martes, 29 de julio de 2008

Problemas de geografía personal


Las noches de verano no son siempre sueños como el de Shackespeare; siendo realista, y por desgracia, no todas las noches puedes adentrarte en el bosque al encuentro con Titania… Por eso, entre unos y otros buscamos alternativas, y así, pasada la media noche estás tomando un té con una antología poética de Luís García Montero sacada de la biblioteca. A la luz de una vela, esa amiga que comparte conmigo tantas cosas, empezando por las iniciales, me regaló un poema, con la voz prestada de Jesús (Coko) diciéndome que me iba a gustar, porque a ella le recordó a mi. Cuando escuché el primer verso estallé en una carcajada, cierto y certero, como una estocada. Era un verso viejo en un poema nuevo para mí; verso viejo porque ella pensó que dibujaba un tiempo pasado, en el que yo tropezaba en cada despedida y casi en cualquier nuevo saludo; poema nuevo porque no lo conocía. Lo mejor es que aunque todo ese pasado, ya ha pasado, perdón por el pleonasmo, sigo teniendo cierto problema con el tema de las despedidas, como alguna vez he contado… Y tal vez Luís García Montero es igual que yo, o yo igual que él, o él y yo somos igual que muchos, que encuentran en versos refugio de alguna carencia, como el frío de las palabras que te quedan dentro, con la torpe inexistencia de los malentendidos, y con todo ese cúmulo de cosas que como dice el título, serán geografía personal.
En la poesía de mis cajones se encuentran poemas de todo tipo, la de hoy sería poesía regalada, que yo a mi vez le devuelvo a ella, dedicándosela por haber sacado aquel libro de la biblioteca, por el poema y por esas noches de verano en las que no encontramos a Titania.

PROBLEMAS DE GEOGRAFÍA PERSONAL

Nunca sé despedirme de tí, siempre me quedo

con el frío de alguna palabra que no he dicho,

con un malentendido que temer,

ese hueco de torpe inexistencia

que a veces, gota a gota, se convierte

en desesperación.


Nunca se despedirme de tí, porque no soy

el viajero que cruza por la gente,

el que va de aeropuerto en aeropuerto

o el que mira los coches, en dirección contraria,

corriendo a la ciudad

en la que acabas de quedarte.


Nunca sé despedirme, porque soy

un ciego que tantea por el túnel

de tu mano y tus labios cuando dicen adiós,

un ciego que tropieza con los malentendidos

y con esas palabras

que no saben pronunciar.


Extrañado de amor,

nunca puedo alejarme de todo lo que eres.

En un hueco de torpe inexistencia,

me voy de mí

camino a la nada.

Luís García Montero
Imagen: A Despedida -Lucemar de Sousa-

47 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Precioso poema, genial García Montero a quien tuve la suerte de conocer personalmente, bueno un saludo y un apretón de manos ya que hizo una versión de Otelo en la que yo tenñia un papel, precisamente el de Montano (vaya tela).

Te dejo uno que me encanta, además muy veraniego:

Primer dÍa de vacaciones
Nadaba yo en el mar y era muy tarde,
justo en ese momento
en que las luces flotan como brasas
de una hoguera rendida
y en el agua se queman las preguntas,
los silencios extraños.

Había decidido nadar hasta la boya
roja, la que se esconde como el sol
al otro lado de las barcas.

Muy lejos de la orilla,
solitario y perdido en el crepúsculo,
me adentraba en el mar
sintiendo la inquietud que me conmueve
al adentrarme en un poema
o en una noche larga de amor desconocido.

Y de pronto la ví sobre las aguas.

Una mujer mayor,
de cansada belleza
y el pelo blanco recogido,
se me acercó nadando
con brazadas serenas.
Parecía venir del horizonte.

Al cruzarse conmigo,
se detuvo un momento y me miró a los ojos:
no he venido a buscarte,
no eres tú todavía.

