sábado, 12 de julio de 2008

Películas que nos hicieron llorar

“A mi me sigue gustando Dumbo, al fin y al cabo es la única película que me ha hecho llorar.” Dijo esto tan tranquilo y yo me lo quedé mirando; con su cerca de metro noventa y sus trazas de rapero, acariciando la llegada de su mayoría de edad, a mi hermano solo le ha hecho llorar ese elefantito de grandes orejas. Rápidamente quise hacer un repaso cinematográfico sobre películas de llorar, a grandes rasgos al menos. A mi mente llegó aquella tarde de cine con mi madre , aquel tanque… La vida es bella me hizo llorar mucho; ese momento cuando el niño piensa que consiguieron el premio, que ganaron el concurso…
Por otra parte, casi sería incontable el número de veces que lloré con el final de Lo que el viento se llevó. Será esa mezcla de la equivocación de Escarlata a través de los años, el miedo a la equivocación propia, o yo que sé… Esa frase demoledora cuando Escarlata le dice que ella solo sabe que lo quiere, a lo que Butler responde: Esa es tu desgracia. Incontables decía, aunque para destacar, aún me recuerdo en aquella casa de Las Alpujarras viendo la película en una tele pequeña, llorando por la escena y porque aquella maldita chimenea no tiraba bien y el humo me estaba asfixiando…
Y en la adolescencia, que es esa etapa cruel, no porque sea dura en si, que también, sino porque al mirarte desde lejos hace que te muerdas el labio, y casi me cuesta reconocer lo que lloré con Titanic las numerosas veces que la vi en el cine.
Hace bastante que no lloro con una película, tanto que no logro recordar cuando fue la última vez que lo hice; pero si recuerdo cuando fue la primera vez que no lo hice. Ramón Sampedro estaba diciendo sus últimas palabras, y en aquella sala de Nervión Plaza el aire cortaba el silencio. Miré a mi derecha, mi amiga Muffin lloraba como la Magdalena que es… Miré a mi izquierda, la chica que estaba a mi lado también, y su novio, y todos los de mi fila, y los de la fila de delante, y los de la fila de detrás… Creo que puedo afirmar que yo era la única persona en esa sala que no lloraba…
Me parece que habré llorado más veces de las que he comentado aquí, pero no las consigo recordar; sea como fuere, esto de llorar o de no llorar imagino que formará parte de la magia del cine.

33 comentarios:

Antonio dijo...

A mi me enseñaron a no tomarme en serio mis lágrimas, y las cinematográficas menos todavía. Es que tuve un profesor (religioso de los Hermanos Maristas) que cuando lloraba después de recibir la zurra diaria, me decía, extrayendo del bolsillo de su sotana y alargándome su propio pañuelo:
—Límpiate esas lágrimas de cocodrilo.

Fue un enigma para mí lo del llanto de los cocodrilos hasta que, pasados los años, oí cantar un fandango flamenco que decía algo como:
"...que soy como el cocodrilo,
que llora por devorar...".

Me recordó al viejo marista. Y ahora, aunque se me saltan las lágrimas alguna vez, por la emoción de un buen cante especialmente, me siento más cocodrilo que otra cosa.

Voy a darme un baño al río, a ver si atrapo algún ñandú.
Hasta luego, un abrazo.

LA CASA ENCENDIDA dijo...

El cine Mercedes, es que tiene mucha, pero que mucha magia. A mi me cuesta llorar, creo que de niña como fui tanto al cine y lloré tanto que creo se me terminó el depósito de las lágrimas,¿será por eso, se terminarían? Pero estoy contigo, "La vida es bella" por ejemplo, es una peli que por lo menos se te hacen miles de nudos en la garganta.
Besicos guapa, me ha encantado el repaso cinéfilo.

Orleans dijo...

