lunes, 12 de diciembre de 2011

Cuando la vida ofrece poco el blog ofrece menos


Estoy hecha una perra, una de esas perras que no actualizan su blog, claro que los cánidos, ni femeninos ni masculinos tienen pulgares o dedos capaces de mecanografiar.
No actualizo por flojera, por falta de una vida y unos pensamientos interesantes y porque a veces me encorseto yo sola. Me gusta pensar que no publico cosas del todo vacías, claro que esto no es la Enciclopedia Británica, ni lo pretende, pero a veces, a la hora de pensar un post me autoexijo que tenga cierta enjundia… Total, una mierda y un círculo vicioso en el que me meto yo sola y que no lleva a ningún lado, o simplemente a que pasen los meses y la madre de Jane y Michael se quede ahí plantada en su canción reivindicativa… A saber que habría cantado la mujer de haber visto proclamado presidente a un sujeto como Mariano…
Tal vez mi vida y mis pensamientos fueran mas interesantes si fuera esa vividora cuasi alcohólica, viajera y escritora que desde hace muchos años quiero ser… Pero con los pies en la tierra, eso no es una profesión, a no ser que seas aristócrata, pero para eso hace años que no salen unas buenas oposiciones. Dándole vueltas a eso me acuerdo de una entrada pelín moñas que publiqué hace ya tiempo; un post que hablaba de como y cuando elegir una profesión.


Es complicado a veces determinar que se quiere ser en la vida, ser en un término laboral, y llegar a ello no es fácil. Le doy vueltas a una preocupación ajena, un amigo con un familiar que anda extraño, con una conducta rara. Me lo cuenta y me parece que todo eso es la consecuencia consciente o inconsciente de un rechazo, de que él rechaza parte de su vida. Tiene una novia que parece la chica perfecta y estudia una carrera que a mí me parece interesante. Su círculo de amigos no anda mal, su familia le quiere… En esta perfección sobre el papel algo debe estar equivocado, algo no cuadra, algo que su familia desconoce y que yo, que no soy psicóloga, no llego a comprender. Es complicado saber que quieres ser, profesionalmente y a todos los niveles. Sigo dándole vueltas a todo y a nada, pienso en lo que me rodea y los que me rodean, y estos días está muy presente Miguel, este Miguel; uno que sí que tiene el blog abandonado, pero claro, su excusa es de órdago. Miguel ya es un escritor publicado, con un libro que tiene portada y páginas, como los libros de verdad, un libro que está en estanterías junto a otros libros, y se vende y se regala… En la entrada que cité antes decía que yo siempre había querido ser escritora, pero que a temprana edad me dijeron que eso no era una profesión. Puede que sea cierto y no lo sea, la profesión de Miguel es otra de hecho. Puede que sí lo sea y esté al alcance de pocos. Puede que simplemente sea una forma de sentir la vida, de contarla y vivirla. Tal vez no sólo es importante saber que se quiere ser a nivel laboral, hay que saber que se quiere ser en otros ámbitos para conseguir un equilibrio y eso es lo que hace que el chico del que hablaba no ande del todo en su centro.
Lo dicho, me gustaría que mis entradas tuvieran cierta enjundia, pero nada puede hacerse cuando el año se acaba y los balances se te empiezan a echar encima. No se puede hablar de algo cuando todo y nada te da vueltas en la cabeza. Es complicado contar cosas interesantes cuando tu último mayor vicio ha sido unirte al fin a la comunidad twittera; más vale tarde que nunca.

17 comentarios:

Isabel Barceló Chico dijo...

Ja, ja, gata, si sólo débiéramos/pudiéramos hablar de cosas interesantes hace tiempo que los humanos habríamos perdido la práctica de hablar... Hay que aprender a perdonarse las tonterías, las insulseces y hasta barbaridades que producimos cada uno de nosotros a diario. Por lo demás, cuentan que C.Dior decía que su vida dio un giro radical cuando dejó de preocuparse por "qué" quería ser en la vida y decidió pensar en "quien" quería ser. Vamos, lo digo por si te fuera de alguna utilidad... Besos, guapa.