Me despertó el tumulto del mercado
y el ruido de una moto
que cruzaba la calle con desesperación.
Era media mañana,
el cielo estaba limpio y parecía
una bandera viva
en el mástil de agosto.
Bajé a desayunar a la terraza
del paseo marítimo
y contemplé el bullicio de la gente,
el mar como una balsa,
los cuerpos bajo el sol.
En el periódico
el nombre del ahogado no era el mío.

Sergion dijo...

¡Bonita poesía! Como nos tienes acostumbrados. Un muy buen gusto.

¡Besos y abrazos!

misántropo dijo...

Cómo despedirme de ti
a pesar de los pleonasmos
no quiero sentir los espasmos
de un futuro infeliz...

Tu ausencia es innombrable
pues cuando no estás
no sé quien falta más
si tú o este impresentable.

Besos geográficos

Pdta. que me disculpen toda la gente que escribe poesia, estoy a falta de cerveza y/o inspiración

Elena dijo...

Enhorabuena por el blog, me ha gustado mucho. La poesía no es uno de mis puntos fuertes, pero entre lo poco que conozco García Montero es uno de mis preferidos.

Espero que sigamos intercambiando ideas por nuestros rincones.

Un saludo

El Caliz de la Canina dijo...

Brillante prosa Gatita.

En estos dias de calor te recomiendo los conciertos del Alcazar de Sevilla de música Antigua.

La Canina seguirá cavilando ......

Orleans dijo...

Genial,genial.Me ha encantado.Muchas veces vagamos sin voz,sin alma,sin guía,y estos poemas no hacen más que recordárnoslo.Aún así,no está de más que alguien lo haga con tanta elegancia e inteligencia.Alguien me presta un GPS,please?
Un kissazo.

Ah,por cierto,luz de gas nos ha obsequiado con otra maravilla de García Montero.Tela marinera...y nunca mejor dicho.

Me_llaman_coko dijo...

Esta historia me suena... quizá xq era yo el que intentaba ponerle voz a ese genial poema. La verdad es que es grande García Montero.

Oyee, y había bastantes que estaban muy chulos, loq pasa esq, como tú ya sabes, mi memoria es escasa, y no me acuerdo de ningún título.
Volveré a leerlos.

Un saludo (x cierto una gran noche...me acaba de contar María lo de las obras de arte fálicas, interesante El Picota, jeje)

La gata Roma dijo...

Buenas noches, o madrugadas… aunque para los felinos esta hora es la buena, cuando después de comer sardinas, se vuelve al tejado.

Luz de gas, de verdad que eres una maravilla, me cuentas una historia genial, encuentro con el poeta incluido, y me dejas otro poema… Además ese mar… eso lo escribió en Rota seguro… que recuerdos de esa costa antes de que hicieran un campo de golf y se pusiera de moda… Echo de menos esta noche el morir del río Betis, porque durante toda la noche he visto como se escapaba…

Bueno Gato, esta vez también es el gusto de quien me la regaló, desde luego me conoce bien.
Misántropo, no pidas disculpas, a mí al menos me ha encantado. Será que de cerveza vengo servida, y de inspiración… tampoco ando ttan mal ahora, se irá con la luz del día imagino.
Elena, muchas gracias por tu visita y tus palabras. La verdad que en mi opinión la poesía de Luís García Montero “entra fácil”, hablando en plata. Nos seguimos leyendo, este es tu tejado.
Me alegro de que te guste Canina. Un amigo me llevó, casi engañada por regalo de cumpleaños a uno de esos conciertos, hace unos años ya, y desde entonces me quedé enganchada. Precisamente hoy actuaba un grupo italiano que tenía interés en ver, pero tenía otro compromiso y no ha podido ser.

Totalmente de acuerdo Orleáns, yo suelo colgar aquí poemas en los que me veo reflejada o me he visto, a falta de GPS en el tejado tenemos versos robados de quien sabe manejarse en la poesía, no como la arriba firmante. Y si, Luz de gas nos hizo un regalazo; lo que mas sentido tiene de todo esto siempre son los comentaristas, es lo mejor.
Coko ¿qué te digo? Si el artista, porque es artista, de “El Picota” nos hubiera contado su particular visión de la escultura contemporánea, nadie habría pensado que la lujuria es un canario con un pijama terrible de Ágatha Ruíz de la Prada. Y sí, la voz era tuya, a la luz de la vela. Yo ahora tampoco recuerdo títulos, pero anoche encontré el libro en el coche de María, así que por ahí seguirá. La noche, como ha dicho ese otro artista (Daniel Franca), digna de blog, jajaja


Kisses a todos y algunos versos que ya sisaré…

Westley dijo...

