martes, 7 de octubre de 2008

La otra, otra noche


¿Qué te cuente lo que hicimos la otra noche? ¿cuál otra? Si es la otra ya hace tiempo, pero bueno, nada del otro mundo. Nos fuimos a cenar Sur, Coko y yo. Descubrimos un sitio nuevo, una abacería en pleno Torneo, vamos el sitio no sé el tiempo que llevará ahí, nuevo era para nosotros, y para el camarero. El tipejo tenía acento aragonés o algo así, y sería su primer día o yo no sé que pasaba porque pedir no fue difícil, pero fue complicado que nos lo trajeran. Bueno, tampoco fue exactamente así, nos trajeron muchas cosas, pero ninguna la habíamos pedido. Estuvimos más de media hora fuera, sentados en la terraza, y como el otoño ha llegado, que no es que lo diga la valla publicitaria de El Corte Inglés, no, que vino de verdad y hacía un frío tremendo, pero claro, Coko no hace caso a las vallas de publicidad así que nos cambiamos de mesa y nos metimos dentro, porque la hipotermia no era descartable. Y ojo, dudamos mucho en entrar, porque el chico ya nos había traído dos cosas, una era para María, que si estaba bien, aunque sin cubiertos, y luego a Jesús le trajeron algo que no era; y eso que el chico nos había preguntado por segunda vez, porque no entendía lo que tenía apuntado. A mi me recordó a ese capítulo de 7 Vidas cuando Paco (Javier Cámara) hace de camarero, y pone un café con limón, un tinto con leche fría, o algo así; y decía aquello de “¿Sabes lo difícil que es apuntar todo de pié en una libreta así de pequeña?”. Y ya te digo, nos pensamos si cambiarnos porque lo mismo el camarero se hacia mas lío aún, pero finalmente decidimos correr ese riesgo. Le avisamos del cambio, por si no se había dado cuenta, y él de paso nos preguntó que si un pan con jamón y salmorejo era nuestro; “no, lo pidió la mesa de al lado”. Una vez dentro, a Coko le traen su comida, a Sur sus cubiertos y a mi una cosa que no era. Nos damos cuenta de que al lado, en la mesa de mi izquierda, tenemos un autóctono grupo de machos ibéricos, que han salido a celebrar algo; a fecha de hoy sigo desconociendo qué. Acompañan su celebración con gritos simiescos, canciones (la Macarena incluida, y no hablo de la de Cebrián), palmas y arengas varias. Me traen algo, y no, sigue sin ser lo que he pedido; la cosa ya es algo tipo “antes de que cante el gallo, me negarás tres veces…” Coko me cuenta una historia surreal de una amiga, amores por Internet y cosas que se me escapan al entendimiento. ¡Me traen lo mío! En ese momento le recordamos al camarero que al principio le pedimos algo para compartir, un queso de cabra a la plancha, que en fin, ya nos habíamos resignado a que fuera el postre. María se levanta a por un cuchillo y vuelve asombrada; “¿Sabéis que tienen un ordenador para controlar las mesas?” No puedo dejar de reírme, con toda la que tienen formada y resulta que hay hasta despliegue informático de por medio… Traen el queso, que pese a todo esta buenísimo, pero generalmente, no sé porqué, nunca hay tortitas de pan suficientes para untar… Estamos en estas, cuando los machos de la mesa de al lado están acabando una actuación a lo Mayumaná pero en cutre, y de pronto, unas pavas de la mesa de al lado (a mi derecha) comienzan a entonar el cumpleaños feliz… Blanco y en botella, los de la celebración se levantan, y las chicas hacen lo mismo. Como nuestra posición es mas estratégica que la de Gibraltar, en cuestión de segundos nos vemos dentro de la movida, con cara de estúpidos y comiendo queso… En fin, al final conseguimos salir de aquél sitio. Dejamos a las pavas y los machos haciéndose fotos; imagino que fue el comienzo de una hermosa amistad; había condicionantes alcohólicos suficientes para ello.
Llegó Silvia, y nos fuimos a tomar té, bueno, sólo Sur y yo, que somos las que bebemos té. Algo en la carta llamó nuestra atención “Tetera familiar”; y aunque Coko y Silvia piden otra cosa, nos tiramos a la piscina. Aquello habría sido como para seis personas, nos bebimos de ocho a diez vasos cada una… Casi morimos en el intento, pero ya era amor propio.
Pero bueno, lo pasamos bien, tanto por exceso como por defecto…
Y por cierto ¿quién eres tú que me preguntaste esto?

