domingo, 9 de marzo de 2008

Fin de semana de una costumbrista desacostumbrada



El fin de semana se presentaba bien; liberador, como hace tiempo que no lo hacía. Desatada de trabajos, fotocopias y exámenes, me las prometía bien. Podría contar el viernes, pero se resume fácilmente en cerveza al medio día, peluquería, fiesta de cumpleaños, ron en cantidad y noche algo subreal, como tantas veces…
El sábado, mi resaca y yo nos levantamos pronto para ir a ver la exposición del Greco. Es muy recomendable y a mí me acercó a un pintor que no conocía demasiado. Tras ello, visita fugaz en el museo a mi querida sala VI y aledañas… Por cierto, como hacía mucho que no iba al museo no recordaba el daño que la mala iluminación de las salas hace a quien quiere disfrutar de la pintura, habría que cuidar eso, pero si es cierto que la exposición de Doménikos Theotokópoulos está muy cuidada en ese sentido.
Salí de allí y tras desayunar comenzó un recorrido costumbrista para sevillanos jartibles. Comencé visitando a La Canina, por cercanía y porque uno de mis días favoritos es el Sábado Santo, con todo lo que eso conlleva. De ahí, visita al Silencio, siempre que entro miro con algo de rencor a San Judas Tadeo, a quien los estudiantes inundan de velas. Yo un año se la puse y repetí curso, pero bueno, muchos factores entraron en esa otra historia. Tras salir de allí, peregrinación por una calle llena de jartibles camino de la Anunciación. Salí del Valle, camino de San Pedro, pero mi gozo en un pozo; estaba cerrado. Entré por Doña María Coronel, y empecé a recordar cuantas mañanas había pasado por ahí camino del colegio… Más de ocho años de mi vida, y más de ocho años oliendo cada mañana los bollitos que hacen las monjas del Convento de Santa Inés. Casi sin pensarlo, estaba delante del torno. Pensaba que no quedarían bollitos, pero sí que había, y pestiños… A modo de apunte, me hizo mucha gracia que en toda aquella escena tan añeja, con el torno y la monjita al otro lado, se filtrase a través de la madera el sonido de la caja registradora, renovarse o morir supongo. Nada más salir, tras pensarlo una micra de segundo mi madre y yo decidimos abrirlos. Fuimos comiendo bollitos calle arriba, con azahar de fondo, buscando La Mortaja. Cerrada… supongo que 18 ciriales son muchos ciriales para limpiar. Cerca de allí, volví a encontrarme con esa niña de colegio que vestía una falda de cuadros que llegó a odiar… Esa que cambió de colegio, y esperaba a su madre en San Román todos los días. Había visto esa iglesia en obras, y nunca la había visto terminada hasta ayer. De allí, a La Amargura, rememorando una vez más a esa niña algo más pequeña, que merendaba en la Plaza de San Juan de la Palma los pastelitos de chocolate, esos que venían en papel dorado, y que mi madre compraba en una tienda pequeña, entre el colegio y la plaza. Entrando en la iglesia, violines lloraban amarguras, y el incienso dulcísimo se colaba por todas partes. De allí, casi con pena, partí a la Feria. Cerveza en Vizcaíno, y reencuentro con el cirial más guapo de la Virgen de los Desamparados, que traía su alba en una bolsa, con unas nuevas hebillas, le va a costar encontrar manoletinas de su número pero bueno… De allí a un sitio que más que un bar, es un spá… Hablo de la popularmente llamada taberna del mudo. El dueño es sordo, y tal vez por eso allí no hay el jaleo que hay en otros bares. Es curioso como allí tomando un vino, me surgió la idea para el último trabajo de PB que hay que hacer en vacaciones. Después de aquello rematamos en Jeromo, porque el día lo merecía. Cuando llegué a casa me di cuenta de que estaba muerta, por lo poquísimo dormido en estos días.
Llegó el domingo, llegaron las elecciones, llegó el recuerdo a esa figura que conocí por casualidad, y que luego investigué en aquellos libros de Nicolás Salas. Salvador Dorado, el penitente. Penitente en realidad nunca fue, no así como republicano, que lo era hasta la médula, y salvó al Cachorro de ser quemado, pero claro, tras ello huyó con la milicia a Extremadura, a hacer una resistencia que no resistió, fue encarcelado, fue torturado, se casó de nuevo, ya que su matrimonio civil había sido anulado… pero que triste que todo eso haya sido sesgado por una frase a medias, en un pregón para mi gusto demasiado politizado, más aún tratándose de un día de elecciones; y habría sido menester que las opiniones del pregonero sobre el matrimonio entre homosexuales, el laicismo de la educación y demás cuestiones que a él le preocupan, las hubiera reservado para su columna, la que publica en un periódico que comparte su ideología, y por la cual le pagan, pero bueno, sólo son criterios y para gustos colores.

