miércoles, 25 de febrero de 2009

Y llegaste…


Al fin llegas, ni tarde ni temprano, en tu tiempo, cuando tienes que llegar. Yo todos los años me impaciento un poco, pienso que tardas, cada año te espero con más ganas, quizás porque me hago mayor, porque tomar conciencia del tiempo es un lastre que no tienen los niños que corren rampa arriba y abajo por El Salvador. También yo fui niña en esa plaza, también te veía alejarte con el sol, los estrenos y las palmas de ese bendito Domingo. Tal vez entonces, no era muy consciente de lo que es vivirte, o si lo era, pero de otra forma; con menos ansiedad. Te vivía en casa, con el pijama y los zapatos puestos, para amoldarlos y que no me hicieran daño el día del estreno. Te veía pasar en la capa celeste que mi madre planchaba; en paseos por el centro con la alegría de encontrar iglesias abiertas. Se te esperaba en la mía, mi iglesia, cerrada a cal y canto mientras yo andaba alrededor de preparativos de Quinario, entre gente ilusionada. Llegabas a aquella pequeña iglesia de la calle Dueñas, intimidad compartida con pocos, ceniza que por mi curiosidad habitual, logré saber que provenía de la quema de las palmas y las ramas de olivo del Domingo de Ramos. Me pareció tan bello y paradójico descubrir eso; regeneración y reencarnación de ti misma en todos los sentidos.

Se acaban las cábalas, las cuentas son sencillas; cuarenta días, La Cuarentena de mi amigo Antonio; un mes largo para los últimos complementos de la mantilla, novecientas sesenta horas de disfrute de la cuenta atrás, mejor que una Navidad extensa, el reencuentro más dulce del año, la transformación de mi ciudad, las ganas de que no te vayas, pues tras tu partida sólo nos queda el comienzo del final… Y cuando eso ocurre, nos vuelve a quedar la ilusión de saber que siempre volverás. Yo guardo el incienso y los carbones hasta entonces, porque no me gusta ponerlo el resto del año, que la pena es más grande que yo; y te pienso, alargando una Precuaresma, como la procesión del Corpus, sale por una puerta mientras está entrando por la otra… Pero me estoy adelantando, es pensar de más, cuando hoy al fin llegas, y sólo hay que disfrutarte.
Bienvenida.


30 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Ve preparando la mantilla

divagando_siempre dijo...

como lo describes debe ser muy lindo!
saludos

Aasuero dijo...

Pues nada, ahora a disfrutar estas fechas que tanto os gustan. ¡Estábais deseando!

La verdad esta ahi fuera dijo...

Pues si, gata ya estamos en cuaresma, dentro de ná estaremos mirando al cielo y deborando partes meteorologicos, mientras tanto... toda una cuaresma por delante.

Du Guesclin dijo...

Ya ha llegado. ¿Recuerdas cuando este verano hablábamos de comer helados de torrijas?

Jeje, dentro de poco ya nos pringaremos la manos de miel. Aunque yo hasta el Jueves Santo ni una. Y eso que en muchos sitios nos las están metiendo ya por los ojos...

Saludos.

pregonero_de_sevilla dijo...

Digas lo que digas te ha quedado bordá la entrada. O debe ser que sigo redescubriendo tu blog y me sigue sorprendiendo como escribes.

Kisses.

Moe de Triana dijo...

Llego ese tiempo en el que una jartá de sevillanos se escaparán de sus casas cuando caiga noche bajo excusas como estas:

-Voy a meterle la oreja al Pregón de los celadores de 2º tramo.

-Hoy es el retranqueo de la Canina y voy a echar unas fotitos.

-Me voy a asomá por la igualá de las Siete Palabras a ver si hay cuelo.
.

Y luego te los ve en un bar...

Ahora en serio, ole la cuaresma, porque lo que se vive en esos dias es mu grande mu grande.

Un saludasso.

Zapateiro dijo...

Y llegó para deshojarla poco a poco, pero más rápido de lo que nos gustaría.

Y llegó para saborearla minuto a minuto, pero te faltarán a manojos para hacer todo lo que quisieras y no podremos alargar más los días.

Y llegó para alterarnos la sangre y poner a flor del piel los sentimientos.

Y llegó para volvernos maharetas que, no nos engañemos, es como estamos.

Edward dijo...

