jueves, 28 de mayo de 2009

Y entonces me encontré… II


Ya sabéis que me gusta encontrarme cosas por la ciudad, pero como estos encuentros son casuales, no siempre se puede prever, aunque por suerte soy persona de cámara en ristre.

Me gustaba la idea de tener un parque cerca de casa, sobre todo porque el ahora parque y parking antes era “el descampao” del barrio, y lo otro tiene un poquito de más caché. Me encantó la idea de que pusieran en él lagos artificiales, pero no sé como fui tan ilusa de no imaginar que ocurriría esto.



Para quien no lo aprecie bien, o esté algo extrañado, si, es un sofá, de hecho es bastante grande, y la casa más cercana estará a unos 500 metros como poco. La verdad es que se me da fatal calcular distancias pero vamos, que les ha tenido que costar lo suyo llevarlo hasta allí y luego tirarlo…

Por otro lado, camino de la Feria del Libro, en la confluencia de la Avenida de la Constitución con Fernández y González, junto a Filella, escuché bulerías, y muy bien cantadas además. Allí estaban, a las seis de la tarde, rodeados en su mayoría por turistas, nacionales y extranjeros, demostrando que a esa hora también se puede ser muy flamenco. Habrá quien piense que estaba hecho con la intención de aprovechar el paso de turistas; pues seguramente sí, porque en su mayoría esta ciudad vive de eso, pero lo cortés no quita lo valiente, y sea cual fuere la intención, a mí me encantó el ratito de cante y baile que nos ofrecieron. El grupo se llama Son de Afuera, y es literal, puesto que la bailaora era italiana y el guitarrista francés; el chico que cantaba portuense, y el de la caja no lo sé, aunque imagino que de alguna parte de Andalucía.




Y resultó que a la semana siguiente, volví a la Feria del Libro. Esta vez no encontré cantes, ni bailes. Encontré a la Dama del nombre más sevillano. Con ella llegó El Rock de la Calle Feria, recuerdos de un tiempo que no viví y una dedicatoria inesperada en un libro regalado.


Muchas gracias a Reyes, a Marina y por supuesto a Paco.

18 comentarios:

Ulyanov dijo...

He llegado a tu blog a través del de Nebulina. No tengo ni la menor duda de que tienes un blog estupendo. Si te parece, me verás por aquí de vez en cuando, intentando cumplir lo que decía Groucho, desde luego :)
Besos.
pd. Mi blog es de acceso restringido. Con que me envíes un email, te envío la invitación. ¡Un saludo!

dama dijo...

Bueno, bueno... no se por donde empezar, si por el encuentro fugaz contigo y tu amiga "rusa", por la dedicatoria, (eso de mi Reyes me ha llegado al alma) o por compararnos a ambas dos, cosa que me encanta.
La verdad, Mercedes, que es fantástico conocerte, porque eres fantástica.

Y como somos así, y llevamos cámaras en ristre, también yo suelo coleccionar fotos de sofás que me encuentro en lugares extraños, tengo unas pocas en la serie "Siéntate un ratito" y mira, me das una idea para una entrada. Me pasaré por ese parque, que aún no conozco estando al lado (de paso, tú sabes que ambas estamos en este barrio de paso), fíjate, para buscar ese sofá que tiene muy buena pinta fotográfica.

Y bienvenida al club de los que Triana nos ha cambiado la vida...

El callejón de los negros dijo...

Es lo bueno de llevar una cámara en la mano. Eché en falta el otro día una. Y me ocurrió dos veces en menos de una hora.

Triana el grupo hace tiempo que debería tener no una calle, si no una plazoleta...en condiciones...

Saludos y buena lectura

Antonio

Ego dijo...

Ese sofá fuera de lugar tiene mucho encanto.
Un (b)eso anacrónico

Darthpitufina dijo...

Medio kilómetro andando con un sofá así...en fin, quien se de un chapuzón en el lago artificial igual agradece encontrarse con un sofá lleno de hojas a mano...

Un besote, y alegría que por fin es viernes!

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Grandes encuentros.

Pues me voy a ir a echar un rato allí sentado en el sofá, con los pies metidos en el agua, que maravilla. Llamaré a los del flamenco "estranguis" y mientras leeré ese libro que tiene muy buena pinta.

Que buena tarde.

Besos

Necio Hutopo dijo...

Vale, a veces la casualidad es que tiene esas pintas...

