lunes, 23 de agosto de 2010

La excepción que confirma la regla


Odio los Martes, todos, no sólo los que tienen el 13 como compañía, sin excepción no me gustan y no son días en los que me pasen cosas especialmente buenas, y esos hechos son fatales para una supersticiosa como yo, pues me dan la razón, y aumentan mi creencia, alimentan mis manías.
En parte creo que no todo lo estrictamente genético se hereda, o es otra casualidad de esas en las que no creo, pues mi madre dice que su padre, mi abuelo, era otro odiador de los Martes como yo. Y conste que ni llegamos a conocernos en esta vida, no pudo decirme nada o predisponerme, pero parece que en cierto modo adquirí esa fobia contra un día dedicado al dios de la guerra.

Sin embargo el martes pasado fue diferente, me han dado una de las mejores noticias de los últimos tiempos.
Desde hace ya muchos puñados de semanas, he empezado un cambio horizontal en ciertos aspectos de mi vida. Rehúso medias tintas, llamo a las cosas por su nombre, pienso en mí, no he dejado de pensar en los demás pero pienso en mí, que no es poco. Esta actitud es buena y mala. Es una purga mental, una limpieza del espíritu, y como en todo, hay quien se toma bien tu cambio y se alegra por ti, y hay quien no lo entiende y se lo toma peor. Pienso mucho en la amistad últimamente, como concepto completo y global, como concepto parcial… Pienso en mí, en los años, en la gente, en el círculo psicoafectivo y el compromiso o la implicación, que son conceptos ligados y que a menudo se olvidan. No me arrepiento de mi cambio ni de las vueltas que ahora le doy a todo. Como sigo siendo igual de supersticiosa que cuando empecé a escribir este post, entiendo esto como algo bidireccional, las señales malas traen malas cosas, y las buenas señales auguran cosas geniales.
Y tras tanto darle vueltas en estos días a tantas cosas y sentimientos amaneció un martes extraño, nada caluroso, gris, que anunciaba lluvia y que estalló en truenos a media tarde. El agua caía como una manta refrescante que lo limpiaba todo, que se llevaba lo malo. El perfume de la tierra mojada invadía el salón de casa mientras yo sonreía y quería seguir riéndome de las bromas y guiños del destino, de las paradojas de la vida y de las casualidades en las que no creo. Resultó que ese amigo del que ya os hablé, al que hace tanto que no veo, se viene un año al Sur, se viene muy cerca, mucho más cerca de lo que él creía. Antonio Gala lo requiere para su Fundación, y allí, entre otros compañeros estará con ese otro amigo del que ya os hablé en otra ocasión, y del que alguna vez robé una imagen para ilustrar entradas, sentimientos y sueños. Y todo eso en un día de lluvia, con lo que yo la amo
La amistad es curiosa, más fuerte de lo que muchos creen. Los giros del azar son impredecibles, y a mí todo esto me parece una confirmación de que no me he equivocado en lo que pienso.

A veces las señales son tan complicadas como la de la foto, a veces es cuestión de saber interpretar, y a veces se trata de equivocarse en la interpretación; y a veces, sólo algunas veces, existen excepciones, y los Martes dejan de ser Martes, y tus supersticiones son tonterías ancestrales.

20 comentarios:

impresiones de una tortuga dijo...

Bueno,¡me arriesgo!. Hola Gata, te he leido en varios de los blogs que compartimos y me caes bien, me gustaría que, si tienes un ratito, te pases por el mío a ver qué te parece. Con repecto al cambio que has dado en tu vida, estoy segura que has hecho lo correcto. Yo lo dí hace unos años y me vá mucho mejor.No temas de los que no lo entienden, cada uno vá a lo suyo y todos nos quieren hasta donde nos necesitan. Yo, he aprendido a quererme y a valorarme, tarde, pero a tiempo de disfrutar de mí. Para llegar a este punto hay que dejar atrás muchas pieles, como la serpiente, pero tomada la decisión, ¡el mundo es nuestro! que no se escribió la historia por los cobardes. Saludos.

Juanma dijo...

Dices, y dices bien, que la amistad es más fuerte de lo que muchos creen. Yo creo que es casi irrompible cuando es cierta. Siempre la valoré, a la señora amistad, por encima del señor amor.

Besos, mi querida Gata.

El Naranjito dijo...

Gatilla Romanilla: que conste que a mí el día que no me gusta es el Jueves, manias que tiene uno. Y tu amigo está en la Funación de D. Antonio porque este no te ha leído todavía, sino tú estarias con él acompañandolo. Que bien escribes y que bien se te entiende.
Un besito chiquitito.

Necio Hutopo dijo...

La señal dice simple y llanamente "graba suelta"...

Por lo demás... "Odio los Martes (...), pues me dan la razón, y aumentan mi creencia" me suena a profecía auto-realizada que no veas.

En fin... Me alegro por la amistad y tu oportunidad de continuarla...

La gata Roma dijo...

Hola Tortuga, me ha gustado mucho tu blog, pero no he podido dejarte nada, por lo que comenta Sevillana en su comentario. A ver si modificas eso… Por lo demás, muy pero que muy ciertas tus palabras, en fin, hay que seguir sin perder mucho el ritmo…
Pues si Juanma, lo que ocurre que hay quien no sabe como va esto, y se confunde o algo, jejeje
Naranjito, tú que me lees con buenos ojos. Los que van a la Fundación son artistas de verdad, yo mato el tiempo y lo lleno con letras… pero gracias.
Quien sabe Mario, lo mismo soy profeta o visionaria o algo, jejej

Espero que os percataséis de que la mierda que tiene el cristal del coche es un toque undergroun que recuerda a la mitad de los noventa, jajajaja

Kisses a todos

El callejón de los negros dijo...