Gata, una vez subsanado el error te invito a mi blog para que leas el articulo de disculpa.

lisebe dijo...

Ciertamente comparto la opinión de la mayoria.Muy bonita poesia,de verdad.

Besitos

Letizia dijo...

Yo tampoco sé despedirme de nadie, ni siquiera de mi Felipín. Le digo siempre hasta ahora.

Besos de Princesa

Westley dijo...

soy yo otra vez gata, se me olvido decirte que por favor, cuando leas las disculpas me dejes un comenario para que sepa que la has leido. Espero que las medidas que he tomado sean de tu agrado.

Moe de Triana dijo...

Que buen gusto tienes pa escoger estos peacitos de arte miarma...

Yo pa despedirme siempre hasta luego, aunque sepa que no voy a volver a ver a esa persona en muuuucho tiempo, pero hasta luego siempre, los adioses me dan mucha jindama...

Un saludasso.

sevillana dijo...

Muy bonito, yo también te dejo mi granito de arena:

Cuando alguna vez te sientas solo
y veas alrededor solo vacio
y no puedas llorar,
yo estoy contigo.

Cuando alguna vez te sientas triste
y sientas la verdad como una herida
y que todo está muerto,
yo soy la vida.

Cuando alguna vez no sientas nada,
y cuando quieras sonreir y no puedas
y quieras escapar
yo soy la puerta.

Besitos

La gata Roma dijo...

Veo que Luis ha sido un exitazo, aunque bueno, era apostar por caballo ganador. Por cierto, yo no lo he conocido a él, pero si a su mujer, que por cierto, que manera de fumar…

Westley, ya me pasé por tu blog y te respondí allí.
Lisebe, me alegro mucho de que te guste.
Señora Ortiz, tampoco ustedes se separan en demasía, y se ve que usted va a por su Felipín cuando terminan las regatas y eso, no se despiden tanto.
Moe, que de tiempo sin verte por aquí. Yo también soy mucho de hasta luego; y me alegro de que te gusten los pedacitos de arte, tú sabes que a mi me encantan los de tu tasca.
Muy bonito Sevillana, ¿de quién es? La cosa es que me suena pero no caigo.

Kisses a todos

Señor Oscuro dijo...

Es un poema triste, pero es una situación en la que tod@s nos hemos visto identificad@s alguna vez. Perder a alguien y sentir ese vacío...

Las noches de verano son geniales. Yo acostumbraba a sentarme con un amigo en unos banquitos que hay dentro de su bloque a charlar de muchas cosas.

Besotes!!!

el aguaó dijo...

La verdad es que tu carencia gramatical a la hora de despedirte o, podríamos decir, tu escasez de recursos para decir adiós, chocó mucho a nuestro amigo Juan... y eso que era una despedida incomprendida.

Quizás con el tiempo aprendas a despedirte... o quizás a decir un hasta luego.

En cuanto al poema, debo reconocerte que me ha gustado mucho.

Un fuerte beso.

Luz de Gas dijo...

Piensa que siempre está ahí y puedes sentir su brisa cerrando lo ojo.

Besos

Zapateiro dijo...

Cómo me alegran tus entradas Gata. Y me alegran porque me gustan mucho. Así de sencillo.

¿¡Os podéis creer que os estoy echando de menos estos días!? No tengo el tiempo que me gustaría para visitaros con más frecuencia y dedicarme más al blog, así que tengo que conformarme con entrar cuando buenamente puedo.

Un beso.

... Duermevela dijo...

Como siempre es un placer pasar por aqui, por los comentarios y por el texto de la autora.
Bonitos poemas

Saludos.