22 comentarios:

Dama de sevillano nombre dijo...

Querida gata, tus recuerdos infantiles son una delicia, los he revivido contigo sin haberlos vivido de la misma manera.
En cuanto al pregón, te voy a decir una cosa, esperaba más, y ocurrió algo que no pensé que ocurriría, cuando empezó a politizarlo, apagué el radio.
Una pena.

El callejón de los negros dijo...

Sevilla soñó un pregón que no llegó nunca. Buscó el aplauso fácil entre un público afin. Lo mejor, el pasaje de los hospitales, me agarró fuerte. Lo peor, se le olvidó pregonar a Sevilla y lo hizo para los asistentes al mitín. No entra en el top ten de pregones. Lo mejor ya lo había escrito antes, sus dos artículos.

Saludos
Antonio

H. dijo...

Qué forma más hermosa de escribir una ciudad y eso que la semana santa no es algo que me guste mucho. NO sé si conoces Ocnos de Luis Cernuda, pero si no es así, deberías leerlo. Te encantará, seguro: no he encontrado descripciones más bellas de mi ciudad. Cada vez que paseo por la ciudad, me vienen imágenes del libro. En fin, disfruta de todo y besitos.

Sergion dijo...

Los fines de semana liberadores son los mejores. A mi ahora me viene pocos durante unos meses (al volver a estudiar mientras trabajo), pero por ahora tengo ilusión.

Me alegro que disfrutaras del fin de semana. Que vengan más como ese. ¡Besos y abrazos!

mariapan dijo...

¡por favor,Mercedicas! ¡cómo puedes expresarte tan bien!cuando te leo me cuelo sin querer y sin darme cuenta dentro de tus renglones y acabo paseando por donde tú paseas (aunque no haya estado nunca en esos sitios), acabo yendo de cervezas con tu madre y mirando "El entierro del Conde Orgaz" con fascinación...¡eres mi ídola!jejeje
besitos lindura

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Aquí escuchando "Pasan los..." de López Farfán te digo:

"Shiquilla, te has salido del pellejo".

He dicho, Garmendia dixit, ese sí que era grande.

*LaDy SiSiaK* dijo...

jajajja jajajja serías una buena guía turísca nena, no cabe duda...

Grandioso.

La gata Roma dijo...

Muchas gracias Dama, me alegro de que pasearas conmigo; y en cuanto al pregón, por lo leido creo que me quedo con el tuyo.
Antonio, eres tan certero y piensas tan parecido a mí que ni toco lo que dices, por no estropearlo…
Gracias H, no lo conocía pero me lo apunto.
Pues si Sergion, espero que dure aunque dentro de poco a mi creo que también me vendrán pocos pero mientras puedo cargo pilas.
María, es lo que tenemos los pedantes, jejeje bromita. A ver si paseas un día conmigo de verdad, y lo siento pero ese cuadro no estaba... No seas tonta, que hay muchos ídolos grandes por ahí.

Gracias Csrce, y me encanta que compartas mi gusto por las marchas de toda la vida.
Pues nada Lady, si vienes ya sabes, además que yo hago paraditas en bares, como a ti te gusta, jejeje

Kisses

El vecino del 4º dijo...

hermosa estampa y costumbrista pero actualizada. Hermoso el ir al pasado y tener los pies en este delicado presente...Dentro de tu eterno caos querida Gata sabes muy bien ordenarlo todo...

besos de besos

tu vecino del 4º

el aguaó dijo...

La verdad es que, si me lo permites querida Gata, es una de las mejores entradas que te he leído. Sencillamente genial. Te has superado.

La exposición del Greco es una cita que no se debe dejar pasar. Contemplar el Apostolado en su totalidad es una delicia, o disfrutar con la Sagrada Familia. Pero aún mejor es perderse en las Lágrimas de San Pedro, bajo mi humilde punto de vista, uno de los mejores cuadros de la exposición. Una exposición, como has dicho, muy bien montada. Con mucho gusto y sentido.

Lo de la mala iluminación, querida amiga, es una asignatura pendiente.