45 comentarios:

Canónigo Alberico dijo...

Tenías cara de haber disfrutado cuando te pregunté y veo que no me equivocaba.

Besos.

Anónimo dijo...

Una de tantas noche llenas de surrealismo que este trío realizan por la ciudad sevillana en horario disponible de los presentes, que para nuestra bendición es el nocturno... Vaya el camarero no nos traia nada pero el queso nos calmó la mala idea que traíamos de una noche que llegaba con el frío otoñal. El redondo como siepre sin chaqueta no nos dejó estar en la calle y pa dentro... a vivir el encuentro de los machitos ibéricos que nos amenizarían aún más la velada...La mañana siguiente tampoco tuvo desperdicio y las pavas de media melena recorrieron de nuevo la ciudad para finalizar la jornada en la constitución con un café en la mano y una despedida diferente...

Por muchas más salidas de tres y porfavor de nosotras dos...

Un beso María

Me_llaman_coko dijo...

Una noche para contar, ya me extrañaba que la dejases pasar por alto. Me encantó compartirla con esas dos mujeres con las que vivo grandes momentos.

El autor de la foto

Orleans dijo...

Me parece increible que exista gente tan incompetente en este tipo de sitios,en los que canta un rato serlo,básicamente porque hay testigospor doquier.Por otra parte,por qué los españoles somos tan estridentes cuando vamos en grupo y nos agarrulamos tanto?No soporto ir a cenar o a comer y sufrir perforación de tímpano!
Esa tetera no ruló por estos lares,eh?Cuantas tazas para tan poquitos comensales.Fijo que os hubiera ayudado a limaros la tetera,jajaja.
Petons.

El Jardinero del Kaos dijo...

y eso que llevaba libreta para anotar!!!
aqui en buenos aires eso no se estila, por esa razon los restaurantes de aqui son muy malos y ni hablar si encima pretenden algo de propina al final de la velada...no se lo merecen!!!

pasate por mi blog, es algo caotico y tal vez te agrade.
besos!!!

La verdad esta ahi fuera dijo...

Pueden pasar cosas grandes en los bares. Una etapa de mi vida empezo, si no en un bar en una terraza de verano

Necio Hutopo dijo...

Yo?... Yo es no soy nadie para preguntarte qué hiciste la otra noche... Si de por sí, a veces me cuesta lo mío recordar qué hice yo la noche anterior, no voy a andar preguntándole a la gente qué hizo..: Demasiada información puede llevarme a un mar de dudas...

Luz de Gas dijo...

Jajaja.

Me has recordado el otro día esperando el tren en Málaga.

Me metí en el único bar que se puede fumar. Pedí un gin tonic, como no.

Me trajo después de una gran rato: Una Coca-Cola, una Coca-Cola otra vez, una Coca-Cola de nuevo ahora con ginebra, una tónica y por fin una ginebra con tónica.

No es broma, todo ello sin perder su compostura, ni atisvar nerviosismo, ni inferioridad, vamos un profesional.

Un beso.

aiNOha dijo...

jajaja que bueno! las cosas que te suceden.. no si entre una y otra vamos apañás cariño jeje

Un besitooo guapa!!!!

sevillana dijo...

jajajaja gata vaya con el camarero ¿tu estás segura de que apuntaba todo lo que pediais en la libretita o solo hacía garabatos?
Besitos

América dijo...

jajajajaja,si no fuera por estos ratos a veces seria aburrido,asi sera que dio para hablar de ello,la situación incomoda pero divertida al llevarla a una anécdota,un caos sin duda sobre todo si lo que quieres es pasar un rato tranquila con el otoño encima,todos de alguna manera hemos pasado una situación de esas,la diferencia sin duda el humor con que al final has contado la historia!!!!