Ego dijo...

Las despedidas tienen algo amarillo. Se pega en el asfalto y convierte en contenedores los suspiros. No sé qué tienen las despedidas. Pero llenan salas de cine.
(Un beso)

Herblay dijo...

Grande Montero, de mis favoritos. Gracias por entrar en mi casa y dejar huellas. También me gusta la tuya, me siento cómoda. Te iré haciendo visitas, aunque tampoco suelo avisar... Besos, compañera

La gata Roma dijo...

Ojcu, tú lo has dicho, puede parecer triste, pero es una situación en la que alguna vez nos hemos visto, o que en mi vida es un poco constante, jejeje No me gusta mucho el verano, pero estas noches son especiales, es innegable.
Aguaó, el comentario tiene tela, jejeje sobre todo porque no me cansaré de decir que ¡fue tú culpa! Y el pobre Juan… una broma privada se sale de contexto y ya, condenada de por vida; aunque bueno, me pasa por no saberme despedir, es innegable. No sé si será cuestión de tiempo, me parece que no, pero como te vas de vacaciones, hasta luego.
Si Juan, pero luego tienes que volver a abrirlos y…
Zapateiro, gracias por tu comentario, de verdad, será sencillo pero a mi me ha llegado. Y tranquila, a todos nos pasa, hay rachas con mas tiempo que otras, y el que puedas dedicar, bueno es, aquí cualquier hora es aceptada, y cualquier rato bueno.
Duermevela, muchas gracias; desde luego los comentarios merecen la visita, los poemas, ya ves, de diferentes sitios, aunque imagino que tienen algún denominador común…
Ego, ¿amarillo? ¿segura? Me parece que por eso no me gustan, porque ese color no es para mi…
Herblay, muchas gracias por tu visita, un honor que te sientas bien aquí; el caos es así, se llega a la hora que se quiera, te sientas dónde mas te guste…

Nos seguimos leyendo.



Ahora me voy a pelearme con alguna musa, difícil hacer disciplina de lo que considero espontaneo, pero ¿qué se le va hacer?

Gracias a todos, bienvenidos los nuevos y en definitiva, kisses a puñaos

maría dijo...

Me halaga que salaga reflejada en alguna de tus entradas que no tienen derecho de ser plagiadas por todo lo personal que tienen... aquella noche, en aquel bar que no tenía nada de mítico simplemente una atmósfera que creamos nosotros al final de una de esas madrugadas en la que no kieres aprender nada más... simplemente vas de la mano de la noche hacia nigún lugar....como nso gusta cantar en el coche. La proxima tiene que ser con el libro del canalla... con voz rasgada y melancolica que sabes que nunca nos falta... para llenar una nueva página de nuevas alegrías que contigo nunca faltan

María

Paços de Audiência dijo...

Hasta a depedirse hay que aprender. De las personas, de las cosas, de las victorias y de las derrotas.

PD: no sabía que mi primo Juan estaba tan bien relacionado.

Westley dijo...

Completamente de acuerdo con ego, las despedidas tienen un noseque que nos pone sentimentales, aunque sea en una sala de cine llena de gente. Por cierto gata, quiza te apeteceria pasarte por mi rincon a leer unos parrafos poeticos que he escrito, y decirme que te han parecido.

Necio Hutopo dijo...

Por eso, ya cantaba un español que es mejor despedirse al llegar

Bárbara dijo...

yo tampoco se despedirme
no me gusta
ni quiero aprender a hacerlo

por lo tanto
ire por las calles encontrando
sin pensar en despedidas.


Lindo blog y poesía
saludos
llego aquí por Westley que en su blog te recomienda...besos

Westley dijo...

Muchas gracias barbara

J. Iván Martín dijo...

Muy buena entrada y pedazo de bog el tuyo Gata, me ha encantado.

Te agradezco que te pasaraspor mi blog y tambien quiero decirte que, con tu permiso, te voy a enlazar.

Un saludo.

El callejón de los negros dijo...