Gata, a disfrutar de estos dias. Todo está por venir. Muy auténticas las vivnecias que cuentas. Como dices es un mes largo, el resto de hojas de calendario nos dan igual ahora mismo...después de Semana Santa parce un eternidad. Todo se circunscribe a lo mismo.

Un abrazo!!

M. Andréu dijo...

¡De categoría!

Esto si que es escribir y no lo que yo hago.

Un beso (nada de kisses en esta época)

Ego dijo...

A mí me pasa lo mismo, pero no con la misma entidad. Y este año me la traen mutilada.
Disfruta mucho.
Un (b)ico

Necio Hutopo dijo...

Yo respeto rigurosamente la Cuaresma, cada Jueves y viernes no puede faltar la carne y el alcohol...

Ya ves, vocación de hoguera que decía el párroco de mi barrio cuando todavía me hablaba

Pepe Luis dijo...

Ha llegado el tiempo que tanto esperamos, ese que pasa rápido pero que te deja al menos tiemop para suspirar... De aquí a cuarenta días la vida pasará ante nosotros.
Feliz Cuaresma.

El Jardinero del Kaos dijo...

me gustaria estar por alli!!!

Miguel dijo...

Que bonita manera de recibir la Cuaresma..yo la disfruto casi más que la Semana grande que vuela en oores y sabores, se esfuma.

El callejón de los negros dijo...

Felicidades por tu texto, donde nos desglosas hábilmente como son estos días de goce y espera.

Gracias por la referencia a estos goterones de cera que vamos dejando (como le gusta decir a mi amigo El nazareno)

Este año ha entrado con mucha suavidad, al menos no con la brúsquedad de otros años y espero ir empapándome de ritos y callle con el paso de las jornadas.

Insisto en la delicadeza de tus palabras para abrirnos esta puerta a la luz y a la gloria.

Antonio

El callejón de los negros dijo...

(como le gusta decir a mi amigo El nazareno)

que se traspapeló el enlace...

Nebulina dijo...

Ya no queda nada para la Semana santa..
Un besazo!

Sibelius dijo...

La vida en siete dias.

Que disfruteis de esta Cuaresma y que el tiempo nos acompañe.

Amaya dijo...

Se nota que es algo muy especial para tí, que está plagado de tradición y recuerdos..Vívelo intensamente Gata.., una vez más
Abrazos caóticos

La gata Roma dijo...

Perdón, perdón… esto se me fue de la mano pero es que empecé la Cuaresma fuerte y…

En eso ando Juan… Si quieres te vienes a ver zapatos, verás que divertido…
Divagando siempre.. yo creo que es mejor de lo que cuento.
Si Aasuero, es que somos jartibles tela, jejeje
Por supuesto Amarguro, todo sevillano lleva un meteorólogo en su interior cuando llega esta época, y un Presi del Consejo también.
Du Guesclin, y conseguí localizar el helado de torrijas y todo… Y ya llegó… En mi casa hay torrijas desde hace más de una semana, pero te cuento un secreto a estas alturas, yo no soy muy torrijera…
Pregonero, eres fácilmente impresionable creo yo… pero gracias por tus palabras.
Y que lo digas Moe, pero un bar en Cuaresma es que es un templo también… Mira la tasca como está de ambiente “y de tó”
Zapateiro ¿maha que…? Porque yo soy una niña tela de centrada, jejeje no sé de que hablas… Fíjate, ya nos quedan treinta y pocos días….
Bueno Eduard, algunas vivencias son muy del presente, sigo amoldando los zapatos con el pijama puesto, mi madre plancha mi capa ahora, estamos de Quinario… Lo mejor no está por venir como dijo cierto presidente de cierto equipo, sino que está pasando ante nuestros ojos…
Andréu, tú con la Cuaresma te me has alterado y estás más exajerado que Pregonero, jejeje Nos vemos por dónde el Martes Santo el cielo baja al suelo.
Ego, las mutilaciones siempre son lamentables, lo siento mucho.
Bueno Mario, o compramos bulas o no sé, porque yo no digo nada, pero la carne que no me la quiten… Total, según un cura hoy en día el marisco es más caro, antiguamente se hacía por cuestión económica así que, con no comer trufa blanca o esturión ruso…
Pepe Luís, igualmente; un placer siempre tenerte por aquí, y eso serán estos días, un suspiro largo…
Jardinero, que pena, es que hay un océano según creo… Maldita distancia…
Miguel, es que la Semana Santa es muy corta.. aunque ojo, no digo que dure más, que a ver si ahora los teóricos de esto van a idear un plan o algo..
Callejonero, no tiene mérito de verdad, si yo te contara… Y las gracias te las doy yo a ti por dejar caer los goterones de cera cerca nuestra, para que los disfrutemos.
Nebulina, no queda nada, y queda tanto…
Sibelius, si la autoridad y el tiempo lo permiten, y si no.. pues también la disfrutaremos de alguna manera.
Si Amaya, si ves las entradas de esta etiqueta se puede ver que tengo una forma algo personal de sentir esto, pero que aunque muchos no lo entiendan, es una parte importante de mi que no me pueden quitar, porque me quitan el aire entonces…