Muy bueno eso de tu amiga Muffin(magda),jajajajaja.
Una peli que me traumatizó y me hizo llorar de peque fue Bambi(hoy en día tengo un conejo enano al que llamo Tambor).Pelín más tarde,me emocioné con E.T,tanto,que buscaba por los rincones algún alienígena al que engancharme.
En la pubertad,El Piano me despertó los instintos más primarios de mi ser.Las notas musicales de la B.S.O abrieron la senda.
Ya más talludita,Mar adentro,Boys don´t cry,El laberinto del fauno,y sobre todo,Los puentes de Madison...me dejaron seca.

Necio Hutopo dijo...

A mi lo que "La Vida es Bella" me hizo no fue precisamente un nudo en la garganta... Al menos que califique como tal el cúmulo de improperios que luchaban por salir de mi garganta (es tan difícil tratar de expresar algo cuando no se tienen las palabras adecuadas)...

Para llorar en el cine, no sé; prueba "la Batalla de Argel"

Señor Oscuro dijo...

Reconozco que me cuesta llorar. La última vez que lloré no fue por una película precisamente, pero no recuerdo exactamente si lloré en alguna, me imagino que sí, porque en Bambi por ejemplo, cuando matan a la madre, me entró una pena... y no es coña, que conste.

Besos!!!

Luz de Gas dijo...

Anoche fue el último día que se me saltaron algunas lágrimas cuando en el cumpleaños de mi sobrina le regalaron algo así como el IPhone de la Barby versión chino. No me preguntes por qué.

Es lo que nos hace humanos un cocodrilo también es un animal como nosotros y esta naturaleza es muy sabia, incluso cuando rompe las sombrillas en la playa con el viento y te maltrata con los granitos de arena, como diciendo: ¿que estais haciendo? ¿No os dais cuenta que a mi me da igual? ¿Que aunque sea un planeta congelado seguiré siendo yo?

Estoy un poco de resaca perdona, besos.

Gema L. dijo...

Dumbo es muy triste.
Yo tambien he llorado con La vida es bella pero de Titanic (y puede sonar cruel) solo me gusta cuando se esta hundiendo el barco.
Tambien he llorado con Quedate a mi lado, lloré mucho con La pasion de Cristo y no se ahora mismo no recuerdo más...pero seguro que si...

La gata Roma dijo...

Bueno, bueno, quien más y quien menos echa sus lágrimas por ahí. Yo sigo dándole vueltas… Pensaba que era más llorona la verdad…



Antonio, había escuchado lo de las lágrimas de cocodrilo, aunque se lo decían a mi hermano más que nada. De mmayor conseguí enterarme de los procesos digestivos de este animal y el rollo de las lágrimas; así que casi mejor me quedo con tu fandango, enciclopedia de la vida el flamenco siempre… Lo del pañuelo del Marista (otro gran tema Los Maristas) es un poco como el pañuelo que ofrece Butler… si me permites la comparación relativa…
Nani, lo mismo se me ha agotado el depósito a mi también… El repaso cinéfilo es regulero, aunque bueno, tampoco soy yo una entendida en nada…
Si Orleáns, la verdad es que lo de Muffin se le ocurrió a un amigo mío, el auténtico dueño de la gata Roma que también me dio a mi el nombre. Adorable lo de Tambor, le he dado vueltas a Bambi pero no recuerdo haber llorado con ella, tal vez lo hice pero no lo tengo en el disco duro… La BSO de El Piano me encantó, y sobre el resto de pelis que nombras, vamos, que no he llorado con ninguna… Que pena de mi…
Juas Mario, tú en tu línea, jejeje… Las pelis con masacres me tocan mucho, pero no lloro con ellas.
Señor Oscuro, me creo que no sea coña, si fíjate, el drama cinematográfico de mi hermano es Dumbo, o sea que aquí en mi casa estamos curados de espanto. La cosa es que yo ví Bambi y luego me la regalaron en la Comunión, vamos yo la puse en la lista… y es que me parece que no lloré…
Tranquilo Juan, en este blog hay muchas cosas escritas bajo la resaca, y según me consta no es el único. Lo de los niños de hoy en día es tremendo, tienen cada juguete que te quedas helada…y luego se emocionan con unos recortables; bueno, eso es otra historia.
Gema, mira, me has traido otra peli. Creo que con “Quédate a mi lado si que lloré” aunque luego la despedida se me hacía muy larga con tanta foto pero si, creo que derramé lágrimas con eso.