Pues ahora busca un martes para hacer lo que más te guste. Hazlo todo en martes, y el resto de la semana a descansar.

Besos morunos.
Antonio

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Pos me alegro un montón de que tomes decisiones y las lleves a buen término.
Dicen que la amistad es una dulce responsabilidad pero la mayoría de personas la confundimos con un amargo egoismo.
Un beso.

carmncitta dijo...

a veces nos ocurre que pensamos nada más que en los demás, en que estén bien, etc. y nos dejamos un poquito de lado, a mí me ha pasado muchas veces. Pero es cuestión de mentalizarse y no significa ser egoísta, simplemente es hacernos más caso.

trianatrinidad dijo...

Hola, gatilla ROMA. No estoy seguro si es el primer comentario que hago en tu blog, pero es que esta entrada me han enganchado.Amiga, no te quepa la menor duda, quien tiene un amigo tiene un tesoro, y quien tiene muchos tiene la cueva de ALI BABA entera.Por otro lado amate mucho, valorate, porque así creo que también se aprecia mejor el cariño de los demás.Para terminar decirte que tampoco me gustan los Martes, pero menos aún los Lunes, el mejor día. el Viernes por las noche.Ah!, se me olvidaba en cuanto al comentario de JUANMA, no puedo estar de acuerdo porque el amor verdadero comprende intrínsecamente una indisoluble amistad.Muchos Besos.

P.s. -Se me olvidaba también, le he quitado las letras rusas esas que decía el NARANJITO, a mi lo único ruso que me gusta es la ensaladilla, a la entrada de comentarios a mi blogs.Espero con ansia los tuyos querida amiga.

El Caliz de la Canina dijo...

El martes sale San Esteban ......

Un abrazo canino.

La Canina seguirá cavilando .....

Sibelius dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=zbS21Oqr0Cw&feature=related

¿¿ ??

impresiones de una tortuga dijo...

Hola, Gata Roma, como tengo interés en que entres en mí blog, he hecho caso a Sevillana y al Tato, que me han explicado, muy bién, por cierto, lo que tengo que hacer. De todas formas, debe haber alguna manera de entrar, porque los demás entran. Mira bien todas las puertas, que yo las dejaré abiertas hasta que entres. Gracias y saludos.

Dama dijo...

Haz de tu semana un martes de seis días y disfruta.

Besos.

La gata Roma dijo...

Hola a todos y enfermas tardes… Es absurdo tener fiebre en plena alerta naranja agosteña, pero ahí estamos, pasando frío…


Callejonero no te creas, el Martes pasado fue de luces y sombras… siempre hay un puntillo que lo hace no ser completamente bueno…

No cogé ventaja, que cierto lo que dices, y que cuesta a veces equilibrar deseos propios y de los demás…

Carmencita, a mí también me ha pasado y no es buena cosa… acabas enfadada contigo misma, al menos yo jejeje

Tri-tri, que me ha encantado que alguno te llame así, ya dejaste huella otra vez creo. A mí ruso me gusta el wodka jejeje
Yo también entiendo el amor como una amistad aumentada, lo que pasa que sé que Juanma está de acuerdo con esto, pues siempre habla de su mujer como su mejor amiga, su mejor compañera.

Muy bien dicho Canina, me ha encantado eso, jajaja Creo que es el único que me gusta de hecho….

Sibelius ¿?????? ¿?????

Impresiones, como ando malilla no he podido estar muy activa informáticmanete desde anoche, pero luego me paso, porque leerte si que te he leido, dejaré huella.
La verificación permite comentar claro, pero da muchos fallos, y a mí de cada veinte comentarios me publica uno o dos…

Dama, no tengo valor para eso yo creo jajajaja pero intentaré ir mejorando…

Kisses a todos y muchas gracias por andar por aquí…

Pepón.... dijo...

http://elblodepepe.blogspot.com/
Enlázame, yo lo hice...
Saluditos
Pepe Vic

Joaquín Corchero dijo...

Me encanta tu blog Gata Roma, te he enlazado en mi blog losrinconesdemisevilla.blogspot.com, espero que tu lo hagas con el mio.

Saludos!

mariapán dijo...

...y a mi que me gustan los martes porque es Anatomía de Grey...en fin...si, insustancial...

¡He vuelto!

Zapateiro dijo...

A mí me encataban Martes y Trece...

Orleans dijo...

Piensa en ti y cuídate...los demás tb lo hacen con descaro, por qué sentirse mal o no demasiado bien entonces???? por cierto, nací un Martes de septiembre ;)

La gata Roma dijo...

Hola a todos tras mi desconexión física e internauta

Pepe, en los arreglos de estos días incluyo los Diarios.


Joaquín, muchas gracias, te visito en breve.

María, yo es que no veo esa serie jejeje O House o Jesús Quintero… aunque la tele cada vez la ignoro más… ¡y yo también he vuelto!

Zapat, tu eras la de Móstoles, ahora lo veo claro…

Orle, muy muy cierto

Kisses a todos y prometo dejarme ver en estos días

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...