sábado, 15 de marzo de 2008

Lo que llega... lo que se va...


Al final era cierto aquello de que era dulcísimo esperarla… Yo me habría parado ahí, pero por otro lado, es increíble lo que llega. La cosa empezó bien; yo siempre había dedicado el Viernes de Dolores a otras cuestiones cofrades, pero este año vi la de mi barrio. Lo más destacable, me sorprendió como anda el palio, mucho mejor que algunos que hacen Carrera Oficial. Después buena noche con buen vino en casa de un buen amigo, cofrade y blogero; con él, su mujer y todos los que estábamos en aquella casa compartimos tertulia y torrijas.
Al final, las cosas se tornan diferentes a como una las planea, y no he podido ir a Torreblanca, espero que Santizo y Carmen me perdonen.
Mañana es Domingo de Ramos, y ya se sabe, a quien no estrena, le cortan las manos. Eso este año no me va a pasar, porque casi todo es nuevo. Entre otras cosas, estreno zapatos de charol, como hice hace casi 19 años. En aquella ocasión me quedé dormida en brazos de mi padre, hipnotizada por el paso de los blancos nazarenos de La Paz. Fue tan profundo mi sueño, que perdí un zapato. Ahora ya tengo una edad en la que espero no estar en tan lamentables condiciones como para que me tengan que llevar en brazos, y volver a casa hecha una Cenicienta… El día empieza pronto, palmas, cerveza con el ilustre bordador y cía, después, La Paz con el cofrade más atípico, ese que tiene más cultura cofrade que muchos capillitas de los que llevan traje y patillas. Me despediré de él hasta el Jueves, es una pena que el trabajo te aleje de esto, pero la vida es así. También este año un penitente de Jesús Despojado hará una penitencia particular durante toda la semana. Alguno llegará del AVE corriendo a la Avenida, para no seguir perdiéndose ese día. No sólo mañana se estrena, y si no, sólo hay que preguntarle a Esther, que hará por primera vez Estación a la Catedral con su hermandad del Polígono. Debe ser algo tan emocionante, tanto, que al recordar emociones ya estoy viendo una ojiva, escuchando una marcha, leyes absurdas de física, matemáticas, que no alcanzan a explicar porque yo cada año me tengo que tragar esas lágrimas… Mi barrio, en el que no habito y es tan mío, con el olor a azahar en Pilatos, con mis manigueteros de Cristo, con ese cirial del palio, con esa Cuesta del Bacalao, ese día azul como no hay otro en el año… Y llegará el Miércoles, y algunos hablarán mientras otros recordamos en El Café de Indias, y sentiré que queda mucho aún, pero a mí se me ha ido ya un poquito de aquello que tanto esperé. Se me vendrá encima un Jueves Santo más, otro sin mantilla ¿por qué? Estigmas de la soltería, ya que quien debe pedirle ese regalo para mí al rey Melchor considera que no se puede ir de mantilla sin novio; espero que se deshaga de este pensamiento, y que el año que viene pueda lucir una. La calle Feria será un hervidero, y espero que el Fiscal del Cristo que ora en un huerto de olivos salga invicto de su particular maldición. Pasión y Virgen del Valle a últimas horas, me parece que se está acabando, pero no lo quiero pensar. Un personaje salido de un velazquiano lienzo viste ruan en esta noche, esta noche fría, única, en la que todos compartimos mantitas, cafés, esperas… Ese mismo ruán lo viste un amigo, hermano y vecino, que anoche me lo enseñó colgado, como quien te enseña los zapatos del cinco de enero que espera recoger llenos de caramelos. El muñidor aparecerá, fascinándome como cuando era una niña, y a lo lejos, el recuerdo de 18 teas, que anuncian un entierro. Es sábado, es mi día favorito, tal vez porque es algo negro, como yo misma, tal vez porque tengo la esperanza de que el tiempo se pare ahí, con los tambores Servitas, con la soledad del anuncio de la derrota de la muerte, sudario negro, sudario blanco… Pero el día continúa, la Soledad, que nombre tan bien puesto, siento que todo se va, un año más, igual que el año pasado, como pasará el año que viene… La seguiré hasta su plaza, y la esperaré junto al maestro Juan de Mesa. Al llegar ella, el silencio será inmenso, y una saeta lo quebrará, y con mis respetos a todos los saeteros, estará el Sacri, que desde un banco siempre canta la que él sabe que es mi favorita, y contendré mis lágrimas con eso de “azucena blanca, hermoso broche de oro de nuestra Semana Santa” Cruzará ese umbral, todos corren a tocar la puerta, y yo estoy quieta, mi madre me coge del brazo, me saca del ensimismamiento, me repongo. Es casi como un milagro, vuelve a sonar Virgen de los Reyes, está en la calle la Aurora del nuevo día, tantos años madrugando para verla, para creer que no todo acaba, y que algunos milagros podrían tener cabida…
Esto es un esbozo, un borrador, algo muy superficial de todo lo que me espera. Se me olvidaba hablar de las saetas de Rafael, mi rubia Mari-pava que está descubriéndolo todo, el abrazo con Marta, compañera de Estación en aquellos años que se me antojan muy lejos, Kike, que no falta, el artista multidisciplinar que anda a caballo entre La Estrella y Santa Marta, mi “primo” Alex, incondicional en la Madrugá, María y Coko, que espero nos acompañen, Santizo, el hombre de la caña, mi reencuentro desde lejos con el músico más guapo de la Banda del Sol, todos esos cafés, las cervecitas, el incienso, la radio, las miradas al cielo con tintes de plegaria; querría ver El Cachorro, querría vivir un Viernes Santo completo… El silencio de la Plaza de San Pedro lo romperá Tejera, un pelícano ha picado su pecho, niños como Ignacio acompañan a un Cristo en un pollino, la Piedad, la Virgen de los Ángeles, Amargura, siempre y eterna…
Deseo que todos los que hacéis Estación de Penitencia tengáis una buena estación, deseo que viváis como viváis esta semana, ya sea así o en la playa, tengáis Salud y Buen Viaje.