Kisses a todos y a llorar bien

Paços de Audiência dijo...

Pues yo creo que lloré con Dumbo y con La vida es Bella. Pero así más no recuerdo.

Desde luego que no lloré con Titanic. Bueno es que casi que ni la vi. Fui a verla con una tía que estaba a todas menos a ver la película. Tanto que le tuve que decir: "yo he venido a ver loa película, no a otras cosas...".

Ya sabes, cosas que pasan en el cine.

Si recuerdo alguna que otra película en la que llorase entro de nuevo y te lo posteo.

mariapahn dijo...

Y esto es el cine..., yo según esté busco una peli no vista o incluso re-vista...; de vez en cuando necesito ver "Buscando a Nemo" o "El viaje de Chihiro"..."Martín (hache)" o cualquiera de Almodóvar...ayyy y qué haría yo sin el cine...
Besos guapa, ya he vuelto de nuevo...

sevillana dijo...

He de decir que yo también lloré viendo Titanic, pero no recuerdo haber llorado viendo más peliculas, eso si, puedo llorar viendo cualquier documental sobre el trato humano vejatoria tanto a niños como a animales, en ese aspecto soy muy sensible.

Besitos

El vecino del 4º dijo...

joe...me has dado en el tema...me cago en tó...como decís ahí en el Sur... yo no soy capá de llorá...me lo pusieron en el código genético y me jodieron pa los restos... ofú...quillaaaaa... a vé... si un día quedamos y nos damos una panzá de llorar aunque sea con mortadelo y filemón...jejejejeje... en fín...
supongo que mi llanto estaran o debieran de estar en mis textos, en mis versos, en mis sueños... no sé gata...no sé...

besos desde el otro lado...

tu vecino del 4º

Du Guesclin dijo...

Tampoco son muy activas mis glándulas lacrimales, y menos en temas relacionados con el cine; entre otras cosas porque, como te comenté, no suelo ver muchas películas: escaso tiempo y bueno, normalmente me aburren.

Pero bueno, en una de las últimas contadas pelis que he visto la verdad es que me emocioné bastante (quizás me pilló en un momento sensible); era Big Fish, de Tim Burton, y no tiene nada que ver con las que hasta ahora habia visto de ese director, o no tanto...

Pero vamos, ya digo, como crítico de cine, nulo.

Saludos.

Ludwig Constantine dijo...

Es difícil que llore con una película, y, desde luego, nunca me veréis llorar en el cine, pero hay películas con las que es inevitable emocionarse. Con La lista de Schindler o Luces de la ciudad, por ejemplo, siempre se me acaba metiendo algo en el ojo. Las películas de Disney también tienen mucho peligro.

Por cierto, han mencionado por aquí la B.S.O de El piano,y casualemente la estoy escuchando mientras escribo esto. Obra maestra.

La gata Roma dijo...

Pasos de Audiencia, curioso, veo que Dumbo hizo estragos… Y sobre lo de Titanic y las cosas que pasan en el cine, yo es que voy a ver películas, que con lo caro que está…
Me alegro de que estés de vuelta María. Ni que decir tiene que yo reveo muchas pelis, pero con Nemo no lloré, jajaja.
Sevillana, lo que cuentas es cierto. Desde luego este año he tenido sobredosis de documentales de este tipo, vaya trago a veces…
Vecino, tú es que entras aquí y hablas como si fueras de Lora del río, jajaja. Lo de llorar con Mortadelo y Filemón, bueno, no la he visto, todo es probar… Y en tus textos y versos hay muchas cosas, puede que también concentrado de lágrimas, no lo dudo.
General, de usted me lo imaginaba. La película que comenta no la conocía, así que me la apunto, que si le hizo llorar a usted lo mismo lo consigo…
Hace mucho que no te veía por aquí Ludwig., te vendes caro, jeje Me ha encantado eso de que las pelis de Disney tienen mucho peligro… Y sobre la BSO de El Piano ¿qué te voy a decir? Recuerdo que ví esta película siendo una niña, y pese a toda la historia, a mí lo que más me llamó la atención fue la música.