En cuanto a tu recorrido ha sido exquisito. Me ha encantado. He podido saborear los bollitos mientras te leía. He podido embriagarme del perfume de azahar de Doña María Coronel (bajo mi punto de vista, uno de los mejores lugares de Sevilla para oler el azahar). Y he tapeado contigo en esos rincones que tiene Sevilla exornados con barras de bar.

En cuanto al pregón, a mi me gustó. Tienes razón en el aspecto político. De hecho estoy de acuerdo con el amigo Antonio en su comentario, porque lo que más me gustó fue ese recuerdo a las personas que están en los hospitales y no pueden disfrutar de la Semana Santa. Estuvo politizado. Y ahí llevas toda la razón. Y quizás ese haya sido el fallo más gordo. Dejarse llevar por la política, cuando en un pregón se debe anunciar la alegría y gozo que esta por venir.

Un fuerte beso amiga.

Moris dijo...

Que sepas Gata que he estado, a raiz de tu entrada, a la vera tuya y de tu madre andando y desandando ese itinerario tan cofrade y tan sevillano. Ahora, eso sí, a mi no me habeis dejado ni pestiños ni bollitos. Pero, ¿hay pestiños en Santa Ines? Si al principio de la Cuaresma fui en no rezaba en la lista?

En cuanto al pregón, en lineas generales me gustó. Quizá porque no acostumbro a leer el ABC y me sorprendieron esos recuadros ya publicados. Creo que la dicción fue muy buena, aunque se trabara en la perfección del palio juanmanuelino. Y sí, creo que no debió hablar de politica aunque aquí ya queda la libertad de expresión.

Saludos.....extensibles a Mer

herodes de la betica dijo...

Es la primera vez que entreo en tu blog, y me ha sorprendido gratamente. Yo también he visitado la colección de EL Greco y coincido en la iluminación.Del recorrido no digo más de lo que ya he visto en los comentarios. Respecto al pregón... a mí, me encantó. Si he de reconocer que ya tenía partes hechas (las manos del Gran Poder o el farol de cruz fde guía), y respecto al politiqueo, se está convirtiendo en algo bastante común estos últimos años.
Lo dicho, le espero a usted en mi blog, y me tomo la licencia de unirle, si le parece bien, a mi grupo de amigos.

Un cordial saludo

Híspalis dijo...

Me alegra saber que has pasado muy cerquita de mi casa. Seguro que en más de una ocasión habremos cruzado nuestras miradas en esa San Román mientras esperabas a tu madre.

En cuanto al pregón, quizás esperaba más, pero a mi me gustó. Y sí, sobro ciertos comentarios. Me quedo sin duda con el pasaje del hospital...

Un beso Gata Roma.

Moe de Triana dijo...

Miarma mú buenas tardes, me había asomado por tu bló en alguna que otra ocasión, pero hoy es la primera vez que escribo en el.

¡¡Precioso ese paseo que describes miarma!!

Acerca del pregón, decir que a mí me gustó, tuvo pasajes verdaderamente preciosos, sobre todo el que habla de esa Semana Santa en los hospitales, y esa parte en la que se le cuenta al guachisnai, porque aquí no nos entristece la Semana de Pasión.

Del Greco no puedo decirte ná, porque lo úníco que se de el es que es pintor, asín que a vé si lo llamo pa que le una manita al zócalo de la tasca, que buena falta le hace.

¡¡Un saludasso!!

Pedro dijo...

Qué bonito tener recuerdos tan entrañables y poder contarlos. Para mí es una gozada escucharte (porque parece que te estoy oyendo), haces que me traslade a tu mundo.
Besos.

Ludwig Constantine dijo...

Un día bien aprovechado. Esta época del año es en la que uno se alegra de vivir en Sevilla (ya vendrá luego el verano a hacer que nos arrepintamos), aunque ya sabrás que a mi la Semana Santa no me entusiasma.

En cuanto al pregón, yo lo leí en su página web (aunque no entero, lo reconozco) y coincido con Antonio, sobre todo en lo del aplauso fácil.

aiNOha dijo...

Como me gusta leer tus recuerdos guapisima, lo escribes tan bien.. Tienes cositas preciosas que contar.

Con respecto a lo de los niños de San Pelayo, van con unas ganitas querida gata..entonces iras a verlos? yo los veo pasar desde mi ventana como ya dije, es como un ritual ya, me pongo hacer torrijas mientras los veo pasar...cada año, cada viernes de dolores.

Un besito mu grande ^^

gazpacho con arepa dijo...