20 comentarios:

Pedro dijo...

Describes la Semana Santa sevillana que parece que la estoy viviendo. Este año estaré cerca: en el Castillo de la Guarda, con parte de mi familia.
Gracias por el enlace; haré lo propio contigo, aunque hace tiempo que te tengo en la carpeta de favoritos.
Besos.

Sergion dijo...

Yo también espero que puedas disfrutar de la Semana Santa, tanto como sabes, que seguro que es mucho. ¡Besos y abrazos!

Dama de sevillano nombre dijo...

Que disfrutes.
Un beso.

mariapan dijo...

¡por favor! ¿y ahora qué hago yo con estos pelos de los brazos que parecen lijas?Eres poeta,pero bueno, eso ya lo sabes: un don más en tu larga lista de dones...
¡disfruta y vive! tengo la sensación certera de que la vida se te multiplica estos días...
Besitos guapa

La gata Roma dijo...

Muchas gracias Pedro, y espero que lo pases bien por aquí con tu familia, de momento no te está haciendo mal tiempo.
En eso ando Sergion, disfrutando y a este ritmo necesitaré unas vacaciones para descansar de mis vacaciones, pero me encanta.
Gracias Dama, yo deseo que lo estés pasando lo mejor posible dentro de lo dificil que esta´siendo esta semana para tí.
María tú eres más poeta que yo, prefiero dejártelo a tí, la prosa es mas mía; y lo de mi lista de dones, bueno... Por otro lado, de haber visto y vivido hoy lo que yo tu sensación habría sido ya increible; estoy tan muerta que no alcanzo a contar más...
Un besazo a todos y siento si no paso mucho por vuestros blogs, intentaré ir haciéndolo si el tiempo y el cansancio me dejan.

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Me ha encantado este post. Lo que más que te hayas acordado de mí. Cosas del ego.

Me ha hecho cierta gracia lo de la mantilla. Me explico, tenía una amiga que se llevó años buscando a un hombre que le regalase flores, hasta que lo encontró.

Lo mismo tú encuentras a un hombre que te regale esa mantilla. Y encima puedes salir con él. De ilusines también se vive...