El callejón de los negros dijo...

Por suerte tu faceta comunicativa es completísima y muchos las gozamos.
Escribe dónde y cuándo quieras. Allí estaremos.

Besos
Antonio

Ampersand dijo...

Si sólo escribiéramos cuando tenemos algo realmente interesante que decir, la blogosfera (¿se sigue usando esta palabra?), sería un páramo XD

La gata Roma dijo...

Isabel, viniendo de ti eso es un completo halago, ya que aunque sigo muchos blogs, y por motivos muy diversos, el tuyo junto con algún otro, es de los más instructivos. Como diría mi hermano “Lo tuyo está currao”, muchísimo, así que realmente soy indulgente conmigo. Si quisiera hacer algo parecido a lo tuyo creo que me echaría a llorar, sólo documentarme me costaría años. Lo de “qué se quiere ser” es así, más completo de lo que creemos. Yo hace tiempo que asumí la amplitud del concepto pero creo que algunos amigos no, y ahora lo están pasando regulín por eso…

Antonio, tú que me lees con buenos ojos, jejejeje Algunos estáis condenados a soportarme, lastimita…

& que milagro verte aquí… Yo sigo diciendo blogosfera, el resto no sé, jejejeje y la verdad es que disfruto mucho leyendo blogs que no son didácticos, por así decirlo, no sé porqué a veces yo me “exijo” tanto…

Kisses a todos

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Cuando quieras y de lo que quieras, pero de vez en cuando escribe algo que me encanta leerte.
Un beso y no te preocupes.

Rebeca dijo...

Será cosa de que llegamos a final de año y nos ponemos a evaluar lo que hacemos y lo que dejamos de hacer, donde estamos, donde hemos llegado, lo que queremos...es difícil porqué en realidad la vida sólo tiene el sentido que uno quiera darle.
A mi me gusta mucho como escribes, siempre encuentro todos tus posts interesantes, y en algunos aspectos me recuerdas a mí, con lo cual mi empatia se multiplica.
Yo también quería ser una escritora BORRACHA y viajera, y también pronto mis padres decidieron que no podía ser: ni Cantante, ni Deportista, ni Bailarina, ni Escritora, así que aquí estoy, con algunos sueños frustrados y otros no tanto, pero viviendo y eso al fin y al cabo, supongo que es lo importante.
Y cuando me entra esa sensación de que la vida ofrece poco, siempre recuerdo que no tengo derecho a quejarme, en cualquier momento una puede cambiar sus decisiones y tirar hacía donde realmente le apetezca, así que chica, ya estás a medio camino: escribes bien, ser borracha es fácil y nada, es cuestión de cerrar los ojos y salir a comerte el mundo.
¡venga que últimamente te leo un poco pesimista! como si estuvieras estancadilla y no supieras realmente donde encontrar algo que llene. Seguro que la vida ofrece mucho en lugar de poco y los blogs más que menos, a mí personalmente, me dan la oportunidad de convertir mi vida en toda una novela, aunque luego los hechos no tengan tantos tintes ni matices para las personas que los viven conmigo.

La gata Roma dijo...

Gracias Rafael, de verdad que me gustaría escribir más, pero tal vez es mejor dosificarse, jejeje
Rebeca, son varias cosas. A mí los balances me alteran la cabeza, jejeje Además, no es que esté del todo pesimista, puede que sí un poco pero te explico; digamos que llevo una vida relativamente normal, ni optimista ni pesimista, incluso me esfuerzo en lo primero, pero cuando me paro, me siento y escribo, parece que sale más a flote lo otro, suelen decir que un pesimista es un optimista bien informado, y a mí me sale toda esa información al teclear, jejejeje El estancamiento es cierto que me empieza a molestar, aunque sin llegar a límites preocupantes, hay quien lo lleva peor…
A veces tú también me recuerdas a mí, empatía doble, jejejeje

Kisses

Rebeca dijo...