Híspalis dijo...

Fantástica la historia. Tendremos en cuenta el sitio para no repetir... jejeje

Un beso.

Híspalis dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La gata Roma dijo...

La verdad es que hoy, que empecé el día cuando se me acabó el agua caliente en la ducha, es reconfortante volver y veros a todos aquí.

¿Eras tú Canónigo? Jajajaja, esto de oír voces es lo que tiene.
Verdad Sur; veremos que nos pasa este finde, el pasado fue completito, jejeje; machos ibéricos, queso de cabra, Velázquez, café, Galicia… Gracias por venir a comentar, aunque sé que me lees siempre.
Verdad Coko, ando tan falta de material que lo de la otra noche era socorrido, jajaja. Sorry, cuando las fotos son de mi cámara (como generalmente pasa) no especifico la autoría; por eso no te puse, pero si, la hizo él.
La verdad Orle es que intento tener empatía, entender que son personas y todo eso… pero si, el camarero era un incompetente. Los garrulillos imagino que andarían de celebración, o salieron de caza, o vete tu a saber… Nos habría venido bien ayuda con el té, jejeje, aquello no se acababa nunca.
Jardinero del caos, libreta y por lo visto hasta un ordenador tenía, y a pesar de eso… Ahora me paso por tu blog, bienvenido al mío, siéntete en tu jardín, o tejado… ¿podría poner un jardín aquí arriba?
La verdad esta ahí fuera, me parece a mí que etapas de la vida de mas de uno empezaron por allí, jajaja
La verdad es que si Mario, la sobreinformación, si yo te contara… Al final será cierto lo de la ignorancia felíz.
Juan, sería familia de este tu camarero, porque el tío se equivocaba y estaba tranquilísimo, y ponía cara de entender pero nos quedaba la duda…
Ainoha, de verdad, a veces querría que no me pasaran tantas, jajaja que plan, pero bueno ¿y lo que nos reimos?
Sevillana, quien sabe… Lo mismo nos hizo un dibujo o algo y como no dejamos propina, no nos lo dio.
Bueno América, en el fondo la historia tampoco es nada del otro mundo, pero me alegro de que te divirtiera. Al final nos lo intentamos tomar con calma y sobre todo con humor.
La verdad Híspalis es que por lo demás el sitio no estaba nada mal; si han encontrado un camarero mejor… La verdad es que tengo la tentación de volver, a ver si es que aquella noche se alinearon los planetas o algo…


Kisses miles para todos

El Caliz de la Canina dijo...

Historias graciosas para recordar.Vaya litrona de té que te bebiste miarma jajajajajajajaja

Un abrazo canino.

La Canina seguirá cavilando .....

Persa dijo...

Sólo dos tipos de camareros me merecen respeto:

1. Waiterconlatisaenlaoreja
Luce camisa blanca "lampadaria", de manga corta en invierno y de larga en verano. Cruz de oro asomando por er pesho. No conoce el material de oficina y ostenta una memoria de cronista de pueblo. Dice "buenasnoshemiarma" y adivina lo que quieres si no te decides. Nunca se equivocan y le caben 26 vasos vacíos o 13 llenos en una sola mano. Peinado: pelo aplastaíto con grasilla-de-estar-tantas-horas-en-el-currelo. Puntuación: 9.5

2.Canijomeviaponeatrabajaenelbádemiprimo
Mide 1.87 y pesa 54 kilos. Camisa blanca de manga corta siempre para enseñar los tatuajes "tibales" del antebrazo y la esclava de plata que pone por detrás "no sarga má cuando me deje en mi casa, quillo". Apunta las comandas antes de que sus apéndices auditivos capten cualquier sonido. Boli "bis" gastaíto. Saluda alegre con un "quépasaniño" y luce unos "nais" que en lugar de suelas llevan dos zodiacs. Peinado: de pinsho pero nada más que una coronita, lo demás, to pelao. Sarsillo en oreja.
Puntuación: 9.7

Reina_Guapa dijo...