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Hola Gata.
¿Has pensado que igual, al sofa, lo arrastró hasta allí la corriente?
Tú como teórica del caos, sabes que estas cosas son posibles.
Un beso

Sibelius dijo...

O que el sofá estaba antes que el lago

Herblay dijo...

Tiene buena pinta ese libro... A ver si quedamos pronto. Besos!

dijo...

A mí también me gustan esos encuentros callejeros. Suelen tener cierto carácter poético. Un beso.

mariapahn dijo...

Pues en cuanto pueda, me acicalo, salto del caballete y el óleo y busco a este grupo peculiar; si la fusión es tal y como la cuentas, lo que transmitan puede ser muuuuy interesante...

Pequeña niña guapa, nos vemos en la banderita y su acto ¿no? tengo ganas de socializarme con la clase, el cariño con distancia se nota más...

Besos

LA CASA ENCENDIDA dijo...

¡Anda que no está nada mal esos encuentros tuyos, ehhhh!
Hace mucho que no paso a verte, ufff niña, como ando!!!
Besicos muchos guapa.

Amaya dijo...

Ay gata!..lo del sofá no me choca!..en el hospital donde trabajo mangaron de la planta un colchón..y cosa rara: Nadie lo vió pasar!!jaja...

Cómo me gusta tu mirada caótica y felina de la vida.

Mil besos

Te echo de menos..muuuuuchooo..Se pué decir, no?

La gata Roma dijo...

Vaya, entre unas cosas y otras he tenido esto dejadísimo… y otros sitios los tengo aún más dejados vaya…

Ulyanov, gracias y bienvenido al tejado.
Dama, la comparación me halaga a mí más que a ti. El sofá está por la entrada del parque más cercana a la escuela infantil que hay por esta parte del barrio, el otro día quise entrar para ver si seguía allí pero iba con prisa… En realidad mi foto no es mejor porque como tu dices, estamos en este barrio de paso, y de paso vamos por él. Espero que Triana cambie mucho mi vida, si tú lo dices… será…
Desde luego que si Callejonero, una plaza con bancos para que se siente la gente.. Y lo de la cámara, piénsatelo, podrías hacer fotos a la soledad de los estancos cerrados y esas cosas.
Ego, la disposición de ese sofá desafía a los conceptos de decoración y espacio tanto de Oriente como de Occidente.
Darthpitufina, es lo que dice un amigo, tú le pides a alguien que haga lo del sofá y no lo hace…
Luz de gas, tu es que sacas un buen plan de cualquier cosa.
Si Mario, la casualidad toma muchas formas, aunque yo no crea especialmente en ella.
No cogé ventaja, es un laguito artificial, un pequeño receptáculo con aguita, eso ni corriente ni nada, no ha llegado de forma náutica.
Así que, Sibelius, ¿crees que en el “descampao” estaba el sofá, hicieron la obra, llenaron el lago y nadie se molestó en quitar el sofá? Pues mira, si, lo mismo fue eso, porque conociendo a algunos operarios…
Herblay, desde luego que algo tendríamos que hacer, un café, una cervecita… Para celebrar tu nombramiento entre otras cosas.
Si T, algo de poesía urbana habrá en esto, imagino.
María si, yo iré. Si sabes el color de la banda dímelo, que no quiero que contraste con mi ropa… A ver si no te rajas como tantas otras veces :P
Nani, yo también hace que no paso por tu casa… que desastre…
Amaya… flipo, un colchón vamos, genial. Yo también hecho de menos pasear por blogs, atender los míos… ¿qué me pasa?


Kisses a todos

Zapateiro dijo...

Entonces, si no me he enterado mal, ¿seremos algún día vecinas? Yo también quiero acabar por el viejo arrabal.

Du Guesclin dijo...

Jeje, en el viejo parque del que ese lago es ampliación encontraron una vez que fueron a limpiar el lago (casi que la única vez que lo han limpiado, creo) un frigorífico, y no te exagero que lo vi yo con mis propios ojos. Era mi época deportista, la cual quedó ya muuuuuy atrás...

Así que nada, parece que la nueva ría ya ha sido bautizada... Solo falta que se llene de barbos y gitanillos pescando los fines de semana, que todo llegará.

Saludos!

La gata Roma dijo...

Hombre Zapat, yo vivir en casi cualquier lado más al centro, o cruzando el Puente…
Sergio, es que hay tradiciones que no se deben perder, jejejeje y quien sabe lo que tirarán después…

Kisses a los dos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...