Pues la despedida es algo muy en el género poético, muy habitual, hasta la última despedida, el adiós, bueno, quizás see you que dice por el norte.
No me cuesta trabajo despedirme pero eso si, el reencuentro si puede pasarme factura.

A García Montero da gusto escucharlo hablar y como se desenvuelve bien en todos los terrenos, para mi es una voz inconfundible. Y lo pondría con Gala en un cara a cara, ir soltándo saetas de temas que verías como los iban a ir moldeando hasta alcanzar belleza en las palabras.

Sigue buscando versos.

Antonio

Du Guesclin dijo...

Hay despedidas y despedidas (como todas las cosas (por cierto, vaya manía que tengo últimamente de buscarle 3 pies al gato)).

No se despedirme, ni se cuando se despiden de mi; pero bueno, ahora que estamos en agosto, la palabra "despedida" la asocio directamente con la parte trasera de un palio alejándose lentamente entre callejuelas.

Joder, en vez salitre hoy me huele todo a incienso....

Saludos.

sevillana dijo...

Gata roma pues si te digo la verdad, no recuerdo de quién es, pero me encanta, siempre lo llevo conmigo, muy metidito dentro de mi y esta fue una ocasion para sacarlos a la luz.
Besitos

América dijo...

Por fin puedo sentarme a visitar mis bloggers preferidos,ya había leído poor encima tu post,pero ahora con mas calma lo disfruto,excelente poema de García Montero para revisar un poco su obra,y elección ideal para describinos el contexto,las despedidas,muchas veces nos despedimos y no cerramos el circulo
nos cuesta la separación, física o emocional profundo y para pensar ...un abrazo!

verdial dijo...

Personalmente me cuestan las despedidas, quiero decir las que se hacen para largo tiempo... o para siempre.

El poema de García Montaro viene a mi sentir como anillo al dedo.

Hermosa entrada.

PEDRO DELGADO dijo...

Como soy tan antiguo me acuerdo de aquellas sevillanas ("Del adiós")de Amigos de Gines que decían:

Algo se muere en el alma
cuando un amigo se va,
y va dejando una huella
que no se puede borrar.

Un pañuelo de silencio
a la hora de partir
...

No sigo porque creo que todos la cantamos en su época un montón de veces

Saludos flamencos desde Cáceres.

La gata Roma dijo...

Tengo un problemilla técnico con el bichito. Mañana vamos a ver si lo arreglan rapidito y volvemos a pasearnos por los tejados, contestaros y esas cosillas.
Hasta entonces puñaos de kisses y espero volver prontito.

LEO MARES dijo...

me gustó el poema, y el cuadro me encantó.
un abrazo!

Herodes de la Bética dijo...

No conocía yo a este genio de la poesía. A mí me pasa lo mismo. Yo tampoco sé despedirme...Por cierto, ¿y esas vacas? ¿pa cuando? ¿O te has ido Ya?...
Un besazo...

Ego dijo...

Fue virtual, quizás intenso.
Si nos cruzamos en el mundo, no nos reconoceremos.
Siga usted por estos lares del 'bloggeo', que yo estoy entre hacer un poema o irme a cagar. Como dijo aquel.
Un (b)eso definitivo!
(Se aceptan coronas de flores)

LA CASA ENCENDIDA dijo...

Es bonito este poema como casi todos los de Luis Garcia Montero.
Las despedidas cuestan, cuando se quiere a la persona a la que despedimos.
Espero que la noches de verano, sigan dando tan buenos resultados como los de esta entrada.
Besicos mucos Mercedes

Dama dijo...

¡Que bonito poema!, y eso del té con los poemas suena muy sugerente.
Una vez lo ví y le dí la mano, suele cargar las pilas muy cerca de donde las cargo yo.
Me ha encantado gata, muchas gracias, sigue sisando poemas.
Un trocito que yo te regalo:

"Yo sé que el amor tiene letras diferentes para escribir:
me voy, para decir:
regreso de improviso.
Cada tiempo de dudas
necesita un paisaje."

mariapahn dijo...