Ha sido divertido...por un momento me he imaginado la escena y vuestras caras..ese camarero seguro terminará de jefe en el Ayuntamiento, al tiempo.

el aguaó dijo...

Pese a todo, y como dice el amigo Canónigo, estoy seguro que disfrutaste y lo pasaste en grande. Y no sólo eso, te ha dado incluso para una entrada.

La verdad es que he entrado en casi todos los locales de Torneo, pero no recuerdo uno como el que describes. Es curioso que tuvieran informatizado el local y que no dieran pie con bola...

En cuanto a Javier Cámara... me has recordado uno de los mejores personajes de series que ha habido:
- Osea estás hablando con Paco... Paco Jimeno.

Unos cuantos de besos.

Señor Oscuro dijo...

Creo que sé qué abacería dices, tenía ganas de entrar un día a ver, pero por lo que cuentas ya se me han quitado las ganas :D

Besotes

misántropo dijo...

Como ha quedado demostrado la tecnología siempre haciendonos la vida más sencilla, eso sí procurando anecdotas para regalarnos.
Cuídate, no vayas a convertirte en teinoadicta.

Beso

Me_llaman_coko dijo...

Ayy, puse lo del autor de la foto como una gracia, no para atribuirme nada...

Un besooo

La gata Roma dijo...

Bueno, vaya día, lo mejor es que ya se acaba…

Tu lo has dicho Canina, una litrona de té… ya ni me acuerdo cual era.
Persa, además de estar totalmente de acuerdo con su comentario, me ha recordado dos casos de las dos categorías. El primero, un hombre ya mayor en Morales, que nada más me veía entrar me decía: ¡Niña, el semidulce esta frío! Y del segundo, un camarero en un chiringuito en Bolonia (creo que sólo hay ese chiringuito) que llevaba tatuado en grande “Esperanza”, el nombre de la mujer que mas quiere, su abuela.
Bienvenida Reina Guapa, gracias por pasarte por aquí, a tu casa llegas. Nuestras caras, de órdago, y el camarero… quien sabe dónde rematará ese, que diría un amigo mío.
Aguaó, creo que casi todo me da para una entrada; no sé si es capacidad para reciclar o simplemente una cosa muy triste… Sobre el sitio, dirección Plaza de Armas, pasando el Sultana, justo al lado del banco naranja que hace esquina:; el nombre no lo recuerdo. Paco era un personaje grande de verdad, con Sole, uno de los mejores dúos de la TV que se hace en este país últimamente.
Ojcu, el sitio no está mal, de verdad… Si han echado ya al camarero y no te encuentras a los tipejos de la celebración…
Misántropo, en realidad es raro, tenían el ordenador, pero el camarero tenía una libretita de toda la vida, no esas especies de PDA que tienen en otros sitios. Y ya soy teadicta, cafeadicta… algo tarde para mí, pero tú te puedes salvar…


Kisses miles a todos.

La gata Roma dijo...

Ains Coko, que me olvidaba de ti. Que no pasa nada, yo lo entendí como coña pero de todas formas te lo expliqué, jeje pero no por nada, de verdad, si es que tenías mejor ángulo.
Kisses para ti solito

El callejón de los negros dijo...

No, si se nota que os lo pasasteis bien, el frío es superable con la dosis de alcohol suficiente...

El tema de los camareros, ¡lo que se nota cuando hay uno bueno! que no desatiende la barra, que na más pisar el bar ya te mira para preguntarte por la bebida, en fin, más de una vez me he largado a los cinco minutos por no atenderme ni darme cuartelillo... y eso que a mi me gustar ir a la barra pero algunos camareros se empeñan en atender lo que no pueden o no saben... pero si se encuentra uno bueno.... no me mueve nadie...