Hola Gata, como el Moe de Triana, había entrado alguna que otra vez pero es la primera vez que escribo. Vaya pedazo de entrada, hija.
Estoy de acuerdo contigo acerca del Pregón.
Un beso

La gata Roma dijo...

Juas, no sé como ha sido pero se me ha acomulado el trabajo, unido a algunas visitas nuevas que me han alegrado mucho así que vamos al lío:


Vecino, gracias siempre por lo que dices, y si, llevas algo de razón, un poquito de orden en el caos hay.
Aguaó, de verdad que no es para tanto… esta entrada la escribí en diez minutos con una mezcla de resaca y sueño, no es nada espectacular, cuestión de suerte quizás, pero no hay mérito en contar lo que te pasa… Además, me sentiré mal cuando vuelva a escribir algo mediocre… Totalmente de acuerdo en lo de la exposición, y eso que yo no era muy manierista, pero está tan bien cuidada… el Greco me ganó; y la libretita, que todo hay que decirlo, jejeje Con el pregón, pues bueno, ya está hecho y dicho con sus más y sus menos.
Moris, si que hay pestiños, pero no están en la lista como tu bien dices, había un cartel diferente que decía “Ya hay pestiños” y el precio no estaba, lo tienes que preguntar a la monjita; y por cierto, ayer aún merendé bollitos, duran bastante y están igual de buenos, así que para ti aún quedan jejeje… Yo tampoco leo el ABC, por eso me ha chocado un poco que los fragmentos que me gustaron resultaron no ser ninguna novedad, pero bueno… Sobre la dicción, fue mucho mejor de lo que esperaba, y no seré yo quien cuarte la libertad de expresión de nadie, pero hay una fina línea que suele estar determinada por el buen gusto…
Herodes, muchas gracias por tu visita, y es un honor que me enlaces. Si te soy sincera a mí Antonio Burgos hace mucho que no me gusta, por muchas cuestiones, pero lo cortés no quita lo valiente, y me deshice de todos los prejuicios que pude para escucharle… Por otra parte, todos los años hay muchos a quien les gusta el pregón y muchos a los que no, nada nuevo bajo el sol.
Bueno Híspalis, hace muchos años ya que no espero allí a mi madre, pero estoy segura de que nos hemos cruzado alguna que otra vez. Espero que tú, señora Híspalis y la futura Hispalita estéis bien.
Moe, un gusto que te pases por aquí, anoche llegué a la tasca algo tarde; es que los gatos vivimos a horas muy raras a veces… Como el Greco te pinte la tasca va a quedar aquello canela…

Muchas gracias Pedro; tengo amigos que dicen que es parecido el como escribo al como hablo, pero no estoy muy segura…
Ludwig, si que había oido algo de que no te gustaba mucho, en fin, lo siento por aquello de que estamos aquí un montón de jartibles, pero independientemente de eso, esta época es increíble; si se me diera bien pintar…
Muchas gracias Ainoa, y lo de San Pelayo, ya te digo, hasta ayer no lo conocía mucho pero voy a intentar ir el viernes con unas compañeras de clase porque vimos tanta ilusión en aquello, que sólo por eso merece la pena. Y que bonito eso de estar haciendo torrijas a la vez…
Muchas gracias Gazpacho, este es tu tejado, y el pregón al final ha resultado contentar a todo el mundo, a quien le gusta Burgos lo disfrutó y a quien no le gusta le reafirmó. De todas formas, al señor Burgos no le han gustado mucho las críticas, y se ha desquitado según creo; en fin, estas cosas no son para tanto pero bueno; queda tan poco para la Semana Santa que es lo verdaderamente importante…
Bueno, lodicho, gracias a todos los caóticos nuevos y espero que estas primeras visitas no sean las últimas, a los de siempre, pues eso, lo de siempre…

Un abrazo a todos

H. dijo...

Perdona, preciosa, pero el Jazz corner es ese bar que está en la esquina de la Alameda. Me encanta. Y nada, espero que pronto veas a ese alguien que te gustaría. Besitos.

H. dijo...

Perdóname, era una pregunta. El Jazz Corner es el bar que está en la Alameda, ¿no? A mí me toca visitar Roma en mayo y espero disfrutarla. Besitos.

América dijo...

Vamos, que hay que sacar tiempo y ser consecuente con las cosas que decimos,empiezo a recorrer tus entradas pasadas,esta me encanto así como las que pertenecen a esta etiqueta,yo no me equivoque cuando quede prendida de tu blog...........

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...