Kisses de incienso a todos

Dama dijo...

Eso de los zapatos es pura Semana Santa.
Me encanta como escribes, cada vez lo haces mejor.
¿Sabes lo peor de todo? que el domingo de Ramos ya empieza a acabarse.

Las mantillas liberadas te esperamos...

misántropo dijo...

Ya llegó el aguafiestas,
si no me gusta el carnaval
es porque se que al final
hay 40 dias de cuaresma.

Beso

mariapahn dijo...

¡¡¡Esa Sevillana!!! ¡que no se diga! jajaja
La verdad es que hasta a mi,hija adoptiva de tu Sevilla y poco creyente de un tiempo a esta parte, hacéis que me vaya impregnando de todo lo mágico que tiene esta tradición ancestral que huele a azahar y a incienso...
Mira tú que todavía no llego al nerviosismo, pero me encanta estar pasándome por los blogs de Sevilla hoy Sabado nublado y respirar por doquier estos aromas...lo mismo...hata me engancho.
Muchos besos presiosa (tengo ganas de verte)

El callejón de los negros dijo...

El viernes recibí tu correo. Te he respondido un par de veces pero parece que hay problemas con los correos. Mándame los ficheros, no hay problema, que te lo intento arreglar. saludos.

Antonio

El callejón de los negros dijo...

En tu buzón tienes que tener lo que me pediste, fue fácil. En la nueva cuenta. Te lo escribo por aquí porque hotmail está empezando a cabrearme ;-)

Cuando acabe esta historia puedes borrar ese 'chateo'... je je je

Antonio

el aguaó dijo...

Y será efímera. Y será breve. Y por eso gustará. Porque no hay espera más dulce que la que rompe en la Gloria de los sevillanos.

Un puñado de besos.

Blanka dijo...

Me encanta como escribes! me quedo embobada mirando la pantalla.
Me gustaria verte vestida de mantilla, sólo para ver tu cara de ilución y de felicidad.
Espero k este año la semana santa sea como todos esperamos.
bss.
Firmado: abebo

La gata Roma dijo...

Si que duró tiempo el miércoles este, y el arranque de todo, pero es que yo también arranqué y vaya…



Muchas gracias Dama, de verdad, sobre todo porque a veces una no está del todo contenta con lo que escribe y… Lo de los zapatos es de madre cofrade, jejeje. Y si, se nos acabará antes de que nos demos cuenta, como siempre…
Pero este año tenemos la mantilla al menos, será la aportación diferente.
Jajajaja Misántropo, es mala suerte… tenía un montón de posts de otros temas, y caes a comentar en este, jejeje, pero me ha encantado vaya.
¿Sevillana? María, es que no eres de aquí, y claro… con lo poco sevillano que es mi blog… A ver si paseamos un día por el centro y te enseño un par de rincones que si te van a gustar.
Gracias mil Callejonero, no borro el chateo que es testigo del nacimiento de… y hasta ahí puedo leer…
Aguaó, y será un tiempo para vivir que nadie noss podrá quitar, por eso hay que exprimirlo…
Blanca, que alegría verte aquí, y ese proyecto de blog tuyo… Me verás, of course, con la cara de ilusión, demasiada quizás para un día tan triste pero… no lo puedo evitar. Gracias por leerme siempre Abebo.

Kisses

Morís dijo...

Me ha encantado esa comparación de tu Precuaresma con la procesión del Corpus.
Qué suerte tenemos los cofrades de capa, que siempre recordamos a nuestras madres junto a ellas al vapor de la plancha, jejejeje Mi madre lo hacía con "Toke" (no se si se puede hacer publicidad") y quedaban de lujo.
Saludos y a disfrutar lo que nos queda

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...