Y a todo esto, los de la radio me comentan que quizás este mismo viernes salga en antena...

Saludos
Antonio

Necio Hutopo dijo...

La ignorancia no puede equiparase con la felcidad, gata... Solamente no sabes que tan jodido estás...

Zapateiro dijo...

Qué facilidad tienes para sacarle la buena cara a todo. Yo me habría puesto hecha un ogro y habría acabado en otro bar tapeando o mandando al tío a freir monos. ¿No le dejarías propina encima, no?

Me pongo a pensar en lo que debe ser tragarse un litro de té y me está entrando un empancinamiento..., jajajaja.

PEDRO DELGADO dijo...

Hasta los "desastres" parecen divertidos cuando tú los cuentas.
Tu "aventura" me ha recordado un chiste y no me resisto a contarlo:

"Un señor pide un café en un bar y el camarero le trae una cerveza. Ante las protestas del cliente, el camarero se explica que ellos sirven lo que les da la gana, pues esa es la "originalidad" del establecimiento. No sé cuantas cosas pidió hasta que le trajeron el café. A la hora de pagar, se quita un botón de la gabardina y lo deja encima de la mesa.
--¡Eh oiga!-dice el camarero.
--Yo pago también como me da la gana ¿Vale?.
--No señor, si me parece bien; es que le sobran cinco duros.

El chiste es anterior al euro, je, je,..

Saludos flamencos

Amaya dijo...

CARTA A LA GATA ROMA:
Hola! Encantada de conocer un miembro más del Club de la Entropía..Creo que fué Einstein quien postuló la teoría de que todo el universo tiende al desorden porque es el desorden lo que libera energía, mientras que supone un gasto de dicha energía el mantener cualquier sistema organizado...Y debe ser cierto, porque en la libertad del caos me siento como en casa..Como festejo conocer gente del mismo parecer.Te he "captado" en la casa del vecino, y sabiendo que tenemos intereses comunes: el de hacer lo que nos dé la santa gana en contra de lo convencional y lo establecido, me pasaré con frecuencia a verte. Muchos besos y hasta la próxima
Tienes tu otra casa en:
www.amaya-detodocorazn.blogspot.com

Vegetable Man dijo...

parece que fue genial la noche. escelente blog por cierto

Sergio dijo...

Ahora a esperar a la próxima, próxima noche :)

Es que la libreta es pequeña, y estoy de pie, y ya se sabe, es difícil escribir... jajaja

¡Un abrazo gata!

La gata Roma dijo...

Mira Callejonero, ahí le diste, porque se me olvidó decir que al principio no empezó mal, que el tinto iba laaaaargo de tinto y cortito de limón, como a la menda le gusta. Pero eso fue porque no lo pedí, si lo llego a hacer lo mismo me trae un zumo de melocotón. Ser camarero es todo un arte, y claro, no todo el mundo es artista. Sobre la radio, me tienes en ascuas, a ver que pasa…
Hombre Mario, “ignorancia feliz” es un término acuñado, que no quiere decir que sea pleno, y mucho menos cierto.
Jajajaja Zapateiro, no sé si es cuestión de ser buena o tonta, pero sea lo que sea no lo soy tanto porque propina ni de coña… Imagino que me pilló un día relajado y me dio por reirme en vez de cabrearme. Lo del litro de té… no veas, apenas he tomado té desde ese día, era algo que no se acababa…

Pedro, lo que me he reido leyendo el chiste… habría pegado en aquel momento la verdad, si nos hubieran dejado todo lo que nos trajeron que estaba equivocado, habría sido una cena tremenda, y claro, lo del té habría sido el doble de tortuoso… Jo, esto te parecerá divertido, pero no te haces una idea de lo mal que cuento chistes.
¡Una carta! Que bueno, que de tiempo hace que no recibo una que no sea del banco, o de MoviStar… claro, como aquí no tengo buzón… Mil gracias Amaya, bienvenida, siéntete en casa. Luego me paso por la tuya. Espero que te guste el caos.
Vegetable man, bienvenido tú también, gracias por tu visita. Intenté devolvértela pero tu blog me dá un error raro, no me paran de salir ventanas de error y así no hay manera.
La verdad Sergio es que lo de la libretita tiene que ser complicado… Yo, como dice un amigo mío: siempre al otro lado de la barra.