Vale, ahora ya me dejas un pelín más tranquila, ja,ja ¿Sabes que yo pongo flechitas en los días? para arriba (optimista), para abajo (ufff..estoy fatal) y para ningún lado, pues eso, normal. Por suerte suelo sumar más flechitas para arriba o al menos me convenzo de ello.
Todos estamos parados, porqué también necesitamos esa dulce monotomía ¡raros que somos! conformistas pero inconformistas.
En fin, que me estoy enrollando y ha sido una falsa alarma ¡qué sigas tecleando aquí! ¡y deja de hacer balances! nadie dice que sea una obligación ponerse a hacer listas a fin de año, mejor disfrutar de las fiestas, empieza por el champan, así estarás más cerca de ser la escritora borracha que deseas, ja,ja

Zapateiro dijo...

¡Ay, qué te voy a contar que no sepas!

El equilibrio, ese maldito equilibrio que tanto cuesta conseguir, y más en estos tiempos inciertos que nos han estallado a todos en la cara, es la clave para todo.

Al fin y al cabo vivir es eso mismo, la búsqueda de tu equilibrio.

Un beso,

La gata Roma dijo...

Jajajajaja como le ponga flechitas a los días voy a hacer balances ya con estadísticas y todos… Ains, son inevitables, incluso aunque no sea final de año… Y lo de escritora no sé como lo llevo, lo de borracha va encauzado bien desde hace años, ques cosa….

Zapateiro, me ha encantado la definición de vivir. Muchos besos y ánimo para ti y los difíciles tiempos…

Kisses

Patri Hache dijo...

Creo, sinceramente, que la entrada es interesante. En sí misma es muy interesante. Sobre todo la confesión más bonita del mundo: ser escritor. Eso sí es genial.


PD.: Gracias por tu consejo. Lo hice, aunque aún me falta la tercera y me quedé sin palomitas, pero no faltará mucho para que vaya corriendo a comprarlas.

¡Abrazo!

La gata Roma dijo...

Patri H, tras esa confesión vendría otra, además de que pienso que ser escritora tiene que ser lo más bonito del mundo, me da miedo, el miedo no a la página en blanco, sino a todas las siguientes, a contar algo que interese y remueva, algo que para empezar me guste a mí, que no es fácil…

Kisses

P.S. Me alegro que te sirviera el consejo. Hay quien piensa que la tercera peli no es tan buena como las dos primeras. Yo sinceramente pienso que la primera es sublime, pero la tercera no es mala, es que es complicado sostener semejante nivel; y el final es impagable.

El Naranjito dijo...

Querida Gatilla: me dijo un amigo que esto de la Blogosfera es, entre otras cosas, para divertirese. Divertirse en el sentido de hacer algo que te gusta y que te llene. A mí tambien me gusta leerte.
Un abrazo.

La gata Roma dijo...

Pues sí Naranjito, en realidad divertirse es lo principal; a mí me encanta que me leas y me encanta leerte a ti.
Saludos pal Killo, espero que siga tan selecto como siempre, comiendo sus gambas favoritas y eso…

kisses

impresiones de una tortuga dijo...

A todos, yo creo que nos pasa lo mismo, querida Mercedes, queremos que lo que escribimos tenga su sustancia, sus tropezones, sus avios y unas veces nos pasamos y otras no llegamos, pero lo intentamos y también algunas veces lo conseguimos.
Creo que serías buena escritora (si no fueras ta vaga), porque te gusta y nos gustas.
FELICES FIESTAS y ya sabes, el propósito para el año que viene ¡escribir un libro!.
Un abrazo y mil besos.

La gata Roma dijo...

Jajajaja jops Tortuga ¡nada menos que un libro! Me encantaría, en fin, se intentaría pero no sé yo, no sé yo…

Nos seguimos leyendo…

Kisses

Eva dijo...

Bravo! :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...