Kisses

Glory dijo...

pues yo llore con bambi. una vez. la unica vez que la vi. y jure a mis 10 años que nunca mas.

con 23, asi sigo XD nunca mas.

Ego dijo...

Hola, me llamo E. y soy alcohólica. No, perdón... Hola, me llamo E. y lloro con Pocahontas.
Nadie es perfecto.
Un beso!

Dama dijo...

Partiendo de la base de que lloro por cualquier cosa, de alegria, de pena, de emoción, de sorpresa, de miedo, de felicidad, hasta de risa, son múltilples las películas que me han hecho llorar, muchas, pero hay una, que cada vez que veo la escena en concreto, y la habré visto unas veinte veces, no puedo evitar el lote de llorar con verdadera pena, pero pena de la buena, y además es mi pelicula entre todas las películas, mi favorita.
Si alguien ha visto "Los Girasoles" de Vittorio de Sica, comprenderá mi llanto cuando recuerde en que situación se sube Sofía Loren al tren una vez encuentra a su Antonio (Marcello Mastroiani) después de buscarlo por media Rusia.
Todo ello bajo la maravillosa melodía que le dió un oscar a Henry Mancini.
ES que la recuerdo y ...

Sergion dijo...

Pues a mi me pasa al revés... Hace poco que lloré fue con El club de los poetas muertos, la volví a ver hace poco y no pude evitarlo.

¡Besos y abrazos!

El callejón de los negros dijo...

Soy de lágrima fácil, más bien diría de nudo en la garganta instantánea...

Antonio

M. Andréu dijo...

Yo lloré también con "La vida es bella" y "La lista de Schindler". Pero no recuerdo más llanto en el cine.

Mis lágrimas sabes que se caen solas una vez al año, cuando a El que van sentado le da el sol en Su cara.

Kisses miles.

misántropo dijo...

Voy a romper la tónica pero si he llorado en el cine habrá sido de risa, es la única manera en la que se me desbordan las lágrimas...será por eso que a falta de paños de lágrimas tengo ulceras.

Beso lacrimógeno

M. Andréu dijo...

Por cierto, guapetona, GRACIAS por estar siempre detrás del teléfono.

América dijo...

Mi estimada Gata, hace rato que yo te tengo enlazada a mi blog,claro que si !,en cuanto a llorar sean películas o libros mas de una vez me han asaltado (no saltado asaltado literalmente) las lágrimas ,hay un libro y una película ,pero me ocurrió con el libro " Los puentes de Madison",una bella historia de amor en la que te confieso que llore como si la situación la estuviese viviendo yo,que drama!la llorantina que me dio!, la película de Titanic me emocionó estas que se comentan me han arrugado el corazón ,ni modo creo que somos sensibles a situaciones de perdida o causas imposibles...Un abrazo

La gata Roma dijo...