Kisses nuevos y viejos.

Juanlu dijo...

Uff cuantas historias se pueden encontrar en lso bares, pubs, discos... para escribir mil libros.
Un saludo gata.

Glory dijo...

lo q ue se descubre en los bares es indescriptible. O incluso a la gente que una se encuentra en los restaurantes y bares... '¡¡¡ Cuantas anecdotas !!!

Besos

El vecino del 4º dijo...

shiiiiiiiiiiii...gata?...te contaré primero dos cosas y después un secreto...primero me encanta el té...voy probando de todas las mezclas...me gusta un pelín dulzón, segundo yo también fuí, en su día, camarero (jejejejjeeee).... y ahora el secreto...esas confusiones son fingidas...a veces la gente no sabe de qué hablar es una manera de que puedan contar algo (desde luego que a tí no te hace falta, siempre tienes algo que contarnos)...también facilita que la gente se relacine más intermesas y tal...jejejejjejejje...bueno igual no es un secreto no se...

besos gata
tú en el tejado yo en la luna
tú en la luna yo en el tejado
tu vecino del 4º

Maria Muffin dijo...

Jajajajaj, me estaba acordando del día en que el señor de la blanca miranda se puso a cuestionar el look de una pobre barbye gratuita de un menu de mc donals, el día que cuentes esa historia me muero, detalla lo de la rata sin pelito, jajajjaja.

Muchos besos

P.d. Después de tanto té ¿pudiste dormir?

Anónimo dijo...

No me han renovado el contrato, que me han tirao a la calle vamos, gracias por la publicidad.


El camarero

La gata Roma dijo...

Buenos días por la mañana. Hoy si que parecen buenos porque, amiguitos y amiguitas, en la capital hispalense nos hemos levantado con un nublado que… ¿lloverá? Cruzo los dedos…

Cierto eso Juanlu, por eso viene bien esta etiqueta a lo Celtas Cortos.
Glory, te digo lo que a Juanlu; además, sin bares y sus personajes nos habríamos perdido mas de una canción que ni se habría escrito.
Vecino, a mi también, y también voy probando de todo tipo, aunque por ejemplo tengo fidelidad al té rojo pero lo suelo reservar para tomarlo en casa… Si es cierto que yo lo prefiero algo amargo pero bueno, ya te digo, los voy probando todos. Sobre la técnica para crear cohesión, me parece interesante pero me da que este no pretendía eso, jajajaja; aunque lo tuyo es increíble, habría que verte…
Muffin, no sé si algún día contaré aquello; mas que nada porque lo interesante es la moraleja: no bebáis vino en Morales, en Agosto, “con toa la caló” y el estómago vacío… Dicho esto, casi es un resumen, jejeje. Y tú ya sabes como “duermo” yo, con té y sin él, así que no me causó mucho problema, mantenía mi insomnio normal.
Querido camarero anónimo, que alegría que me encontraras, y casi me alegra la noticia. Mira el lado positivo, tienes la oportunidad de buscar otro trabajo, mas acorde... ¡si a ti aquello no te gustaba! Espero que tengas suerte.


En fin, que cosas… A ver como sigue el día…

Kisses miles

el aguaó dijo...

Estoy con nuestra querida Gata... no te convenía amigo.

Y ¡qué facilidad para encontrar a una gata anónima dentro de la Teoría del Caos!

Dama dijo...