Sigo con mi penitencia, pero desde el Lunes, ya fue todo menos penitencia. Y es que los hay que nos conformamos con muy poquito.

sevilla calling dijo...

me enseñó h. este blog el otro día sabiendo que me iba a gustar... y no se equivocaba. Creo que he visto reflejada parte de mi semana santa en tu escrito, me ha hecho recordar otras tantas vivencias que tenemos cada sevillano de esta fiesta... Y ahora que empieza a llover en mi calle (por cierto, la de tu casa de hermandad) estoy pensando muchas de las cosas que hoy me van a faltar de esos recuerdos que me has traido, porque aunque ya no salga en San Bernardo, es para mí como si lo hiciera cada año. Viendo lo que se avecina, creo que me iré a ese barrio para ver a la Virgen que primera me cautivó a mi llegada a Sevilla. Menos mal que lo que llevo visto ha suplido por casi el año de espera y todavía miro hacia mi derecha y puedo ver túnica de la madre y maestra esperando a que cuando termine de pasar la hermandad de los negros de Sevilla cerca de mi casa, vestirla y, silenciosamente, caminar hacia San Antonio Abad.
Un saludo y que sigas (-mos) disfrutando lo que queda de semana.

Manolo Navarro dijo...

Increible pero cierto lo que acabo de leer; impresionante, magistral, cálido, profundo, hermosamente personal, profundamente tierno. Tanto que has conseguido dejarme sin palabras con ligeros brillos en mis ojos.

No te conozco gata ¿o quizás sí? pero sin duda alguna eres de las pocas personas que nacen con una marca; la marca de la sencillez compleja, la señal de la virtud humana, la huella de lo que no todos podemos presumir... tierna sencillez.

No cambies nunca pequeña y sigue perfumando tu blog con esa humildad, tan hermosa que llega hasta doler.

Gracias por tus deseos de buena penitencia; guarda esa estampa de la Virgen de la Estrella en la manera que tú decidas... pero guárdala... quien sabe si dentro de unos años te traerá nostalgias de tu juventud.

Un beso gata.

Manolo Navarro
fotógrafo

el aguaó dijo...

Queridísima amiga. Me has emocionado. Muchísimas gracias por acordarte de mí. Gracias por tenerme presente. Te buscaré en la noche, cuando un cinturón de esparto me ciña los riñones, y un antifaz de ruán negro me deje libre los ojos para poder verte.

Muchísimas gracias amiga. Ayer, como no podía ser de otra manera, me acordé de ti, y venía a tu casa a decírtelo. Enhorabuena. Jornada esplendorosa.

Un fortísimo beso.

P.D. En esa noche especial, cuando La Soledad cierra las puertas de nuestra Semana Santa en San Lorenzo, una mujer, al igual que el Sacri, le cantará a esa Dulce Niña de mejillas sonrosadas. Yo estaré junto a ella, y cuando termine volveré susurrarle al oído: enhorabuena y gracias mamá. Un nuevo beso queridísima Gata.

Dama de sevillano nombre dijo...

Una cosilla, yo acostumbro a vestir de mantilla, y tengo brazo donde agarrarme, pero no le gusta ir de mantillo.
Este año iba a ir sola, con mi prima y una amiga, las tres de mantilla, porque estaba harta de querer salir y no hacerlo porque a mi "brazo" no le apetecía.
Si quieres, el año que viene, sólo tienes que decírmelo, porque este año no va a poder ser.

Jesús Mtz dijo...

Espero la puedas pasar bien en esta semana santa, aunque somos de paises diferentes creo que la semana santa son iguales o similares, creo yo desde el punto de vista si ambos somos catolicos.
Un saludo y un abrazo, estoy leyendote un poco mas seguido.

El callejón de los negros dijo...

En este día oscuro piensa uno más en lo que se está yendo que en lo que vendrá. ¡tonto! Antoñito si supieras lo que viene.. que mañana es Jueves Santo. Y no cabe más que esperar...

Saludos
Antonio

El callejón de los negros dijo...

Y un poco de esperanza para las tres últimas del día de hoy, miércoles santo.

Saludos

Antonio

La gata Roma dijo...