Bueno, bueno, sabes que siento cierta predilección por este señor y, claro, como los problemas de geografía personal los tenemos casi todos; este poema ha hecho sentirse identificado hasta al más pintado; qué te voy a decir, me gusta que saques libros de este tipo de la biblio...ah,por cierto, he vuelto...jejejeje
P.d: vaya vacaciones fotosíntesicas que me estoy pegando...jajajaa

JORGE SOLANA AGUIRRE dijo...

Saludos!!

El verso doblega la mano que sacrifica con tinta el papel.

Paços de Audiência dijo...

Va a ser verdad lo que dicen los curas, que si juegas con el bichito, se termina cayendo.

La gata Roma dijo...

Bueno, bueno… esto si que va con retraso… espero me perdonéis, aunque nunca es tarde si…

María, gracias por pasarte y en esta ocasión por comentar. Espero que hoy, casualidades de la vida, leas otra vez la entrada, y tú propio comentario, y te des cuenta de que hay cosas que valen la pena, y son esas a las que nos tenemos que agarrar porque si no, estamos perdidas.
Totalmente de acuerdo Señoría, yo aprendo de todo, o al menos lo intento. Y su primo es que es muy grande, un regalo que nos hizo la blogosfera.
Buena cosa Mario, si me despido al llegar tal vez adelante el trago, jejeje
Gracias por tu visita Bárbara.
Muchas gracias Iván. Luego yo te enlazo y me paso por tu blog a ver que me tienes, que he estado tan perdida…
Querido callejonero, vaya cosa propones… García Montero y Gala… yo no me lo perdería.
General, yo ando con un mono de Semana Santa… y usted me dice lo de la trasera del palio… y yo me voy a echar a llorar ya…
Sevillana, es bueno tener versos en la manga, gracias.
Muchas gracias América, siempre amable con este rincón. Comparto lo que dices y me alegro de que te gustara el poema.
Muchas gracias Verdial. Yo creo que este poema a todos nos… “cuadra” porque todos nos hemos visto así.
El barco se hace pequeño, cuando se aleja en el mar… y es que a mí esas sevillanas me encantan Pedro, y ya me encargo de que en mi caseta no falten. Encierran una gran verdad, sobre todo lo del pañuelo de silencio a la hora de partir…
Me alegro de que te gustara Leo. La pintura la encontré por casualidad y me pareció muy interesante.
Herodes, te lo recomiendo encarecidamente. Tras mis escapadas a Caños y Málaga, la gata Roma vuelve a Roma tras unos cuantos años de echar monedas a una fuente que le aseguró la vuelta. Será a finales de este mes.
Ego, pensé que nos dejabas… luego la he visto danzar por ahí así que ahora voy a su casa a ver que me depara aquello. Tal vez si la vea la reconozca, o no…
Nani, las noches de verano aún dan para mucho. Alguna noche traeré a Titania para deleite de todos…
Fíjate Dama, tan cerca, y yo asidua a escapar a las playas de Rota y nunca me lo crucé… Si vieras el sitio del té… no es nada sugerente… es un lugar nada místico, allá por el este de la ciudad, pero nosotros llevamos la magia o algo… me encantaría saber que pensaban los de las mesas de alrededor, sería divertido. Muchas gracias por este regalo, últimamente me tienes mimada.
María, y eso que no contaste lo que lloraste al verle, jajaja El libro no lo saqué yo, fue mi amiga la que se llama igual que tú. La gracia es que es de la biblioteca de Alcosa, para que veas que todo se rodea. Yo no sé si mis vacaciones son fotosintéticas pero estoy aún mas morena que cuando me viste la última vez, jejeje
Gracias por tu visita Jorge; no sé si eso pasa con los versos que son de otros.
Paços de Audiencia, para traumas de colegios religiosos es en la puerta de al lado, aquí vamos servidos de otras neuras.

Kisses a todos y perdón por esta tardanza

ade dijo...

- No leí nunca nada de Luis Garcia Montero, espero conseguir algo suyo en alguna librería de Buenos Aires. Me encantó el poema, no se como llegué a tu blog, pero llegué y aqui estoy, felicitaciones, es muy bueno. Ade

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...