Pues a ese bar sólome falta ir con mi padre, que es el juez de los camareros...
Hay un bar en Sanlúcar, que siempre está hasta la bola para desayunar, y cuando llegas ya está el camarero, con su trapito limpiando la mesa y acto seguido, los cafés y las tostás, sin esperar, con la camisa muy limpia, la tiza en la oreja y la medallona de la virgen del Rocio de oro.
Es increible, en quince minutos estás fuera y desayunado.
Ahora, también me ocurrió algo parecido a lo tuyo el viernes pasado, estabamos en un bar, los cuatro pedimos tres tapas que trajeron equivocadas, me pusieron aceitunas, (imperdonable) y una cerveza, pedí nestea (es lo que bebo) y me trajeron coca cola.
Y lleva abierto dos meses...
Iba con mi padre, imagínate la sentencia.

El Rincón de Sevilla dijo...

Hola gata, ay que ver lo que pasa, a mi igual cuando he ido a cenar a algun sitio y o se equivocan o tardan un siglo, siempre digo con la gente que hay siempre me tiene que tocar a mi jaja. Y no quiero pensar lo que arian los fiesteros, liandola seguro jaja.

Bueno por lo menos te quedaste contenta con el té.

Besos

SoL LuNaR dijo...

luz

El Jardinero del Kaos dijo...

ESTIMADA GATA, GRACIAS POR PASARTE POR MI BLOG...
LO DEL MONO CON NAVAJAS Y MAQUINA DE ESCRIBIR ES UNA CONJUNCION AZAROSA. HAY UN DICHO POR AQUI QUE REZA: "MAS PELIGROSO QUE MONO CON NAVAJAS"
Y LO DE LA MAQUINA DE ESCRIBIR ES UN HALAGO DE UN COLEGA: "TU ESCRIBIENDO ERES MAS PELIGROSO QUE UN MONO CON TECLADOS"

EN CUANTO A LOS JINETES...ESTAMOS EN EL SIGLO XXI,¿PARA QUE MONTAR EQUINOS SI HARLEY DAVIDSON FABRICA UNAS MOTOCICLETAS DE POCA MADRE?

BESOS!!!
NOS LEEMOS!!!

Antonio dijo...

Yo trabajé de camarero en un bar de categoría (con enchufe de un familiar) cuando contaba apenas diecisiete años.
Eran tiempos negros, con los franquistas agarrados al poder como lapas.
Le debo a aquella etapa llevar hoy indefectiblemente mi botellita de agua en el bolsillo, y pasar por las puertas de bares, cafeterías y restaurantes mirando a otra parte. Muy saludable para el bolsillo y para el estómago, amiga Gata Roma, y también para controlar peso.
Los camareros que me conocen me llaman "El Desaparecido", ja ja. Cuando invito a alguien lo llevo a cualquier banco cerquita de un Supercor, y cuando me invitan a mí alego que con el bigote no puedo comer en público (un bigote poblado da mucho prestigio: nadie te invita a comer, por miedo a que des el espectáculo).

Abrazos.

La gata Roma dijo...

Aquí estoy, he estado un poco perdida, como todos en estos días… Pero mas vale tarde que nunca; lo de actualizar ya se irá viendo.
Pues si Aguaó, lo mismo nos escribe contándonos como le va en su nuevo trabajo y todo.
Lo mismo a tu padre lo tendríamos que llevar a sitios así Dama, por aquello tan europeo del control de calidad. Por cierto, a mi tampoco me gustan nada las aceitunas; anoche me las pusieron. Lo mejor es que a la amiga que venía conmigo tampoco le gustan, quedaríamos como dos desagradecidas o algo…
Tranquilo Rincón de Sevilla, si estás en el mismo bar que yo, me pasará todo a mi… Los fiesteros quien sabe dónde acabarían…
Jardinero, es que me parecía haberlo oido en algún sitio. Lo de los caballos… tendré en la mente una visión mas romántica del tema, jajaja; veremos en que queda.
Antonio, imagino que acabarías “mu jarto” o algo, jajaja

Kisses

mariapahn dijo...

jajaaja...genial genial...
P.d: ¿cómo me bajo los programas de radio? no tengo ni ideita...ufffff

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...