Nada Cabezota, en lo que pueda ayudaros a tu ego y a ti… Y lo de la mantilla ya te lo expliqué, acabaré comprándomela yo. No te creas que a mí me parece muy importante llevar un adorno en el brazo, esas cosas tienen importancia relativa… Un hombre me regaló dos veces flores, y me encantó, le quiero muchísimo y sólo es un amigo, uno de los buenos, pero un amigo, lo demás es convencionalismo social. Una pena lo de ayer, pero espero que lo del lunes te dure.
Sevilla calling, muy grande vivir allí, me alegro de que te gustase, y espero que tengas una buena Madrugá, ya que el día de ayer no pudo ser. Ya sabes donde tienes tu casa, pásate cuando quieras.
Manolo, muchísimas gracias por tus palabras, tal vez yo sólo intento torpemente con palabras conseguir lo que tú con una foto. En cuanto a tu estampa de la Estrella, desde que era muy joven tengo un pequeño albúm, con aquellas que son especiales para mí.
Aguaó, pues en la Avenida, pasando Filella, si miras a la derecha verás a mas de un blogero esperando al Señor de Sevilla. Para mí es un momento muy importante en esa noche, ya lo dijo mi madre en tu blog; Él era muy importante para mi abuela y Ella aún más; lo tengo muy presente. Sobre tu P.D. ¿qué te puedo decir? Tantas cosas me pasan por la mente, desde la emoción hasta la envidia sana, la habré escuchado tantas noches… y lo que es la vida…
Dama, muchas gracias por tu ofrecimiento, y te tomo la palabra porque tu solución me gusta más. No voy a llevar a nadie “obligado” y es que no es lógico tras tantos años de liberación de la mujer andar con estas cosas a estas alturas.
Gracias Jesús por tu visita, intento pasarlo lo mejor que el tiempo me permite; vuelve cuando quieras.
Antoñito, yo también esperé a las últimas, pero no pudo ser, mientras te escribo truena, pero me han dicho que tal vez sobre la una pare… Espero que así sea y el día no se quede como ayer. Espero que el Martes te fuera tan bien como a mí.
Un abrazo muy grande a todos.

Orleans dijo...

Nos acercas con tu narrativa a la semana de la Pasión con una intensidad absoluta.De la tradición haces un poema.Gracias.

*LaDy SiSiaK* dijo...

jajajjaja qué pasión leches!!! Ojalá yo pudiera emocionarme tanto con los KKK!!! jejeje

En el puente de mayo lo mismo bajo por tus lares, felina, (si el curro lo permite) así que ya me estás hacendo un breve hueco para tomarnus unas birris.

Muak Muak perra!!!

Félix Menkar dijo...

Gata:
Echando un vistazo a tu blog, he de decirte un par de cosas, tienes estilo relatando lo que te ha sucedido (no es el tipico blog confesional) y me han gustado mucho aparte del título (ha sido el faro que me ha traido a tu casa,que es un poquito cuántico), la descripción, estoy seguro que con el tiempo darás un paso más y sedimentaras en literatura. Un abrazo.
Félix Menkar.

Mordisquitos dijo...

No sé si digo una burrada muy grande, pero teniendo en cuenta que la lluvia en nuestras circunstancias es una bendiciòn del cielo escasa y necesaria ¿No deberían las cofradías buscar medios para poder salir en caso de precipitación?

Saludos.

La gata Roma dijo...

Orleáns, muchas gracias a ti; me pierdo tanto en mí y en contar cosas a mi manera que seguramente por el camino se pierden cosas, pero si logro acercar en algo…
Lady, es cuestión de hacer las cosas tuyas, eso es lo que emociona. Lo del KKK, en fin, una pena que nos copiaran, porque la Semana Santa ya existía. Sobre lo del puente, si bajas desde luego a las primeras invito yo.
Félix, muchísimas gracias por tu visita, me he pasado por tus blogs aunque aún no comenté. Me gusta tanto la literatura, le tengo tanto respeto que no creo que yo llegue a tanto, pero muchas gracias.
Mordisquitos, eso sería ideal, pero a mí la verdad no se me ocurre nada, porque claro, palios impermeables o cosas así son difíciles de imaginar…


Kisses

Manolo Navarro dijo...

Quédate atenta a mi blog, que te prometo hacerle pronto una dedicatortia al Pali.

Un beso gatita; sé feliz.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...