A fuerza de intentar recordar, hablé con mi madre, y la llantina mas grande que ella me recuerda es la misma que recordaba yo, pero no la conté porque no se trata de una peli. Ella dormía la siesta y la desperté con el corazón en la garganta, alterada, llorando… habían matado a la madre de Jacky y Nuca… Pobres osos…

Glory, haces bien, si es tan cruel… ¿Ves? Yo recordaba la otra muerte, la de la madre de los tiernos ositos…
Y todos a coro: ¡Hola E! Lo del alcoholismo no es tan grave, pero lo de Pocahontas… En la historia real su padre se la vendió a los ingleses a cambio de armas, o sea que.. no sufras que la tía no lo merece; ahora que, Colores en el viento… ¡que temazo!
Dios Dama, culpable. No la he visto, pero me encanta Vittorio de Sica, y Henry Manzini… me pierde, me la apunto, me va a gustar seguro.
Gato, envidia me das. La verdad es que me estoy haciendo de un catálogo lacrimógeno que mira, a ver si con alguna lloro de una vez…
Pañuelos para el callejonero también, que plan, que gente, jajaja
Miguel, y ya desde una manigueta aquello será para llorar el doble. Eso es cierto, el Martes Santo es mi día, nudo en la garganta y lloro por un año, pero yo soy más de palio, aunque vamos, más de todo… Lloro cuando sale, lloro cuando entra, lloro en alguna calle estrecha oscura con alguna de esas marchas que me llegan… El milagro de la puerta es para hacer una peli, con esa si que iba a llorar yo… Y no me des las gracias, ya sabes, si me necesitas, sílvame.
Misántropo, uno de los motivos mas nobles para llorar es ese. Lo de las úlceras parece estar de moda… toco madera porque teniendo tantas papeletas yo…
América, en ese caso siento haber tardado, yo es que me despisto mucho con estas cosas. Sobre los libros y las películas que comentas, suma y sigue, jejeje estás en la tónica de la mayoría de comentarios.

Kisses mis queridos cinéfilos llorones.

el aguaó dijo...

Debo reconocerte que soy de lágrima fácil cuando una película me sorprende.

¿La última con la que he llorado?, lamento decirte que no lo recuerdo. Yno se si eso es buena o mala señal. Quizás sean las oposiciones, que después de todo me han jodido y me han dejado sin memoria.

Sí es cierto que hay algunas que son comodín: La Vida es Bella, por ejemplo, una película con la que es inevitable conmoverse.

Un fuerte beso.

Nebulina dijo...

Bambi...lloré con Bambi. Y cuando me hice mayor...no puedo ni recordar con cuantas películas he llorado en el último año.
Un besazo!!

El callejón de los negros dijo...

¿y de E.T.? en el cine cuando la echaron. No se si lloré no lo recuerdo pero mal lo pasé fijo.

¡¡mi bici no volaba!!

A puñaos.
Antonio

Moe de Triana dijo...

Yo lloré mucho viendo Cocodrilo Dundee miarma...

Estaba tomándome un cafelito hirviendo mientras la veía y se me derramó por to lo alto, así que imagínate.

La gata Roma dijo...

Bueno, se vé que hay películas comodín con las que casi todos hemos, o han, derramado lágrimas.

Aguaó, ya lo has reconocido alguna que otra vez, jajajaja no hay sorpresa. De todas formas lo de las oposiciones no va a ser para tanto, no creo que sea un daño a largo plazo, solo es que ahora estas impactado, digo yo…
Bienvenida Nebulina, te apunto con todos los de Bambi, y yo cada vez estoy mas segura de que no lloré con esa… que pena de infancia la mía…
Antonio, yo en el cine no la ví, ya fue en la tele, pero tampoco lloré; lo de la bici… una pena la verdad.
Moe, dichosos los ojos… Y lo tuyo si que son lágrimas de cocodrilo por lo que veo… que sensibilidad, jajaja.

Kisses a todos, a puñaos los despacha Antonio.

El Caliz de la Canina dijo...

Pues yo todavía no la he visto,fijate.

En fin gatita habrá que verla .....

La Canina seguirá cavilando .....

La gata Roma dijo...

Canina, no sé a cual te referirás, si a Dumbo, a Bambi… pero te imagino sentado en tu bola del mundo viendo una peli y me dá la risa, jajaja


Kisses

Indi dijo...

La peli que más me impactó en mi vida fué "El Aceite de la vida".
Y para colmo, un caso real.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...