haré caso a Los Delincuentes...quemo mi cama pa no dormir..

Saludos
Antonio

La gata Roma dijo...

Algo de retardo si… pero jo, es que no daba para más.. Lo mismo en estos días actualizo, y si hay suerte.. algo más…

Ego, intentaré recordarlo pero vamos, que no soy la versión femenina del Sexto sentido yo ahora…
Ana, yo creo que más bien es que la ignorancia es atrevida… Salí para hablar y curiosear, no creo que de valor ande sobrada… jejeje
T, la curiosidad mató al gato, o eso dicen.. esperemos que tampoco sea verdad del todo…
Zapateiro, pero es que me sonó el teléfono y ya aproveché… Vamos ni recordarlo quiero, que pensé que tenía alguien detrás y… niente di niente..
Du Guesclin… miedo me das… Y eso que ayer me acordé de ti, que me invitaron a “Sevilla reza cantando”, el espectáculo, jejeje con tu querido Pascual.. Y lo que pasa es que creo que las polillas hacen menos ruido al andar que lo que fuera aquello…
Ni idea Antonio, pero si es verdad que me pasa como al General, ese se manifiesta y lo amargo yo con la de cosas que tengo encima…


Kisses

Nebulina dijo...

De momento, nunca he tenido miedo a algo fantasmagórico...pero claro, nunca digas nunca :S
Un besazo!

El Jardinero del Kaos dijo...

sin dudas, existe todo eso de la energia negativa acumulada...en mas de una oportunidad me toco estar de guardia a la noche en la clinica y senti cosas...escalofrios!!!
indescriptibles....

besos!!!

Moe de Triana dijo...

No he podío leerlo entero miarma, estaba la casa mu oscura y ma dao repeluco.

Juan con la foto de esta entrada se consagra como un gran fotógrafo bloguero...

Un saludasso.

Aïcha dijo...

Siempre se tiene miedo ante lo desconocido. Soy agnostica en esas cosas pero la negatividad es una energia que queda en los ambientes

América dijo...

La atmósfera propicia,la situación no admite duda algo raro pasaba,esas cosas suceden....

La gata Roma dijo...

Me demoré, pero las cosas a veces se dilatan, porque queramos o porque no…

Nebulina, claro, tampoco digas de esta agua no beberé, o este cura no es mi padre…
Jardinero, sinceramente me cuesta más creer lo de los fantasmas que lo de la energía… No sé, de todas formas si pienso que hay más cosas que las que el ser humano cree que controla..
Moe, ¿a las horas que comentas tu casa estaba oscura? ¿pero tu dónde vives miarma? Y Juan… que peligroso es Juan con una cámara…
Pues si Aicha, yo creo que eso alguna influencia tiene.
Si América, yo no sé el que, pero algo… era algo…


Kisses a todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...